Domingo 24.09.17 06:23
Ahora
Despejado 15°
ST:15
Despejado
Pronóstico Hoy Resistencia
Lunes
Tormenta
28°/18° Tormenta
Martes
Despejado
31°/19° Despejado
Miércoles
Parcialmente nublado
28°/18° Parcialmente nublado
Parcialmente nublado
Max: 28°
Parcialmente nublado
Min: 18°
Parcialmente nublado
Probar Read

Lunes, 04 de Septiembre de 2017 | 09:37Hs. | Espectáculos

"Comprender que solo estar es más puro": la carrera solista de Gustavo Cerati a tres años de su muerte

A comienzos de la década del '90, tras el aclamado disco Canción Animal -donde Cerati y Soda Stereo estuvieron en el pico máximo de popularidad.


  • Imágenes [1]
  • "Comprender que solo estar es más puro": la carrera solista de Gustavo Cerati a tres años de su muerte
    "Comprender que solo estar es más puro": la carrera solista de Gustavo Cerati a tres años de su muerte
Gustavo estaba agotado de tanta exposición. Es por eso que en 1992 llevó adelante un proyecto que poco tenía que ver con los hits de años anteriores: Dynamo fue el disco más experimental de Soda.

Pero eso no bastó. La banda seguía arrasando y la figura de su líder era cada vez más grande en toda la región. Es por eso que para tratar de salir de todo ese fervor se refugió en un estudio de grabación junto a su amigo Daniel Melero, con quien grabó Colores Santos, la primera placa por fuera de Soda Stereo.

Sin embargo, su debut como solista recién iba a darse un año más tarde. En 1993 salió Amor Amarillo, un disco que hizo en su casa de Chile -como él mismo contó varias veces- y lo lanzó en un momento maravilloso de su vida: estaba esperando su primer hijo.

Amor Amarillo (1993)

"No estoy pensando en desarrollar una carrera solista. Simplemente hice un disco solo", decía el cantante en una de las entrevistas que dio para promocionar esa producción.

"Cuando me embarqué en esta historia de ser padre tuve la necesidad de hacer una limpieza. Fueron diez años de andar girando y después de Dynamo vino bien colgar los guantes un tiempo. Hasta la muerte de mi viejo, en 1992, mi vida estaba programada", manifestaba Cerati.

Amor Amarillo salió a la venta el 1 de noviembre de 1993 y se trató de una sorpresa para los seguidores de Soda Stereo porque era algo muy distinto a lo que Gustavo venía haciendo con la banda. El disco contó con el rol protagónico de Cecilia Amenábar, quien además de ser la fuente de inspiración del compositor, hizo los coros en algunos temas.

En ese álbum, Gustavo también le hizo un homenaje a Luis Alberto Spinetta -su referente musical- al grabar una versión muy recordada de la canción Bajan, uno de los clásicos del disco Artaud de 1973.

"Una vez vi un CD mío a diez pesos. Me dio vergüenza y me lo llevé", decía años después Cerati al recordar Amor Amarillo. La obra tomó valor con el correr de los años y, hoy en día, no hay fanático de Gustavo que no destaque sus letras. Te llevo para que me lleves, Lisa y Pulsar fueron los sencillos.

Bocanada (1999)

Habían pasado dos años del mítico "Gracias totales" y la disolución de Soda Stereo. El segundo disco solista de Gustavo fue muy esperado por los fans y el periodismo especializado dado a la intriga que se abrió en ese momento de incertidumbre luego del final de la banda.

Considerado por muchos como el primer álbum en solitario (teniendo en cuenta que era el primer trabajo luego de la separación del grupo), Bocanada se convirtió rápidamente en un éxito.

Editado el 28 de junio de 1999, fue grabado en el estudio Casa Submarina y en los famosos Abbey Road de Londres; y contó con la participación de Leo García en coros y voz, Fernando Nalé en bajo, Flavio Etcheto en teclados y Martín Carrizo en batería.

Algunos de los temas más recordados son Bocanada, Beautiful, Paseo Inmoral y el exitoso Puente. Pero tranquilamente se pueden mencionar varias canciones más sin el riesgo a equivocarse porque cada una es especial.

Quedaron en la memoria colectiva frases como "Distante placer de una mirada frente a otra, esfumándonse" (Bocanada) y "Cruza el amor, yo cruzaré los dedos" (Puente).

Siempre es hoy (2002)

Publicado el 26 de noviembre de 2002 -tras más de un año y medio de grabación-, el tercer disco solista de Cerati mostró su faceta más electrónica después de +Bien (el álbum que fue la banda sonora de la película que lleva el mismo nombre) y Colores Santos (ese trabajo hecho a dúo con Melero).

Estaba la idea de que Siempre es hoy sea doble, ya que se contaba con mucho material, pero finalmente terminó siendo editado en un único álbum debido a la situación económica que atravesaba la Argentina.

"El disco tiene momentos de felicidad y de enojo. Siento que es celebratorio. Sobre todo de la vida en sí, de los diferentes matices de la vida. Esa es mi sensación general. Traté de huirle a los pozos melancólicos. Siento que en ciertos momentos hablé de energías más bajas, que son parte del hoy pero hasta en eso hay una intención de celebración. Tengo la sensación de que es una mirada con muy poco cinismo, desprovista de la mayor parte de filtros que en general uno le pone", decía Cerati en una entrevista con La Nación publicada el 22 de noviembre de 2002.

Respecto al título del trabajo, subrayó: "Básicamente, es el estribillo de una canción que habla de esa celebración. Siempre es hoy, para mí, no es una prisión como concepto. Alguna vez también escribí Ahora es nunca. Es casi lo mismo, pero el Siempre es hoy es celebratorio. Esa es la sensación que yo tengo".

Y continuó: "El presente continuo que estamos viviendo involucra el pasado, le estamos poniendo fecha a lo que nos ocurre, pero esa fecha queda inmediatamente detrás de otra. Pero el hoy es la suma de todo eso: cuando uno expresa su amor y dice 'te quiero para siempre', ese siempre es hoy, aunque parezca ser infinito, como cualquier otra emoción. Con esa idea le puse ese nombre".

Siempre es hoy contó con 17 temas, de los cuales se destacan Cosas Imposibles, Nací para esto, Karaoke y Vivo. Además, contó con la participación de músicos de la talla de Charly García y Domingo Cura.

Ahí vamos (2006)

El disco más explosivo, exitoso y con más hits de la carrera solista de Cerati salió al mercado el 4 de abril de 2006 bajo el sello de Sony.

Tras probar con la música electrónica, el artista puso en primer plano las guitarras eléctricas de la mano de composiciones frontales. Y así manifestaba sus sensaciones por esos días: "Hay una actitud más reconciliatoria en este trabajo".

También respondía sobre si se consideraba un vanguardista. "Yo creo que hay una parte mía que se sincroniza con lo más actual porque me gusta, porque soy un ávido consumidor de música. Primero, antes de ser músico, siento que soy eso: un amante de la música. Pero no me considero vanguardia, la verdad que no porque sé lo que es la vanguardia", dijo en una entrevista con Clarín publicada el 21 de junio de 2006.

Mencionar los temas más exitosos de este disco es una tarea realmente difícil porque casi todos se transformaron en hits. Sin embargo, se destacan La excepción, Adiós, Me quedo aquí, Lago en el cielo y el consagrado Crimen.

Ahí vamos arrasó en ventas (logró el disco de platino sólo con las anticipadas y en México alcanzó el disco de oro) y también se llevó todos los premios importantes: cuatro Grammy Latinos, cinco MTV Video Music Awards y ocho Premios Carlos Gardel. También se llevó la Antorcha de Plata, la de Oro y la Gaviota de Plata cuando presentó el trabajo en el Festival de Viña del Mar en 2007.

Fuerza natural (2009)

El quinto y último trabajo de estudio de Gustavo, que se caracterizó por un sonido country/folk con presencia de guitarras acústicas, se publicó el 1 de septiembre de 2009 e invitaba al oyente a un viaje en el que el universo, la magia y la naturaleza estaban como protagonistas.

"Si yo me retirara ahora, en este momento, no creo que sea muy factible, pero supongamos que sí, me iría contento por Fuerza natural", afirmaba el músico en un video del backstage de la grabación de la placa.

Y agregaba: "Lo que hice en este disco fue una composición bastante rápida. Tenía muchas ganas de hacer algo acústico, es decir, salir un poquito de la distorsión que planteaba Ahí vamos y también del clasisimo de Ahí vamos en cuanto a la composición. Quería que se moviera hacia lugares más libres. Después vino lo de Soda Stereo que fue tan gigante y tan power. Necesitaba como bajar unos cambios en ese aspecto".

Fuerza natural tuvo tres cortes de difusión: Déjà vu, Rapto y Magia. Sin embargo, más allá de esos temas, contó con otras composiciones muy reconocidas, como Fuerza Natural, Tracción a sangre y Cactus.

"Lo concebí y lo pensé como álbum. Por eso también va a haber una edición en vinilo. Es muy loco: en los '80 añoraba los discos simples de los años dorados del rock; ahora que volvió el single -en otro formato- no me interesan más, me interesa la cosa más completa. Es además un disco de viaje, de carretera. Más solitario que Ahí vamos, más celebratorio y asimismo con una alta dosis de alarma ante los fenómenos naturales. Se iba a llamar Viento, al final quedó Fuerza natural. No tiene un mensaje ecológico, pero habla justamente de las fuerzas naturales internas y externas, las invisibles y las cotidianas. También tiene mucho campo, mucha pampa. Gran parte de la lírica la escribí en una chacra que tengo en José Ignacio, Uruguay. Es como un compendio de mi carrera, pero expansivo; no es una suma de clichés, pero están". (Entrevista con Clarín. 30/08/2009).

El trabajo discográfico se metió rápidamente en el corazón de los fans y recibió múltiples reconocimientos. Entre otros galardones, Gustavo se llevó el Gardel de Oro por segunda vez (ya lo había conseguido con Ahí vamos) y el disco ganó todas las categorías en las que estaba nominado. También logró tres Grammy Latinos.

Fuente: Infobae

¿Qué te produce esta noticia?

0 %

0 %

0 %

0 %

0 %

Para participar debes registrarte con tu cuenta de Facebook

Comentarios
24siete.info no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por los lectores
Ahora
Más leídas hoy
Más leídas de la semana
Seguí 24siete.info en las redes sociales
Lo más leido en 24siete.info
1 de 2
      modulos/notas/php/ver_nota.php