Sábado 26.05.18 20:52
Ahora
Despejado 20°
ST:20
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Domingo
Parcialmente nublado
27°/19° Parcialmente nublado
Lunes
Despejado
28°/19° Despejado
Martes
Despejado
28°/19° Despejado
Despejado
Max: 25°
Despejado
Min: 17°
Despejado
Probar Read

Martes, 15 de Mayo de 2018 | 21:02Hs. | Entrevistas

Dejarlo todo por el pole dance: El exitoso camino de una "suicide girl" chaqueña

Florencia Trabalón, conocida en el ambiente como Loolita Love, confiesa haber tenido que abandonar toda certeza en Chaco por perseguir su sueño de abocarse al baile exótico en Bs. As. MIRÁ LA GALERÍA DE IMÁGENES.


  • Videos [1]
  • Imágenes [1/8]
  • Dejarlo todo por el pole dance: El exitoso camino de una "suicide girl" chaqueña
    Dejarlo todo por el pole dance: El exitoso camino de una "suicide girl" chaqueña

La llamada se hace esperar. Mensajes cruzados previos con Florencia finalmente derivan en una cita virtual para hablar de su historia de vida, atravesada por la pasión. La voz del otro lado del teléfono suena algo ronca, pero desestructurada (como siempre) y me cuenta que había preparado los mates para "esperarme". 

Pareciera que para Florencia Trabalón (o Loolita Love) haber ganado el primer puesto en la categoría Gold Pole Exotic en el certamen nacional Exotic Convention realizado en noviembre del 2017 no significó olvidar sus orígenes y su esencia para (como hacen algunos) después abandonar la humildad, sino todo lo contrario. Ella entabla un diálogo como si te conociera de toda la vida, con frescura, sin discursos acartonados ni pretensiones.  Y lo que resulta más interesante: no se guarda nada  a la hora de contar intimidades de su profesión. 

Comencemos con tu historia acá. ¿Cómo fue que te enteraste que existía el pole dance en Resistencia y cómo te aproximaste a la disciplina?

- Yo arranqué las clases de pole dance en vacaciones. En ese tiempo estaba haciendo circo y la única actividad similar al circo era ésta. Entonces arranqué porque me había invitado una amiga. Después de un año de practicar pole deportivo, me instructoré en Chaco con aval de una academia federada de Bs. As. Y ya en 2016 vine a competir en el sudamericano de pole exótico. Para ese entonces yo ya había hecho un par de workshops, me había ido a Córdoba para algunas clases y ahí conocí el mundo del pole.

- ¿Aquí en Chaco hay alguna academia? 

- Sí. Yo estudiaba en Gaby Toledo Pole Studio. 

Pero de alguna manera tu horizonte de expectativas quedaba chico en Chaco. 

- Claramente, yo en Chaco no me podía dedicar y vivir del pole. Era algo que yo hacía más de hobie. 

Cuando vos contabas a tus conocidos de acá que hacías pole dance y que querías dedicarte a eso como profesión, ¿qué te decían?

- ¡Que estaba recontra loca! Que iba a dejar un trabajo en el Poder Judicial para venir a probar suerte como stripper en Bs. As. Les parecía imposible, ¡olvidate! Pasa que para alguien que nunca salió de Chaco, que es un poco lo que me pasó a mí, es incomprensible. Uno por ahí no dimensiona las oportunidades que hay en esta provincia que no está tan lejos, pero es otro mundo.
 
- ¿De dónde salió tu nombre artístico?

- Es muy gracioso porque el nombre surgió en un workshop de burlesque que se dio en Chaco con una rosarina muy reconocida del ambiente del burlesque y con una italiana. Hicimos una improvisación y nos pedían un nombre artístico sí o sí. Yo jodía con que a mí me gusta mucho Lolita de Nabokov, pero ellas me dijeron que era muy aniñado para un personaje de burlesque, que queda parecido a Lola Love. Y  le quedó de ahí. Fue mutando de acuerdo a los permisos de cada página, pero nunca cambió mucho más de Lolita.

- ¿Qué sentiste la primera vez que fuiste a competir a Bs. As? ¿Hubo un antes y un después de eso?

- Hubo un antes y un después en mi vida. Yo nunca había salido de Chaco. Cuando caminé medio metro por Calle Corrientes, me senté a llorar porque me sentía abrumada de la ciudad. Desde la gente,  los locales cómo se manejaban... es otro ritmo.
Ni hablar cuando pude conversar con otras competidoras que me decían que yo tenía que venir a dar clases y competir (que eran autodidactas muchas, que se iban al exterior a tomar cursos) o sea, que realmente había un mercado para ésto. 

- ¿Cómo fue tomar la decisión de irte de Chaco? ¿Qué dejaste acá? 

- ¡Todo! Dejé a mi familia, mis amigos... a todo lo que conocía, porque nunca había salido de Chaco. 

- ¿Y allá cómo te recibieron? ¿Dónde paraste? ¿Te comunicaste con chicas que hacen lo mismo?

- Yo viví  5 meses en un hostel. Compartía la habitación con otra chica.

Llegué y me contacté con un amigo que también hace pole, que es de Chaco, pero que vive acá hace 4 años. Le escribí a la dueña del Estudio en el cual yo me había certificado, que era la organizadora del torneo donde participé, y me ofrecieron ahí arrancar haciendo un remplazo, que después se convirtieron en clases oficiales mías en el salón y ya empecé a trabajar también en otros lugares.

- ¿En tus clases, qué tipo de público va?

- Doy clases para mujeres mayormente, aunque también  tengo alumnos hombres, desde los 18 años, para todos los cuerpos y todos los sexos. Y  lo que yo doy en particular es exotic. aunque estoy certificada en ambas categorías del deporte, me dedico al exotic, que es la parte sexy... se trabaja con zapatos tacos altos de 21 centímetros... acrobacias con el caño.

- Recuerdo que en alguna otra entrevista que te hice vos ya estabas dando clases en Resistencia, dijiste que lo primero que enseñabas a las mujeres era a amar su cuerpo.

- Eso es algo fundamental en este rubro que es el exotic, porque una tiene que sentirse muy cómoda con su cuerpo para poder proyectar una imagen al público, porque lo real es que una se sube al escenario y hace un personaje. En la vida real a una le pueden molestar ciertas cosas que en el escenario no tienen cabida. 

¿Cómo te definirías?

- ¡Ay, qué difícil! (Silencio largo). Definitivamente, testaruda, sino no podría estar acá. Y comprometida... y tengo muchos valores en la vida. Son dos cosas que me atraviesan durante toda mi vida.

- ¿Qué cosas te inspiran?

- La verdad es que me inspira el exhibicionismo, porque me gusta mucho provocar y me encanta saberme con el poder de provocar.

- Cuando alguien entra a tu perfil de Instagram y ve las fotos  sensuales  que tenés allí, tal vez lo primero que pensaría de vos es que sos una mujer muy sexual o erótica, o que te gusta el sexo por lo menos.

- A mí me gustaría que la gente que entre a mi perfil no vea eso. Me gustaría que vean libertad, porque en el fondo es eso. La mayoría se confunden con lo que no es. Yo me expreso con el cuerpo y me gusta exhibirlo porque me siento cómoda. Lo cuido, lo quiero, lo aprecio... me gustaría que la gente viera eso. 

- ¿Qué es lo que más te molesta de la gente que te aborda?

- Que sean irrespetuosos. A mi cuenta me llegan mensajes todos los días, cantidades innecesarias de gente que se desubica. Me molesta cuando confunden posar desnuda con algún servicio sexual. Hay gente que me pregunta si tengo algún precio, si cobro, si soy acompañante, y hay quienes me dicen "fíjate la chota que tengo para tu bucal". O sea, lo que me molesta es que sean irrespetuosos. 

- Hay un grupo de chicas que se autodenominan "suicide girls". ¿Vos te considerás una?

- Yo formo parte de la página suicide girls, que es una empresa que funciona hace 16 años .El término surge de lo que en el momento representaban las mujeres que se salían de la norma. Que no eran rubias, 90-60-90, y que de repente tenían reconocimiento en los medios gráficos. Las suicide girls eran aquellas que se "suicidaban" del sistema tiñéndose el pelo, tatuándose; como que se automarginaban. 
Yo soy modelo oficial del sitio, que funciona un poco como Playboy, que vende contenido erótico para adultos, donde no está permitida la prostitución, no hay penetración en ninguna foto, ni cualquier otro tipo de contenido pornográfico; es simplemente fotografía erótica. Lo que ellos venden es la mujer natural fuera de lo que consideramos normal. 

- Pero sentís que hay un cierto prejuicio hacia las mujeres que se exhiben de esta manera o que son parte de este movimiento.

- Creo que hay un morbo implícito. A mí me hacen muchos ofrecimientos, la gente confunde lo erótico con la pornografía.
 Empiezan a relacionar la página con un servicio sexual, cuando son dos cosas totalmente distintas. Percibo mucho morbo de parte de esa persona que pregunta el pago por tus servicios. Es complicado. Creo que hay mucho, mucho, mucho prejuicio al respecto.

- ¿Cuál sería hoy por hoy tu aspiración, profesionalmente hablando?

- Me gustaría seguir dedicándome al arte erótico, hasta que el cuerpo aguante. Porque, aparte que me divierte y  que me da una remuneración económica eficiente, me gusta lo que trasmite. Yo aconsejo a las mujeres que lo hagan, que -al margen que puedan lucrar con esto- en algún momento se animen a posar desnudas y a verse desde los ojos de alguien más, que por ahí ayuda a encontrar nuestra mejor postura y nuestro mejor ángulo  y es una experiencia hermosa. Así que me encantaría seguir trabajando con mi cuerpo, que definitivamente es mi pasión, es lo que amo. Me encantaría dedicarme solamente a competir y dar solo workshop  y dejar las clases regulares. 

¿Qué tendría que pasar en Chaco para que volvieras? 

- Creo que ni siquiera la posibilidad de quedarme con la única opción de vivir bajo un puente acá, me haría volver a Chaco... no hay manera. Tendría que  implosionar la ciudad y rehabitarse. El problema es con la gente, le falta mucho abrir sus cabezas.  Con el verano está todo bien, yo lo que más extraño en mi vida es el clima de Chaco. Pero no volvería porque siento que nos falta crecer muchísimo como sociedad.  

Porque tal vez yo podría seguir dedicándome al desnudo y a dar clases allá, pero hay un peso social que es muy fuerte que acá no lo tengo. Acá lo hago todo con libertad y tengo un montón de compañeras que tienen el mismo oficio; hay asociaciones para las chicas, hay sindicatos para el rubro y ni hablar que allá no hubiera podido vivir del arte. Son contadas con los dedos de una mano la gente que yo conozco que tiene una profesión artística y vive solo de eso en la provincia. Si volviera, tendría que seguir trabajando de vendedora en un local de ropa, de moza, en el Poder Judicial, en algún otro lado para justificar mi actividad. 

- ¿Y hay espacio para el amor en el mundo de Loolita Love? 

- Sí, obvio que siempre hay espacio para el amor. 

- ¿Y tu pareja cómo toma lo que hacés?

- ¡Le encanta! Creo que lo que más me llamó la atención de él era que no tenía ningún tipo de prejuicio con mi laburo.  Está ahí en cada proyecto que emprendo, nunca me puso un "pero", me acompaña en las sesiones y me regala conjunto para que los use, me cuida todo el tiempo. Nada... banca a full lo que hago y le encanta. Me va a ver a los shows, me ayuda con las córeos en casa y me da el visto bueno de los pasos. Me banca en todo. 

Para terminar, tres deseos que tengas vos como Florencia Trabalón, no como Loolita Love

- (Risa sonrojada) ¡Ay, qué te puedo decir! Paz, que es lo más importante y dar lo más que se pueda, porque el universo es poderoso y todas las obras que uno hace retornan. Y por último, un concejo: dejar de ser tan cagones y jugárnosla más por las cosas que nos mueven.


Por Marina Coronel para 24siete.info


¿Qué te produce esta noticia?

50 %

50 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php