Lunes 20.08.18 10:10
Ahora
Despejado
ST:9
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Martes
Despejado
17°/3° Despejado
Miércoles
Despejado
19°/6° Despejado
Jueves
Despejado
26°/18° Despejado
Despejado
Max: 13°
Despejado
Min: 4°
Despejado
Probar Read

Viernes, 11 de Mayo de 2018 | 09:41Hs. | Mundo

Se abre un camino en Cataluña: hay nuevo candidato a presidente y lo elegirían este sábado

Es el diputado Quim Torra. Hablamos con la italiana Annalisa Ciampi, profesora de derecho internacional, para explicar cómo sigue la saga independentista.


  • Imágenes [1]
  • Se abre un camino en Cataluña: hay nuevo candidato a presidente y lo elegirían este sábado
    Se abre un camino en Cataluña: hay nuevo candidato a presidente y lo elegirían este sábado
Demacrado y acorralado ante la amenaza de tener que repetir elecciones, el independentismo catalán apura un nuevo nombre como presidente de la Generalitat para no seguir derrochando oportunidades de formar un gobierno.

Después de diecinueve intentos y tres candidatos imposibles -el ex presidente Carles Puigdemont, el líder social Jordi Sánchez y el ex conseller Jordi Turull, todos procesados, con libertad condicional o en prisión por su participación en el proceso independentista-, el soberanismo apunta a investir el sábado al mediodía al diputado de Junts per Catalunya Quim Torra, un abogado y editor que no esconde su antipatía por lo español y que Puigdemont ha elegido a dedo desde Berlín, donde espera que la justicia alemana decida sobre su extradición a España.

El ex presidente confía en que Torra, que trabajó como agente de seguros, vivió en Suiza y regresó a Cataluña en 2008 para fundar la editorial especializada en no ficción y periodismo en lengua catalana A Contra Vent, sea el presidente a control remoto que él piensa comandar desde el exilio que le toque.

La candidatura de Torra, más un activista del nacionalismo catalán que un político, condena al olvido la promesa de Puigdemont de restituir al gobierno que fue decapitado en octubre de 2017 por el presidente Mariano Rajoy cuando, luego de la declaración de independencia catalana, aplicó el artículo 155 e intervino esta autonomía revoltosa.

"Chances" de convertirse en república

Si en vez de desgastarse en evidenciar los impedimentos que le pone el Estado, esta vez el independentismo formara finalmente un gobierno, tendría chances de convertirse alguna vez en una república: "Cataluña está todavía lejos de lograrlo, pero en el momento en el que una parte de un territorio crea un gobierno que ejercita todas las funciones propias de un estado independiente, la efectividad prevalecería sobre la legalidad y habría que aceptarlo", dice la italiana Annalisa Ciampi, profesora de derecho internacional de la Universidad de Verona y ex relatora especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos.

-¿Qué es necesario para formar un estado que sea efectivo?

-Se necesita un territorio, y el territorio de Cataluña está definido. Hace falta una población: el pueblo catalán existe, pero es necesario también un gobierno efectivo. Esto todavía no lo tenemos. Cataluña tiene su bandera, su lengua, su himno, tiene su fuerza policial, algunos servicios públicos y tiene algunas misiones diplomáticas para promover, por ejemplo, el comercio. Pero le faltan aún algunas cuestiones que son esenciales: el control de las fronteras, que está en manos de Madrid; el control del tráfico aéreo, la defensa, los bancos, las aduanas. Son funciones en manos del gobierno central que, ante la declaración de la independencia, ha podido invocar el artículo 155. Esto confirma que las funciones esenciales de gobierno no se han separado de Madrid.

-¿Y si los catalanes lograran de una vez formar un gobierno?

-Que formen o no formen un gobierno no cambia, por ahora, la situación en el plano internacional porque seguimos siempre dentro del mecanismo constitucional español. Aún cuando logren formar un gobierno, no tendremos todavía ese elemento de ruptura. Contamos en la historia con una serie de situaciones que nacieron como fenómenos de secesión no tutelados por el derecho internacional que se afirmaron en los hechos y luego han obtenido un reconocimiento internacional.

-¿Por ejemplo?

-La disolución de la Unión Soviética partió como una hipótesis de secesión de parte de los países bálticos, Estonia, Letonia y Lituania. Un fenómeno de secesión donde todos los estados se abstuvieron de intervenir porque lo consideraban un asunto interno de la Unión Soviética. Lo mismo sucedido con la disolución de la ex Yugoslavia, con Croacia, con Bosnia. Inicialmente eran hipótesis de secesión de un estado unitario. El fenómeno de Cataluña está todavía lejos de esto.

-Ninguno de los ejemplos citados tuvo desde el inicio el control de las fronteras, aspecto que usted señala como esencial para considerar efectiva la independencia de un territorio.

-Pero son todas situaciones de verdadero conflicto interno civil. La situación de Cataluña no es de conflicto público interno como se dio en la ex Yugoslavia. Un elemento que puede ser determinante para lograr la autodeterminación es, obviamente, la actitud de la comunidad internacional. Por ejemplo, cuando Croacia fue reconocida, en 1991, no tenía el control de todo su territorio: un tercio estaba en manos de los serbios. Bosnia no tenía ningún control del territorio. No controlaba Sarajevo. Allí, el hecho de que haya habido un reconocimiento prematuro de la comunidad internacional de efectividad ha contribuido a determinarla.

-¿Por qué en el caso catalán no llega ese reconocimiento?

-No llega porque estamos dentro de Europa. La ex Yugoslavia era un país que venía de años de comunismo y había interés en atraerlo hacia la comunidad europea para exportar nuestra economía de mercado. Dentro de la Unión Europea es diferente la actitud porque lo que se teme es que se cree un precedente. Varios países europeos viven situaciones parecidas a la de Cataluña y un comportamiento benévolo de parte de la comunidad internacional podría ser aprovechado luego por los valones en Bélgica, la Padania en Italia. Sería un búmeran para la Unión Europea.

-¿Dónde está el límite entre considerar que el proceso independentista catalán sea un asunto interno de España o que involucre y afecte a toda la Unión Europea?

-Es un limite difícil de trazar. Cuando se hizo el referéndum en Cataluña y hubo episodios de violencia para impedirlo, desde mi punto de vista se hizo un uso de la fuerza no necesario. Esto es algo que interesa a la comunidad internacional. Los derechos humanos no interesan individualmente a los estados. Interesan a toda la comunidad internacional. Pero esto no anula la prohibición de injerencia de parte de los otros estados y organizaciones internacionales porque se debe tutelar la integración territorial, que es uno de los principios ante los que el derecho a la autodeterminación debe enfrentarse. No tenemos una violación sistemática de derechos humanos que requiera o autorice una intervención internacional. Por ahora, la cuestión catalana sigue estando sólo dentro de la lógica que regula España. No hay una independencia de facto de parte de Cataluña y tampoco hay una situación de violación grave sistemática de derechos humanos de parte de Madrid.

Fuente: Clarín 

¿Qué te produce esta noticia?

0 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php