Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/258446

Hoy, 23 de enero, se cumplen 71 años del nacimiento de Luis Alberto Spinetta

El 23 de enero de 1950 nació Luis Alberto Spinetta, pionero y uno de los músicos más profundos e influyentes en la historia del rock argentino.

El 23 de enero es una fecha muy importante para el rock argentino. Un día como hoy, en 1950, nació Luis Alberto Spinetta, probablemente, la mente más brillante de todo el rock en español. Conocido por sus proyectos artísticos, sus bandas, su carrera como solista y su forma de ser, logró llegar al olimpo de las figuras míticas de la Argentina y aunque físicamente no se encuentre entre nosotros, su espíritu y música dejaron un legado que perduran hasta el día de hoy. Es por su nacimiento, que hoy también se conmemora el “Día del músico”.

Luis Alberto Spinetta nació y se crio en su casa de Arribeños al 2800, en el corazón del Bajo Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires. Siendo el hijo del medio de entre tres hermanos, “el flaco” no tuvo problemas para sobresalir con rapidez. Su padre, Luis Santiago, era un cantante de tangos aficionado al que él admiraba mucho. A tal punto que a los 4 años ya se animaba a cantar tangos en las reuniones familiares. Fue allí donde empezaron a notar el talento que tenía para la música.

Durante sus estudios primarios, los cuáles cursó en la Escuela n.º 22 (DE 10) “Remedios de Escalada de San Martín”, ubicada en Roosevelt y Av. del Libertador, fue el “boom” del rock n’ roll. Esto le dio “maña” al Flaco para comenzar a componer canciones, incluso antes de que empezase a tocar un instrumento. Sin embargo, el verdadero quiebre lo vivió durante sus años de adolescencia.

En esos años, el Flaco Spinetta asistió al Instituto San Román, colegio histórico del barrio ubicado en Migueletes y Juramento. Allí, estuvo desde 1963 hasta 1967 y, hasta hoy en día, se lo recuerda con cariño y admiración. Spinetta contó varias veces que su debut artístico se produjo en 1964, en un concurso televisivo del programa Escala Musical, por Canal 13. Sin embargo, a medida que iba produciendo su acercamiento a la música, también se estaba orquestando un gran proyecto. Dentro de las paredes del San Román, Spinetta, impulsado por la “Beatlemania” se junta con dos bandas barriales (Larkins y Sbirros) y dos compañeros sanromanenses, Ángel y Emilio del Guercio, quién era además su compañero de banco. Ese proyecto era nada menos que “Almendra”.

En 1969, Almendra sacó a la venta su primer disco, formado por temas inolvidables como “Ana no duerme”, “Plegaria para un niño dormido”, “Tema de Pototo” y “Muchacha (ojos de papel)”, que con el paso del tiempo se convirtieron en clásicos.

Tras su separación, Spinetta grabó en 1971 un disco solista llamado Spinettalandia y sus amigos, y en ese mismo año formó el legendario grupo Pescado Rabioso que, como casi todos en su carrera, tuvo poca duración, ya que se disolvió en 1973, pero generó una importante revolución en el rock argentino y dejó una huella imborrable por su estilo y originalidad musical.

Ese mismo año, Luis Alberto Spinetta grabó otro disco como solista, Artaud, a pesar de aparecer como un álbum del grupo Pescado Rabioso, y en el que incorporó a diversos invitados, entre ellos a su hermano Gustavo Spinetta. El disco en sí, es de los más recordados. Por su particular tapa verde y canciones icónicas como “Bajan” o “Cantata de puentes amarillos”. A finales de ese año fundó una nueva banda, Invisible, con la que sacó tres discos hasta su separación en 1976.

En la década de los ’80, Luis Alberto Spinetta volvió a juntarse con los integrantes de Almendra y, de forma paralela, ese mismo año formó el grupo Spinetta Jade. Otra banda que logró tener éxitos a partir de su álbum “Bajo Belgrano” lanzado en 1983. En ella, el disco trajo temas como “Vas a iluminar la casa”, “Maribel se durmió” y “Canción del Bajo Belgrano”.

A partir de ese momento destacaron sus trabajos en solitario como La la la (1986), Téster de violencia (1988), Exactas (1990), Piel de piel (1990) y Pelusón of milk (1991), con los que logró ser el Mejor Disco del Año tres años casi consecutivos.

En 1994 volvió a las andadas grupales al formar Luis Alberto Spinetta y los Socios del Desierto y tuvo enfrentamientos con las compañías discográficas, pero al final editó un disco doble titulado simplemente Spinetta y los socios del desierto con los temas que ya había presentado en vivo. Este trabajo, con una gráfica llamativa y de excelente calidad, triunfó y levantó aún más su fama.

Después de unos años de silencio y tan sólo escuchar sus recopilaciones, en 2001 sacó Silver sorgo. Son años en los que Spinetta da un giro a su música, más pausada, poética y con distintos ritmos. Así, en 2003 edita Para los árboles, en el que recurre a la preponderancia de los teclados y los pasajes instrumentales y, a su vez, coquetea con lo electrónico.

El 4 de diciembre de 2009, por los festejos de sus 40 años de trayectoria musical, realizó el famoso concierto “Spinetta y bandas eternas” en el estadio de Vélez. En él repasó toda su carrera, con medio centenar de canciones, y reunió a 31 músicos, todos ellos compañeros en los diversos grupos que fundó desde Almendra, como Fito Páez, David Lebón, Charly García, Ricardo Mollo, Juanse y Gustavo Cerati, entre otros. De este recital salió La Caja de Spinetta, tres DVD, tres CD y dos libros.

Su ultima presentación la dio en el Cosquín Rock 2011. El flaco, para ese entonces, había hecho publica la enfermedad que padecía, un cáncer. Que casi, en un abrir y cerrar de ojos, se lo llevó. Luis Alberto Spinetta falleció el 8 de febrero de 2012 a causa del cáncer diagnosticado. Tenía 62 años. Y su muerte fue llorada por todo un país.

Legado y homenajes póstumos
A principios del 2020, exactamente el 23 de enero, salió a la venta el disco “Ya no mires atrás”. Un disco con pistas jamás escuchadas, que fueron grabadas por Luis Alberto Spinetta entre los años 2008 y 2010. Estas mismas, estaban guardadas en un pendrive que descubrieron días después de su muerte y decidieron lanzarlas en el día en que hubiese cumplido 70. Las canciones contaron con participaciones de invitados como sus hijos Dante y “Leeva” (Valentino) Spinetta.

Y en un punto menos conocido, tuvo un homenaje por parte de su escuela secundaria en 2017, por sus 50 años de egreso de la institución. Por tal motivo, tuvo celebraciones en homenaje a él que contó con figuras como Lito Epumer, Machi Rufino y Cristian Judurcha, integrantes de invisible. Sumados, al nombramiento del salón de música del colegio, que lleva el nombre de Luis Alberto Spinetta.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Cultura