Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/258842

Serena Williams dejó un mensaje enigmático y cargado de angustia tras perder en Australia: ¿se retira?

Cayó por 6-3 y 6-4 ante Naomi Osaka, quien se clasificó a la final del Abierto de Australia. Lanzó una frase contundente, abandonó la sala y los rumores de abandonar el tenis empezaron a crecer.

Naomi Osaka, número tres del mundo, venció este jueves a Serena Williams (11), que abandonó la competición envuelta en lágrimas, y se clasificó para su segunda final del Abierto de Australia, donde enfrentará a la estadounidense Jennifer Brady (24).

Osaka se impuso con contundencia por 6-3, 6-4 a Williams, a quien ya había derrotado en la final del US Open en 2018, lo que le valió su primer título de Grand Slam.

Serena no pudo retener las lágrimas e interrumpió su conferencia de prensa tras su derrota y hasta dejó abierta la puerta del retiro. A sus 39 años, las dudas empiezan a surgir.

“No diría que estaba nerviosa. Hubiera podido adelantarme y llegar al 5-0, pero cometí tantos errores que...”, dijo antes de quebrarse. Pocos segundos después dijo: “No lo sé, se acabó”. Se levantó y se fue.

 

Este jueves, al salir de la cancha tras su derrota, Williams saludó al público como si estuviera despidiéndose. Sus declaraciones posteriores aumentaron las dudas sobre el futuro profesional de la tenista.

De su lado, Osaka afirmó que cometió “muchos errores en los primeros juegos”. “Estaba nerviosa y tenía miedo al principio. Después me relajé. Lo más importante para mí es relajarme, divertirme”, comentó la campeona de este torneo en 2019.

“Siempre es un honor para mí jugar contra ella, y no quería que fuera muy duro, por lo que hice lo mejor que puede”, agregó sobre Williams.

La gran final del Abierto de Australia

La japonesa, de 23 años, luchará por conquistar un segundo título en Melbourne, el cuarto de Grand Slam, el sábado en la final contra la estadounidense Brady (24), vencedora en su duelo ante la checa Karolina Muchova (27).

Brady, de 25 años, se impuso por 6-4, 3-6, 6-4. Su mejor resultado hasta ahora en un Grand Slam era una semifinal en el último Abierto de Estados Unidos, cuando perdió justamente frente a Osaka.

“Me tiemblan las piernas, se me va a salir el corazón del pecho”, dijo la estadounidense tras la victoria.

“Es un logro increíble. Va a ser un partido muy duro, seguro que estaré nerviosa, pero también estoy emocionada”, dijo la jugadora estadounidense, que solo tiene un título en su haber, ganado el año pasado en Lexington (Kentucky, Estados Unidos).

La broma de Osaka para su hermana

Tras vencer a Serena, Naomi le pidió a su hermana que dejara de enviar mensajes raros en el grupo familiar de WhatsApp en un texto que escribió con un marcador en una de las cámaras antes de abandonar la pista Rod Laver Arena.

”Mari, deja de enviar imágenes raras al grupo del chat”, firmó en la cámara Osaka.

”Ella manda cosas muy raras por ese grupo. Me lo manda a mí, a mis amigos. A veces me llega a molestar un poco y por eso se lo quería decir”, explicó luego Osaka en una entrevista con la cadena Eurosport.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Deportes