Lunes 18.06.18 09:12
Ahora
Despejado 12°
ST:12
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Jueves
Despejado
37°/22° Despejado
Viernes
Parcialmente nublado
39°/22° Parcialmente nublado
Sábado
Parcialmente nublado
34°/20° Parcialmente nublado
Despejado
Max: 35°
Despejado
Min: 19°
Despejado
Probar Read

Martes, 12 de Junio de 2018 | 09:28Hs. | Sociedad

Mi emprendimiento ya está funcionando, pero siento que es un caos y no sé cómo organizarlo.

Basta una charla de café o un asado con amigos y colegas emprendedores para que aparezca la famosa pregunta ¿Qué tal el negocio? ¿Cómo te va?...


  • Imágenes [1]
  • Mi emprendimiento ya está funcionando, pero siento que es un caos y no sé cómo organizarlo.
    Mi emprendimiento ya está funcionando, pero siento que es un caos y no sé cómo organizarlo.
Por: Martín Escudero

Ante esas simples preguntas, en ese mismo instante y de manera totalmente inconsciente asentimos con la cabeza y respondemos "Todo bien, estamos a full todo el día". 

Hoy quiero tratar esa frase por separado y compartir algunas ideas, prácticas y metodologías que he implementado personalmente, algunas incluso hace no mucho tiempo, y creo deberían estar en los requisitos fundamentales para poder gestionar un emprendimiento.

¿Que sería "Todo bien"?

Una frase vacía y mentirosa para mi gusto. Peter Druker, considerado como el padre de la administración moderna, nos decía "Lo que no se mide no se puede gestionar". Ese "bien" muchas veces representa la incertidumbre total sobre el rumbo de nuestro negocio, no tenemos ni idea de que nos representar ese "bien". No lo medimos, no lo podemos mejorar.

¿Cantidad de ceros en la cuenta bancaria? ¿Volumen de ventas? ¿Nivel de endeudamiento? ¿Rentabilidad? ¿Cantidad de clientes? ¿Porcentaje de participación del mercado?

Respuestas a preguntas como estas podrían definir nuestra situación. Posiblemente no estemos midiendo lo necesario para poder evaluar esos resultados y comparar con lo que para nosotros es "bien".

Investigando sobre metodologías de definición y medición, me encontré con los OKR. Creados por Intel y utilizados por Google, LinkedIN y otras grandes tecnológicas. En inglés, son las siglas de Objetivos y Resultados Clave.


Una manera muy simple y concreta de definir objetivos y resultados con el fin de poder medirlos constantemente. La intención es tener una pequeña hoja de ruta que nos permita saber si vamos en la dirección correcta.

Ejemplo de OKR en el área de ventas
  • Objetivo: Aumentar el volumen de ventas
  • Resultado Clave 1: Total mensual de ventas en .000
  • Resultado Clave 2: 10 clientes nuevos por mes
  • Resultado Clave 3: 15% en conversión de ventas

Ya sé, muchos me responderán los comentarios con afirmaciones del tipo "Nosotros en la empresa todos los años nos trazamos objetivos y a fin de año los evaluamos", y está buenísimo que así sea, pero podría mejorar si esa evaluación es trimestral, o incluso mensual. ¿Cuántas veces nos sucedió que al cierre de balance nos encontramos con sorpresas en nuestros números? De la misma manera que pienso que la contabilidad de la empresa no es responsabilidad del estudio contable, no hace falta contratar un gran consultor para que nos diga que objetivos cumplir en nuestro emprendimiento. 

Manos a la obra, podemos generar OKR para la organización, en las áreas de ventas, administración, técnica, logística, y compartirlos con todo el equipo. Tenerlos visibles en tableros ayuda muchísimo a no dejarlos olvidados y escritos en alguna carpeta escondida de nuestra PC.

¿Y qué tal si damos una vuelta de rosca? Todas las personas podrían definir sus OKR personales y hacerlos públicos, de esa manera compartimos la obligación de hacer lo máximo posible por cumplirlos.
 
Estamos a full todo el día

"La operatoria de un emprendimiento es un caos organizado" es una afirmación muy conocida en el ecosistema emprendedor. Naturalmente el emprendedor es una orquesta. Estudio de mercado, compras, diseño, producción, ventas, administración y cobranzas, son cada uno de los tentáculos de este ser humano que tiene pocas opciones, desde organizar y delegar hasta esperar un ACV. En un mercado tan dinámico hay que crecer o esperar ser "comido" por un nuevo competidor que hace lo mismo que nosotros en menor tiempo, con mejor calidad y a más bajo costo.


En un principio se observaba a la multitarea como una habilidad necesaria para emprender, pero con el paso del tiempo distintas investigaciones notaron sus desventajas, entre ellas la dificultad para concentrarse, la baja productividad y el aumento de riesgos en la salud.

¿Qué hacemos entonces? La respuesta: Organizarnos con eficacia.

GTD, de las siglas Getting Things Done, es un método para gestionar nuestras tareas cotidianas. Desde abrir nuestro email, hasta revisar la gran cantidad de notificaciones que tiene nuestro teléfono celular.

Recopilar, Procesar, Organizar, Revisar y Hacer. Hoy ya es un proceso natural para mí y los invito a que prueben cómo mejorar su organización con esta técnica.

Para los más tecnológicos, que no quieran soportar sus ideas en papel, existen varias herramientas en la nube donde poder organizar esta información. Recomiendo Trello, Wunderlist, ambas tienen versiones gratuitas.

  • Referencia sobre OKR
Wikipedia

Martín Escudero
Entrepreneur ' Technology Fan ' Socio Gerente de QUAGA
CD @PoloITChaco ' CD @UNAJE



¿Qué te produce esta noticia?

100 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php