Martes 21.08.18 04:01
Ahora
Despejado
ST:6
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Miércoles
Despejado
19°/6° Despejado
Jueves
Despejado
25°/17° Despejado
Viernes
Tormenta
19°/8° Tormenta
Despejado
Max: 16°
Despejado
Min: 3°
Despejado
Probar Read

Miercoles, 18 de Julio de 2018 | 08:25Hs. | Política

El duro entrenamiento de Mauricio Macri

El Presidente intenta retomar la iniciativa de la comunicación política. Vidal ensaya medidas de contención social.


  • Imágenes [1]
  • El duro entrenamiento de Mauricio Macri
    El duro entrenamiento de Mauricio Macri
Mauricio Macri estuvo entrenando con Marcos Peña, el jefe de Gabinete, y Rogelio Frigerio, el ministro del Interior. No ocurrió en ningún gimnasio. Fue en la Casa Rosada. Los ministros lo pasearon por la agenda crítica que, con seguridad, aflorará en la rueda de prensa de este miércoles. No se trata de un ejercicio cualquiera de comunicación: el Presidente pretende convertir su próximo mensaje en el centro de gravedad para el Gobierno y Cambiemos. La crisis, según su juicio, habría provocado un desorden visible entre las palabras oficiales y las percepciones de la sociedad.

De hecho, su última intervención habría sido desairada por la realidad. El 16 de mayo Macri habló ante el periodismo en la residencia de Olivos. Consideró que las turbulencias financieras habían sido superadas. Ese día la cotización del dólar estuvo en $ 24.80. Este martes cerró a $ 28.16. La brecha demostraría que sus pronósticos se incumplieron. Tanto fue así que entre el 14 y el 16 de junio se produjeron los cambios más importantes en el elenco del poder.

Primero fue la renuncia de Federico Sturzenegger al Banco Central ante la imposibilidad de frenar la corrida cambiaria. Quedaron en el camino US$ 15 mil millones de las reservas. El sillón de la entidad fue ocupado por Luis Caputo, por entonces ministro de Finanzas. Nicolás Dujovne se quedó con dicha cartera y la de Hacienda. Acrecentó influencia en un Gabinete amesetado. Después llegaron los relevos del inmanejable Juan José Aranguren y de Francisco Cabrera. Entraron en esos lugares Javier Iguacel, a cargo de Energía, y Dante Sica, en el Ministerio de la Producción. Recién a comienzos de este mes renació cierta calma financiera. Consecuencia de las maniobras de Caputo con sus astronómicas tasas de interés.

Macri aspira a insertarse de nuevo en aquella escena con mayor previsibilidad, por dos razones. Cambiemos se inundó desde aquel 16 de mayo de opiniones internas. Muchas veces contrapuestas. Su idea apunta a consolidar una línea a futuro. La reaparición sonaría necesaria porque este viernes visitará la Argentina la titular del Fondo Monetario Internacional, la francesa Christine Lagarde. La mujer que, desde su papel político en el organismo, hizo mucho para la asistencia financiera de urgencia al Gobierno. Resta ahora que se cumplan sus exigencias.

Esas exigencias, precisamente, multiplicaron los debates. Dentro y fuera de la coalición oficial. Nadie, en ese universo, pone en duda la necesidad de cumplir con las metas fiscales pactadas. El enigma consiste en la fórmula que será utilizada. El radicalismo, por caso, insiste con la posibilidad de frenar la baja de las retenciones a la soja. Lo reiteró el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. Macri resiste porque no desea incumplir su palabra con el campo. Un sector clave para su carrera electoral. Tiene en la coyuntura un elemento a favor: la soja está casi en el piso de su cotización en los mercados internacionales. Los socios políticos retrucan con la otra cara de la moneda: el crecimiento que tuvo el valor de la moneda estadounidense. Bastante más del 50% en lo que va del año.

El ajuste global previsto (que rondará los US$ 9 mil millones) golpea además sobre la ingeniería más importante y sensible de Cambiemos. Se habla de Buenos Aires, sobre todo, y también de la Ciudad. María Eugenia Vidal prefiere conocer el monto total que la terminará afectando antes que los vericuetos del recorte. Especulaba con unos $ 30 mil millones. Pero Dujovne le dijo que estará bien por encima de esa cifra. Horacio Rodríguez Larreta se las deberá arreglar para podar en la gestión porteña $ 20 mil millones.

Vidal sabe que aquella reducción será imposible --sin poner en riesgo el 2019 en la Provincia-- si no fueran acompañadas con medidas complementarias. La gobernadora advierte sobre el efecto que la reducción drástica de fondos y la inflación tendrían sobre los sectores más vulnerables. Refiere al Conurbano. Y toca un timbre de alerta: el peronismo ha recuperado ilusiones de pelear el territorio que hace dos años largos rindió. Un par de postulantes empiezan a asomar la cabeza: Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, y Verónica Magario, de La Matanza. Se animan, incluso, sin conocer el armado peronista en el concierto nacional.

La gobernadora comenzó a tomar sus recaudos. Antes de que la tijera funcione. Reabrió la semana pasada los descuentos para compras de hasta el 50% con respaldo del Banco Provincia. La entidad está en condiciones de aguantar. Mientras Macri reaparezca delante del periodismo anunciará una batería de medidas de unos $ 300 millones para reforzar la asistencia alimentaria en los núcleos sociales más golpeados por la crisis. Por una inflación que en junio, de acuerdo con la información del INDEC, trepó al 3,7%. Un récord de los últimos 25 meses. Se trata aquel de un programa que, en el orden nacional, supo coordinar con Carolina Stanley, la ministra de Desarrollo Social.

El Presidente requiere también retomar la iniciativa en la comunicación para enviar señales a la oposición fragmentada. Insistirá hoy con la posibilidad de un acuerdo sobre el Presupuesto 2019 con los opositores dialoguistas. Es decir, el peronismo de los gobernadores que se resiste al liderazgo de Cristina Fernández. Ese peronismo prefirió no participar del documento crítico que el kirchnerismo y los movimientos sociales, con la impronta de Axel Kicillof, Agustín Rossi y Juan Grabois, remitieron a comienzos de semana a Lagarde. Una prolongación de las marchas callejeras realizadas el 25 de mayo y el 9 de Julio. Con la vanguardia de artistas y hombres del mundo cultural. No de políticos.

Esos grupos alertaron sobre el supuesto rechazo "de la mayoría de la sociedad" al acuerdo. Tampoco soslayaron la "explosiva situación social" que vive la Argentina. Concluyeron que el plan acordado con el Gobierno produciría una "catástrofe social". El triunvirato cegetista comparte el diagnóstico. Pero prefirió no suscribir la declaración. Tampoco participará de las marchas previstas por el kirchnerismo y la izquierda para el sábado. Sería la bienvenida de ellos a Lagarde.

Para neutralizar esos posibles efectos, Macri resolvió ponerse en la primera línea de la escena. Al menos para unificar un discurso que anteceda la ingeniería política indispensable para empujar el acuerdo con el FMI.

Aquella pretensión explicaría toda la coreografía. También algunas previsiones. Es la primera vez en casi tres años que una rueda de prensa resulta convocada con cinco días de antelación. Se contempla la asistencia de los periodistas acreditados en la Casa Rosada. Pero se admitirán acreditaciones especiales -solicitadas expresamente por nota-- incluso de corresponsales extranjeros. Habrá margen para una decena de preguntas.

La puesta no es la más agradable para Macri. Nunca su fortaleza ha radicado en la palabra. De allí el duro entrenamiento con los ministros. Y el repaso de cifras con Dujovne. El objetivo consiste en el relanzamiento de la comunicación política. Enredada en la crisis. También en un guiño interno para Cambiemos. Y una hoja de ruta tentativa para la oposición. Al final se verá si resulta capaz de remover todas las incertidumbres. Si logra recrear un horizonte ahora entre brumas.

Fuente: Clarín.

¿Qué te produce esta noticia?

0 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php