Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/260503

El bitcoin supera los US$40.000 luego de que Elon Musk diga que Tesla tomará pagos en esa moneda

El empresario había dicho anteriormente que no aceptarían la divisa virtual por su alto consumo energético, carácter que contradice los principios ecológicos de su compañía automotriz. ¿Por qué cambió de opinión?

Elon Musk volvió a publicar un tuit que movió la aguja del bitcoin. El empresario contó en Twitter que Tesla, su compañía automotriz, volverá a aceptar pagos en esa moneda. Luego de la publicación, la cotización de la divisa cruzó la marca de los 40.000 dólares en un salto cercano al 10% en relación a la mañana del día domingo.

Aquella cifra aún mantiene al bitcoin lejos de su cotización máxima que nos lleva al mes de abril cuando se ubicó en torno a los 65.000 dólares, aunque supone un repunte sustancial respecto a los 30.000 dólares en los que se ubicó durante mayo.

La declaración de Musk establece una contramarcha respecto a sus dichos de mayo, cuando sacudió los cimientos del bitcoin al anunciar que Tesla dejaría de aceptar la principal criptomoneda debido a su alto consumo energético. En la ocasión, la divisa virtual caía unos 6.000 dólares en cuestión de minutos, tal como contamos acá.

Antes, en marzo, había dicho que su empresa comenzaría a aceptar que los clientes paguen coches con bitcoins.

En este punto, cabe notar que la minería de criptodivisas es una actividad que exige una gran cantidad de energía debido a que se necesitan equipos con grandes capacidades de cómputo. Un dato a tener en cuenta: según un estudio reciente, la red bitcoin consume anualmente más energía que toda la Argentina. En función de ello, algunos países comenzaron a limitar o prohibir la minería al establecer nuevas regulaciones para esa actividad.

Por otra parte, es preciso recordar que Tesla es una empresa que, al menos en los papeles, propone una mayor amista de la industria automotriz con el medio ambiente sustentándose en la motorización eléctrica de sus coches. En vista de esto, aceptar bitcoins iría en contra de sus propios principios medioambientales.

“Estamos preocupados por el rápido aumento en el uso de combustibles fósiles para minar Bitcoin y hacer transacciones, especialmente el uso de carbón, que emite las peores emisiones de todos los combustibles”, había dicho Musk en su tuit, añadiendo que las criptomoneda “tienen un futuro promisorio”, pero que ese avance no puede darse a costa del medio ambiente.

¿Por qué Musk dio marcha atrás?

El vuelco del empresario no fue radical, sino que insistió en la necesidad de que la minería de bitcoins se realice con métodos más ecológicos. “Cuando se confirme un uso razonable de energía limpia por parte de los mineros con una tendencia futura positiva, Tesla reanudará las transacciones de bitcoin”, dijo en este nuevo mensaje aparecido en Twitter, que provocó un nuevo repunte en la divisa.

De acuerdo a un estudio de 2020, cerca del 39% del uso de energía para minar bitcoins proviene de recursos renovables (energía solar o hidroeléctrica).

Musk fue blanco de numerosas críticas por supuestamente especular con su influencia en Twitter. En concreto, muchos señalaron que el empresario es plenamente consciente de que sus consideraciones afectan el valor de la moneda digital (que no depende de países ni de bancos) y que se desprende de ellas cuando alcanzan un pico en la cotización.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Economía