Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/258954

Descubrieron una nueva cepa de coronavirus en Nueva York que genera alarma entre los científicos

Se trata de la variante B.1526. Comparte características con las formas del COVID-19 descubiertas en Sudráfrica y Brasil.

Científicos confirmaron la presencia de una nueva cepa de coroanvirus en Nueva York y en otras zonas del nordeste de Estados Unidos. La forma del virus se conoce como B.1526 y genera preocupación entre los expertos, ya que comparte características con la variante descubiertas en Sudáfrica y Brasil, más contagiosas y difíciles de tratar.

Según investigadores del Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia, la cepa fue identificada por primera vez en muestras recolectadas en noviembre en Nueva York. Para mediados de febrero, representaba cerca del 12% de los casos de COVID-19 en la ciudad.

El último descubrimiento fue posible a partir de un exhaustivo análisis de los infectados en el distrito y en las áreas circundantes. Por medio del mismo se buscaba determinar la prevalencia de las variantes identificadas en Sudáfrica y Brasil en la región. Si bien el estudio concluyó que la presencia de ambas era baja, demostró la rápida expansión de la forma B.1526.

“En lugar de dar con las cepas que buscábamos, encontramos un gran número de este linaje autóctono”, explicó en un comunicado la Dra. Anne-Catrin Uhlemann, profesora asistente en la división de enfermedades infecciosas del Colegio de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia.

Asimismo, el informe de la casa de estudios confirmó que B.1526 comparte algunas características preocupantes con B.1351, la variante identificada por primera vez en Sudáfrica, y con P1, que se identificó por primera vez en Brasil.

La alerta de los científicos en relación con la nueva cepa surge a partir de diversos estudios que sugieren que las variantes 1351 y P1 son más resistentes a algunas de las vacunas contra el coronavirus disponibles en la actualidad.

La principal preocupación de los investigadores radica en un cambio en un área de la proteína de pico del virus, llamada E484K, que está presente en las tres variantes. Se cree que dicha mutación debilita la respuesta inmunitaria del cuerpo al virus.

Sin embargo, también hay informes que demuestran que es probable que las últimas vacunas aprobadas sean capaces de neutralizar al virus y de proteger a la población de infecciones graves, incluso de las provocadas por las nuevas cepas.

En este contexto, las empresas fabricantes de vacunas ya están trabajando en el desarrollo de nuevos inmunizantes o bien de refuerzos adicionales para combatir las mutaciones más recientes del coronavirus. Una de ellas es la Universidad de Oxford, que anunció que tendrá listo para septiembre o noviembre un nuevo fármaco diseñado específicamente contra la variante sudafricana.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Mundo