Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/261923

Lautaro Martínez contó por qué rompió en llanto tras ser reemplazado luego de su gol en la victoria de Argentina ante Uruguay

El delantero del Inter firmó el 3-0 tras asistencia de De Paul y, cuando se sentó en el banco, no pudo contener las lágrimas

Lionel Messi giró, juntó a siete hombres y soltó para la trepada de Rodrigo de Paul por la banda derecha. El mediocampista lanzó el buscapié que cruzó toda el área y encontró al goleador, Lautaro Martínez, quien tocó a la red justo cuando estaba por dejar la cancha, reemplazado por Joaquín Correa. Fue el 3-0 ante Uruguay, el tanto que decoró el festival de Argentina. El delantero del Inter, de 24 años, se sentó en el banco y no pudo contener las lágrimas. Las cámaras de TV captaron el llanto y se dispararon las especulaciones. ¿Empeoró de la lesión que lo había marginado frente a Paraguay?

Nada tuvo que ver la sobrecarga muscular que venía arrastrando desde su último compromiso en su club. El propio punta se encargó de aclarar qué disparó su reacción. “Pensé en mi familia, que hoy estuvo presente en el estadio, por eso me emocioné. Esto es sacrificio, dejar muchas cosas de lado. Mi familia me acompaña siempre y le voy a estar agradecido de por vida”, reveló el ex Racing.


En efecto, Lautaro, en pareja con Agustina Gandolfo, fue papá en febrero de su primera hija, Nina. en el medio, debió transitar la concentración de más de un mes por la Copa América (hermética por la pandemia de coronavirus, solo teniendo contacto de manera virtual), y repitió en las dos ventanas por Eliminatorias. A ese sacrificio se refiere en campeón del Calcio.

“La Copa América nos dio mucha fuerza para seguir creciendo y continuar por el camino que iniciamos, el de la paciencia el del juego, el de ser protagonistas. Creo que en todas las canchas en las que juguemos vamos a tratar de hacer eso”, dijo respecto de la enorme actuación del elenco albiceleste.

Lautaro es el goleador de la era Scaloni con 16 conquistas (una más que Messi). El DT fue quien confió en él, tras las dudas que había sembrado Jorge Sampaoli, su antecesor. Y paga con gritos... Y sacrificio.

No fue el único que se emocionó: Dibu Martínez también soltó algunas lágrimas. No había tenido la posibilidad de atajar en el 3-0 ante Bolivia, cuando se desarrolló el festejo por la obtención de la Copa América, dado que el Aston Villa reclamó su regreso a Europa luego del escándalo por la suspensión del encuentro ante Brasil. “Mi primer partido en Argentina, con nuestra gente, desde que me fui de Independiente. Qué emoción verlos”, escribió en Instagram.

Una Selección con el corazón bien grande... Que además no teme expresar sus sentimientos.

 

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Deportes