Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/260429

Armie Hammer, el actor “caníbal”, se internó en una clínica para tratar sus adicciones al sexo, el alcohol y las drogas

Al protagonista de “Call Me By Your Name” lo investigan por una violación.

El actor Armie Hammer busca salir de la espiral de adicciones al sexo, las drogas y el alcohol que lo llevaron a la autodestrucción. Tras el escándalo que se generó por la revelación de chats en los que tenía fantasías “caníbales” y luego de que lo denunciaran por una violación, se internó en una clínica de rehabilitación.

De acuerdo a lo que publicó el portal Page Six, Hammer fue visto hace dos semanas en el aeropuerto de Gran Caimán, isla en la que pasó los últimos meses, donde se despidió de su exesposa Elizabeth Chambers y sus dos hijos. “Ella y los nenes lo dejaron allí y llegaron tan lejos como se les permitió. Hubo muchos abrazos y parecía emocionado”, contó el informante.

Desde ahí voló directamente a un centro de tratamiento para las adicciones al sexo, el alcohol y las drogas en las afueras de Orlando, Florida, donde se registró el 31 de mayo.

“Todo el mundo mira a Armie pensando que tuvo una vida privilegiada, que no hubo problemas en su juventud y que todo fue perfecto. Pero esa no es necesariamente la forma en la que fueron las cosas. El hecho de que venga de una educación donde los recursos financieros son abundantes no significa que la vida no esté libre de problemas”, aseguró a Vanity Fair una fuente cercana al actor.

Otro amigo de la familia Hammer confirmó a Page Six que el protagonista de Call Me By Your Name “está comprometido con la salud y la custodia de sus hijos”. Y agregó: “Esta es una clara señal de que está retomando el control de su vida y sabe que este es un paso hacia su bienestar general”.

La declaración de Armie Hammer: “Soy 100% caníbal”

Hammer está en el centro de la polémica desde principios de 2021 cuando se filtraron, a través de una cuenta de Instagram anónima llamada House of Effie, mensajes privados en los que detalló perturbadoras fantasías sexuales, que incluían desde mutilaciones hasta canibalismo. A esto se sumaron testimonios de dos exparejas que iban en la misma línea.

Entre los mensajes difundidos, hay uno que fue el más explícito: “Estoy pensando en tener tu corazón en mis manos y controlar cuando late. Soy 100% caníbal. Quiero comerte. Cog..., eso también da temor admitirlo. Antes, no lo había admitido. Corté el corazón de un animal vivo y me lo comí mientras estaba todavía caliente”.

El actor de 34 años declaró que todas las actividades sexuales fuera de su matrimonio fueron “completamente consensuadas en el sentido en que fueron totalmente habladas, acordadas y mutuamente participatorias”.

Al enterarse de la situación, su exesposa Elizabeth Chambers les dijo a sus allegados sentirse “conmocionada y enferma” y reconoció: “No me di cuenta de cuánto no sabía. Apoyo a cualquier víctima de agresión o abuso. En este momento, no voy a comentar más sobre este asunto”.

Hollywood le soltó la mano a Armie Hammer

Luego de que explotaran los chats sexuales, la industria más famosa del cine le dio la espalda. A principios de enero, Hammer renunció a participar de Shotgun Wedding, una producción con Jennifer López y, además, le rescindieron el contrato para estar en The Offer, una serie que mostrará los inconvenientes que atravesó Francis Ford Coppola durante la realización de El Padrino.

En marzo perdió otro trabajo. Los productores de la película The Billion Dollar Spy lo removieron del rol protagónico que iba a tener junto a Mads Mikkelsen luego de la acusación que recibió por la violación de una mujer.

El intérprete fue denunciado en Los Ángeles por una joven, que se identificó como Effie, que aseguró haber mantenido una relación con Hammer y dijo que él tuvo comportamientos violentos durante los cuatro años en los que estuvieron juntos. La mujer presentó la demanda ante la Policía de esa ciudad.

“Hammer me violó brutalmente durante cuatro horas. Pensé que me iba a matar. Me abusó mental, emocional y sexualmente. También cometió contra mí otros actos de violencia a los que no di mi consentimiento”, declaró entre lágrimas Effie, de 24 años, cuando dio una conferencia de prensa.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Celebrities