Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/260427

Schwartzman se tomó con humor la derrota ante Nadal y realizó un pedido insólito para el próximo torneo

El Peque tuvo una gran actuación, pero cayó en cuartos de final de Roland Garros. “Tuve mis chances, pero él siempre lucha hasta el final”, reflexionó el argentino.

Diego Schwartzman hizo un gran partido ante Rafael Nadal. Pero el español, cuando juega en Roland Garros, se siente como en su casa. Es imbatible, único e irrepetible. Luego de la derrota en cuatro sets, el argentino se lo tomó con mucha gracia: “Ojalá que la próxima vez me toque (Novak) Djokovic”.

Es que en los últimos años se cruzaron en varias oportunidades y casi siempre fue victoria para Nadal. La única excepción en todo el historial se dio en 2020, cuando el Peque le ganó en semifinales del Masters 1000 de Roma.

El 13 veces ganador en París se impuso este miércoles por 6-3, 4-6, 6-4 y 6-0 y se clasificó para semifinales, acercándose al récord de los 21 Grand Slam conseguidos.

Al menos, a Schwartzman le quedará el consuelo de haberle roto al español una racha de 36 sets ganados de manera consecutiva y de haberle puesto en muchas dificultades, teniendo ventaja de 3-4 en el tercer set, antes e encajar nueve juegos consecutivos.

“Tuve mis chances en el tercero, jugando mejor que él, pero es Rafa y siempre lucha hasta el final”, declaró.

En el análisis del partido, el argentino explicó: “La clave fue el tercer set, después de dos primeros muy parejos. En el tercero estaba jugando mi mejor tenis, yo ganaba cómodo mi saque y a él le costaba mucho, pero con ese 3-4, él comenzó a sacar realmente muy bien, ganando muchos puntos con su primer servicio, que me restaba mis chances de hacer puntos pese a seguir jugando bien”.

En el cuarto set (6-0) “fue una tromba, no me dejó jugar prácticamente ningún punto. Cada bola que no era muy buena mía, él hacía winner tras winner”.

“Duele perder de nuevo (Nadal le ganó 12 enfrentamientos de 13), pero hay que analizar quien está enfrente, que es imbatible acá y que entrás a la cancha contra el mejor de la historia en este torneo”.

Preguntado si los rivales de Nadal estarán contentos cuando se retire, Schwartzman tiró del humor para responder: “Será triste para todo el mundo, pero obviamente la próxima vez no quiero estar en el mismo lado del cuadro. Siempre juego bien en París, pero acabo perdiendo frente a Rafa. ¡La próxima vez quiero ir por el lado de Djokovic, no de Rafa!”, dijo sonriendo.

También respondió con humor cuando le preguntaron por el hecho de jugar de nuevo con público. “Es bonito jugar de nuevo con gente acá después de dos años; que griten tu nombre, que te apoyen... pero cuando vieron que Rafa estaba en dificultades al final del tercer set, ya no me animaron más”.

Tras una discreta temporada de polvo de ladrillo en Europa, salvo en París, Schwartzman saldrá del Top 10 de la clasificación mundial este lunes, aunque el Peque no pareció darle demasiada importancia. “Si sigo jugando las próximas semanas como jugué acá, volveré rápido”.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Deportes