Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/262658

Vacaciones en Uruguay: cuánto más caro será veranear en 2022 tras la apertura de fronteras

Según un estudio privado, hay una diferencia de precios en el orden del 55%, la brecha más alta desde 2015. El peso argentino depreciado, la clave de la desventaja.

Como cada verano, Punta del Este se alista para recibir miles de argentinos en sus playas. La semana que viene, además, el país charrúa reabrirá sus pazos fronterizos con la Argentina. Mientras tanto, durante la pandemia la ecuación económica para los turistas locales cambió mucho: hoy la nación vecina puede ser hasta un 55% más cara.

El dato surge del Índice de Precios Fronterizos, que compara precios de ciudades similares, una argentina y una uruguaya. Se trata de Salto (Uruguay) y Concordia (Argentina). El análisis es realizado cada año por la Universidad Católica Uruguaya (UCU) y comprende una canasta básica de alimentos, bebidas, ropa, transporte, comidas fuera del hogar y artículos escolares, entre otros.

Alimentos y restaurantes, más caros en Uruguay

Los alimentos son un 58,8% más caros en Uruguay que en la Argentina. Las comidas fuera del hogar, un componente importante dentro de los gastos turísticos, un 58,4% más caras. El transporte, un 47,6%. Y las prendas de vestir, un 27% más.

Más ejemplos de gastos que pueden realizarse en vacaciones: en los supermercados y en los kioscos, el vino (63,4%), la cerveza (70,2%) y los cigarrillos (70,6%) son bastante más caros en Uruguay. El jabón en polvo, un 69,8% y el detergente, un 67,2%.

Comer afuera también es mucho más inaccesible cruzando el charco: comer una hamburguesa cuesta 62,6% más; una pizza, 53,1% y una gaseosa, 55,6%. Según un relevamiento que realizó TN entre habitantes de Punta del Estecomer en una parrilla promedio cuesta alrededor de US$20 ($3500) por persona.

Llenar el tanque cuesta casi el triple en Uruguay

Supongamos que el turista argentino quiera cargar nafta: se encontrará con un litro mucho más caro del otro lado. Según datos de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), el litro en Uruguay cuesta alrededor de US$1,6. Por lo tanto, llenar un tanque de 48 litros costaría alrededor de $13.500 al tipo de cambio oficial minorista con impuestos y percepciones. En la Argentina, en cambio, costaría alrededor de $4400.

¿Por qué hay tantas diferencias de precios, más allá de que los precios de Uruguay siempre resultaron más caros? El problema está en la depreciación del peso. De hecho, la Argentina está conveniente para otros países: hoy Buenos Aires es la novena ciudad más barata del mundo medida en dólares, según la revista británica The Economist.

Claro que “estar barata” para los extranjeros tiene como contracara que poner un pie fuera de la Argentina se vuelva cada vez más inaccesible. El asunto se agrava en el caso del país fronterizo: nadie quiere pesos argentinos allí.

Durante todo 2020 y lo que va de 2021, las casas de cambio y los bancos uruguayos tuvieron sus pizarras distorsionadas. El valor de compra del peso argentino (es decir, el número al que lo toman) perdió un 77% en un año. La falta de afluencia de turistas argentinos y las malas noticias que llegaban de este lado del río iban deteriorando la cifra.

La manera más gráfica de verlo es con el “dólar BROU” (bautizado así por el valor al que se compran dólares con pesos argentinos en el Banco República Oriental de Uruguay, donde se pueden conseguir por alrededor de $649,28, un valor muy alejado del los $196 por los que se consigue un billete verde paralelo en la Argentina. Esa cifra aumentó 222% en un año, entre agosto de 2020 y agosto de 2021 y llegó a rozar los $1000.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Economía