Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/262403

Austria: anuncian cierre total y vacunación obligatoria contra el Covid-19

De momento, la tasa de vacunación austríaca se sitúa en torno al 66%, siendo una de las más bajas en toda Europa.

 
El Gobierno de la República de Austria, encabezado por el primer ministro, Alexander Schallenberg, quien gobierna en coalición con Los Verdes, informó en las últimas horas que el grueso de la población deberá volver a realizar un confinamiento total a partir del lunes, buscando contener la  cuarta ola de coronavirus que transita el país. 

Tal como ocurre con varios de sus vecinos, Austria actualmente está con cifras récord de nuevos casos diarios, en tanto el sistema sanitario se encuentra muy tensionado en Alta Austria y Salzburgo, las dos regiones más afectadas. 

En el día de ayer se registraron un total de 15.145 nuevos casos y 55 fallecidos, alcanzando 11.903 decesos desde el inicio de la pandemia. 

El confinamiento que comenzará a regir a partir de este día lunes marca que las salidas de los domicilios solo serán posibles para aquellas personas que requieran comprar alimentos, ir a la farmacia o a trabajar, cumplir con trámites administrativos no aplazables o bien cuidar a familiares enfermos

Además, si bien se va a reconsiderar el impacto a los 10 días, esta medida tendrá una duración máxima de 20 jornadas.

 
Desde el 13 de diciembre, quienes no quieran vacunarse deberán seguir confinados, mientras que el resto podrá retomar su actividad normal limitada a las restricciones actuales.

Se trata del cuarto confinamiento para los austriacos desde que comenzó la pandemia, además, el Gobierno impulsará una ley para que la vacunación sea obligatoria a partir del mes de febrero de 2022. 

De momento la tasa de vacunación en Austria se sitúa en torno al 66%, una de las más bajas en Europa.

En referencia al confinamiento de toda la población que regirá desde el lunes, Schallenberg señaló que resulta "doloroso" tener que imponer ese tipo de restricciones teniendo en cuenta que hay vacunas suficientes para la población.

 
"No hemos tenido éxito a la hora de atraer a suficiente gente a la vacunación", sostuvo el funcionario, quien puso el acento en la importancia de "mirar a la realidad a los ojos".

En sintonía con los dichos del canciller, el ministro de Sanidad austríaco, Wolfgang Muckstein, sostuvo que las medidas "no son fáciles para nadie pero son necesarias".

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo