Martes 17.07.18 17:27
Ahora
Muy nublado 22°
ST:22
Muy nublado
Pronóstico Hoy Resistencia
Miércoles
Parcialmente nublado
30°/20° Parcialmente nublado
Jueves
Muy nublado
27°/9° Muy nublado
Viernes
Lluvia
13°/4° Lluvia
Probabilidad de tormenta
Max: 22°
Probabilidad de tormenta
Min: 19°
Probabilidad de tormenta
Probar Read

Sábado, 07 de Julio de 2018 | 07:35Hs. | Sociedad

Gualeguaychú: las calles recuperaron su habitual ritmo tras la sentencia de Nahir Galarza

Los habitantes buscan volver a la normalidad luego de estar durante más de seis meses en el foco de la atención pública nacional por el crimen de Pastorizzo.


  • Imágenes [1]
  • Gualeguaychú: las calles recuperaron su habitual ritmo tras la sentencia de Nahir Galarza
    Gualeguaychú: las calles recuperaron su habitual ritmo tras la sentencia de Nahir Galarza
Un pasacalles de 10 metros colgado en el "puente naranja" que pide justicia por Fernando y una pancarta de un metro con la foto de Pastorizzo en la Plaza San Martín, enfrente de los Tribunales, son algunos de los pocos vestigios que se ven en las calles de esta ciudad a tres días de que Nahir Galarza fuera condenada a prisión perpetua por el crimen de su exnovio.

"Acá sabíamos desde el principio que iba a ser condenada. Era imposible que se salve. Por eso, no hubo sorpresa entre la gente de Gualeguaychú", resumió ante LA NACION un joven que trabaja en un quiosco a pocos metros de los Tribunales, zona que el martes pasado estaba colmada de medios nacionales, vecinos curiosos y allegados de la víctima y de la acusada.

La localidad entrerriana, que tiene cerca de 100.000 habitantes, fue centro de la escena desde la madrugada del 29 de diciembre pasado cuando un remisero encontró agonizando al joven de 20 años en un callejón de tierra.

"La gente lo vivió más por la tele. Durante el proceso no cambió mucho el día a día. Los carteles en la puerta de Tribunales aparecieron recién cuando arrancó el juicio", detalló una periodista local que siguió el caso.

En las calles, no se ven pintadas ni expresiones referidas al caso. El fallo del tribunal fue como agua que apagó el fuego de las decenas de personas que aguardaban el veredicto.

Tanto la madre de Fernando, Sílvia Mantegazza, como los hermanos del joven decidieron evitar el contacto con la prensa y avanzar en el siguiente paso, el duelo. "Después de lo del martes, el analista le recomendó a Sílvia que no hablara con la prensa", explicaron desde el entorno ante los reiterados pedidos para entrevistar a la mujer que fue la primera testigo en declarar en el juicio y que siempre mantuvo un perfil bajo.

Carla, la hermana de 24 años que habló tras la sentencia, regresó a Buenos Aires, donde vive hace seis años y dicta clases en la Facultad de Bioquímica de la UBA.

Donde sí cambio la fisionomía cotidiana es en la casa de la familia Galarza, situada a menos de 200 metros de la costanera, que es la principal zona de esparcimiento, recreación y gastronomía de Gualeguaychú.

Tal como comprobó LA NACION, a toda hora hay un policía de consigna en la entrada de la vivienda. Acercarse al hogar pasó a ser una tarea difícil ya que el uniformado a cargo se ocupa de evitar que curiosos y la prensa toquen la puerta.

"Estamos acá para controlar la casa y toda la cuadra", explicó uno de los uniformados tapados hasta la nariz por el viento frío que llega desde el río.

Al avanzar 200 metros desde la casa de los Galarza, donde comenzó el recorrido la expareja la noche que terminó con el crimen de Fernando, se puede ver el puente naranja con el cartel de pedido de justicia.

En la solitaria y tranquila calle de tierra donde se cometió el crimen nada recuerda lo que pasó esa noche. No hay flores, ni un monolito, ni elemento alguno que muestre el lugar. Solo queda la marca de una de las balas que atravesó el cuerpo del joven de 20 años, que recibió los dos disparos a muy corta distancia. La pared rosa, de una vivienda ubicada a 50 metros, es el único vestigio de aquella madrugada de terror.

Por su parte, los vecinos de la calle del crimen y donde vive una de las abuelas de Nahir, miran con desconfianza cada vez que desconocidos con una cámara de fotos o video se acerca a la zona.

Poco movimiento

El frío invernal y la finalización del juicio restaron movimiento a la Plaza San Martín, la principal de la ciudad, donde se encuentran la catedral y los Tribunales.

La foto de Fernando Pastorizzo con el pedido de justicia comparte la esquina de Sáenz Peña y Rivadavia con dibujos de ocho víctimas de accidentes viales y carteles que piden endurecer las penas en esos casos. Las personas que pasan, apenas levantan la vista de sus celulares, miran los carteles de reojo y continúan su marcha.

La comisaría donde Nahir sigue cumpliendo la prisión preventiva también comienza a recuperar su ritmo habitual, sin medios de prensa, ni vecinos curiosos. A través del playón de estacionamiento situado a la izquierda del ingreso en la comisaría se pueden ver los alambres de púas del sector donde están las celdas con las mujeres detenidas.

El cuerpo de Pastorizzo está cerca de allí, en el cementerio local. "Fernando Gabriel Pastorizzo Mantegazza. 3-1-1997 / 29-12-3017. Nando - Ferni - Perry. Llegaste a los corazones de quienes te conocieron, siempre serás nuestra luz... Te amamos por siempre. Mamá y hermanos/as Silvia Daniel Carla y Josefina", dice el epitafio donde descansan los restos del joven.

La cripta 13 del pabellón militar del cementerio local tiene flores frescas y una foto de Fernando pegada. "Ayer, vinieron la mamá, la hermana y un señor que siempre las acompaña", contó uno de los encargados del mantenimiento del lugar, que siguió de cerca el juicio.

Cerca del límite con Uruguay y a 25 kilómetros de la casa de Nahir, "La Granja, penal N° 9. 'El Potrero'", se vio revolucionada ante la posibilidad de que la joven pase allí sus días si la sentencia queda firme. De los 251 presos actuales, 24 son mujeres, que están al tanto de la posible llegada de la joven. "Cuándo viene Nahir, la estamos esperando", fue la frase con tono irónico que, algunas reclusas, le dijeron a la oficial a cargo del pabellón, según le relató la uniformada a LA NACION.

De la charla también participó el director del penal, Javier Bossi, que se mostró sorprendido por la repercusión mediática que tuvo la cárcel que comanda hace un mes y medio. En la actualidad en el penal se trabaja en los cimientos para un nuevo pabellón que podría albergar hasta 50 reclusos. "¿Ahí podrían alojar a Nahir entonces?", preguntó este cronista a Bossi, que respondió: "Ya tengo un lugar pensado para ella".

Fuente: La Nación.

¿Qué te produce esta noticia?

0 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php