Martes 12.12.17 20:38
Ahora
Despejado 27°
ST:27
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Miércoles
Despejado
39°/25° Despejado
Jueves
Parcialmente nublado
37°/23° Parcialmente nublado
Viernes
Despejado
38°/25° Despejado
Despejado
Max: 35°
Despejado
Min: 21°
Despejado
Probar Read

Domingo, 03 de Diciembre de 2017 | 09:04Hs. | Sociedad

"No quiero llevar el mismo vestido que nadie en Navidad y lo voy a conseguir"

"Los tiempos difíciles despiertan el instintivo de autenticidad", decía Coco Chanel.


  • Imágenes [1]
  • "No quiero llevar el mismo vestido que nadie en Navidad y lo voy a conseguir"
    "No quiero llevar el mismo vestido que nadie en Navidad y lo voy a conseguir"

Por Isabel Serra

Cada año, mi alarma interior se dispara al entrar en la última semana de noviembre. Diciembre se acerca. Y diciembre no es cualquier mes; es el último del año y las prisas por contrarrestar todos aquellos retos que (otra vez) no cumplí se accionan cual reloj. Diciembre es un mes raro; es incluso nebuloso: en España estamos más días de fiesta que trabajando. Primero está el (mega) puente y, para cuando éste termina, ya arranca la Navidad. Terror: Navidad. Nochevieja. Regalos. Amigo Invisible y... ¿He mencionado ya Nochevieja?

Navidad implica lookazo (nota al pie: si eres de las que alquila una casa rural y mira Love Actually en pijama puedes no seguir leyendo). ¿He dicho implica? ¿Quién lo impone? Nosotros mismos. Es así. Una servidora conoce poca gente que ese día no se ponga un pelín más de máscara de pestañas de lo habitual o que no desenpolve la americana (que es, probablemente, la misma del año pasado y del anterior).

Si no fuera verdad que año tras año compramos un estilismo nuevo y más festivo, las grandes cadenas textiles no se empeñarían tanto en crear vestidos (ni campañas) de ensueño.

Y hablando de esas maravillosas (y asequibles) prendas de Navidad, ¿hay alguien aquí presente que no se preocupe (ni que sea un poco) por llevar lo mismo que alguien más? Coincidir con tu compañera de oficina tiene su qué gracioso, repetir vestido con tu mejor amiga en la cena de Nochevieja, no tanto. Quien lo ha sufrido en sus carnes lo sabe.

¿Solución? Seguir unas cuantas pautas, más o menos traumáticas, que alejan considerablemente el peligro palpable de coincidir estilísticamente con tu amiga o tu vecina en la fiesta de Fin de Año. Porque todo es muy friendly hasta que nos copian un vestido. Pongo como aval el no haber compartido lookazo NUNCA con nadie.

Allá van:

1. Nunca, bajo ningún concepto, compres un vestido viral.  ¿Y si me lo compré antes que nadie? Aquí los tiempos no suman nada a tu favor. Recuerda siempre: si está en la portada de una página web, estará en tu cena de Navidad en el cuerpo de otra también. Sé más lista.

2. Enlazando con la última advertencia: si está en la portada de alguna de las tiendas más famosas también puede estar en tu misma pista de baile. 

3. Recicla. "¿Repetir vestido? ¿Yo?" No se trata de repetir el mismo vestido del año anterior, sino de buscar en el baúl esas prendas con las que TANTO bailaste en aquella fiesta a la que fuiste una vez. Reciclar, en temas de moda, es sinónimo de reinventar, de reinterpretar: es combinar el vestido del verano pasado con un cuello cisne (¿sabías que así puedes ahorrarte el guardarropa?) o coser unos botones dorados a una (anodina) camisa blanca.

4. No vayas a "las tiendas de siempre". Ahí seguirán, siempre fieles a tus demandas cotidianas de básicos y vaqueros. Para un día más especial, paséate por otras tiendas, sus tesoros te aguardan (a ti y a tus noches).

5. Plantéate no usar vestido. Puede que sea la opción con más números de ser acertada, pero NO es la única. ¿Sudadera? ¿Vaqueros? ¿Pantalones? ¿Zapatillas deportivas? ¿Un blazer a modo de vestido? No será por opciones convincentes.

6. Ante la duda, focaliza un accesorio. Comprarse unos aros mayúsculos o unos tacazos muy especiales puede ser un dulce comienzo. Un aro elegante pero un pelín extravagante puede solucionarte un look de tal manera que sólo necesites una camiseta básica negra.

7. Inspírate en tus musas de estilo. Emula a Kim Kardashian y deconstruye el traje tal y como lo conocías: quítale la camiseta o, mejor, los pantalones. No le temas al estampado de leopardo. Elige el vestido más DORADO de la tienda o unos botines blanco.

8. "Los tiempos difíciles despiertan un deseo instintivo de autenticidad", dijo el mastodóntico icono de Coco Chanel. Y no seré yo quien le quite la razón: el mejor consejo es que seas tú misma. Nuestra personalidad y nuestro estilo son las mayores riquezas que poseemos.


Fuente: Glamour

¿Qué te produce esta noticia?

0 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php