Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/258878

Vacunación, credibilidad y gestión de crisis: los desafíos que esperan a Carla Vizzotti, la nueva ministra de salud

Asumió en medio del escándalo generado por las vacunaciones VIP y su principal tarea es generar confianza en la distribución de los dosis.

Carla Vizzotti asumió este sábado al frente del Ministerio de Salud tras la renuncia de Ginés González García, en medio del escándalo por la vacunación VIP de algunos funcionarios y “amigos del poder”.

El cambio de ministros se decidió luego de la crisis generada cuando el periodista Horacio Verbitsky admitió que se le aplicó una vacuna contra el coronavirus en el Ministerio de Salud.

El pedido de renuncia se formalizó a través del jefe de Gabinete, y la designación de Vizzotti fue confirmada en el Boletín Oficial luego de una reunión que la funcionaria mantuvo en la Casa de Gobierno con el presidente Fernández.

Carla Vizzotti, una médica con un largo recorrido en el ministerio de Salud

Carla Vizzotti, de 48 años, se recibió de médica en la Universidad del Salvador y se especializó en el control de enfermedades inmunoprevenibles e infecciosas, en medicina interna, y en sistemas y seguridad social.

Vizzotti desembarcó por primera vez en el ministerio de Salud en 2007, durante la anterior gestión de González García, en la dirección de Enfermedades Inmunoprevenibles.

Durante la pandemia de Gripe A de 2009 estuvo a cargo del del Programa Nacional de Inmunización y fue durante su gestión que el calendario de vacunación alcanzó las 19 vacunas gratuitas y obligatorias, según consignó el diario.

Vizzotti fue apartada de la cartera por el gobierno de Mauricio Macri (según dijo entonces por “motivos políticos”) y volvió con el triunfo de Aníbal Fernández. También se desempeñó como presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), trabajó en la Fundación Huésped y formó parte del Grupo Técnico Asesor en Prácticas de Inmunizaciones de la Organización Mundial de la Salud (2013-2019).

Ese perfil técnico fue clave cuando estalló la pandemia. Vizzotti fue la encargada del equipo del plan Detectar y la cara del Gobierno en los partes diarios sobre el avance del coronavirus en el país.

Los desafíos que esperan a Vizzotti

Le tocará ahora poner orden tras el escándalo del vacunatorio VIP y probablemente pedir una investigación interna. Justo un día antes de que estalle la polémica, Ginés González García había relativizado el hecho de que personas vinculadas al poder político se aplicaran las dosis pese a no formar parte de los grupos prioritarios al considerar que eran meras “anécdotas”.

A Vizzotti también deberá asegurar la llegada de vacunas Sputnik V al país y cerrar negociaciones con el laboratorio estatal chino Sinopharm y los estadounidenses Pfizer, Moderna y Janssen y tratar de cumplir el objetivo oficial de vacunar a 25 millones de personas para 2021.

La funcionaria tenía previsto viajar a Rusia este sábado junto a Cecilia Nicolini, una de las responsables de la relación con los laboratorios que producen las vacunas, que ahora partirá sin la flamante ministra.

Justo esta semana, el vocero del Kremlin Dmitri Peskov reconoció que Rusia no tiene capacidad para cumplir con la demanda de Sputnik V, lo que pon en entredichos el plan de vacunación nacional. “La demanda en el exterior es realmente alta, tanto que supera considerablemente las capacidades productivas”, dijo Peskov.

El Gobierno tiene un acuerdo por 20 millones de vacunas Sputnik V, y la semana pasada llegó un cuarto vuelo desde Rusia con 400 mil dosis. El primero de los viajes que transportó una partida de vacunas llegó a la Argentina fue el 24 de diciembre con 300.000 dosis, en tanto que el segundo fue el 16 de enero con otras 300.000. Mientras que el tercero arribó a Ezeiza el jueves 28 de enero con 240 mil inmunizaciones, de las cuales 20 mil fueron destinadas a Bolivia.

Las otras vacunas en camino

Esta semana llegó una partida de 580 mil dosis de la vacuna Covishield, que produce el laboratorio indio Serum Institute con tecnología de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Demostró una eficacia del 90% contra la enfermedad luego de aplicadas ambas dosis de la inmunización.

A Vizzotti le corresponderá acelerar las gestiones para traer este mes un millón de vacunas desarrolladas por el laboratorio estatal chino, con el que se discute un acuerdo por un total de 30 millones de dosis para este año.

A esta negociación se suman las conversaciones con el Instituto Butantan, laboratorio brasileño que tiene licencia para desarrollar la vacuna china de Sinovac.

El frente de negociaciones también incluye charlas con los laboratorio Moderna y Janssen. Además siguen las charlas con Pfizer, laboratorio al que el ahora exministro de Salud Ginés González García acusó de poner condiciones “casi inaceptables”.

Además, la Argentina trata de posicionarse en la carrera por la vacuna israelí contra el COVID-19, que se encuentra en la fase 2 de investigación pero que de obtener buenos resultados podría convertirse en una nueva alternativa de inmunización para el país.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Política