Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/257544

La muerte de Diego Maradona | Alberto Fernández afirmó que el horario dispuesto por la familia del Diez fue “un problema”

El Presidente dijo que organizaron la despedida sabiendo que iba a haber “un aluvión de gente”. Indicó que pensó que los fanáticos iban a entender que no todos llegarían a participar de la ceremonia.

Luego de los fuertes incidentes durante el velatorio de Diego Maradona del jueves pasado, dentro y fuera de la sede del Ejecutivo, el presidente Alberto Fernández insistió que quienes tenían que decidir cómo hacer el funeral eran “los familiares” del Diez.

Inicialmente el funeral estaba previsto hasta las 16. Los disturbios se produjeron cerca de las 13, cuando la Policía de la Ciudad cortó la fila y los hinchas respondieron con piedrazos, botellazos y empujones, e incidentes dentro de Casa de Gobierno. Se decidió extenderlo hasta las 19, pero se debió terminarlo abruptamente por el descontrol y la violencia en el lugar.

El Presidente dijo que le “llamó la atención que muchos plantearon que habiendo puesto la Casa de Gobierno” a disposición para hacer el velatorio fueran ellos los que tenían que poner las condiciones de la organización. Manifestó que esta potestad fue de la familia de Maradona, que “tenían que decidir cómo hacerlo y durante cuánto tiempo”.

Reconoció que sabían que iba a haber “un aluvión de gente que quería despedirse” del Diez y que esperaba que todos, “en respeto a la memoria de Diego”, entendieran que algunos iban a poder participar del funeral y otros no. Consideró que “los problemas se generaron con un grupo limitado de gente que hicieron mucho barullo”.

Manifestó que tuvieron “‘el problema’ de enfrentar la decisión de la familia, de que ellos quisieron que todo terminara a las 16″ del jueves. Afirmó que “cuando mucha gente se dio cuenta que por la cantidad de personas que tenía adelante no iba a llegar, muchos se abalanzaron sobre la puerta tratando de entrar” y que a partir de ahí se produjeron fuertes disturbios.

Destacó en PH Podemos Hablar “la capacidad que tuvo Diego hasta en el día de su muerte de movilizar el amor de los argentinos”. Dijo que se puso al lado de la familia, “que ellos resolvieran cómo proceder y ponerle a disposición lo que a juicio de ellos Maradona hubiera querido”.

Aseguró que no cuestionaron el plazo inicial que habían determinado la exesposa del Diez Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Giannina Maradona. El Presidente afirmó: “¿Cómo vamos a cuestionarles los tiempos a la familia? Quise que fuera un día donde los argentinos le rindieran homenaje a Diego”.

Un documento prueba que el Gobierno dio la orden que desató el caos en el velatorio

Los incidentes durante el funeral generaron fuertes cruces entre los gobiernos nacional y porteño, con críticas de ambas partes sobre el operativo. Dos días después TN.com.ar accedió a un documento que demuestra que fue la Casa Militar, a cargo del Ministerio de Defensa, la que le dio la orden a la Policía de la Ciudad de cortar la fila, lo que generó el caos.

El informe oficial confirmó que hubo un Comando Unificado al frente del operativo, integrado por personal del Ejército Argentino, la Marina, la Policía Federal y la Policía de la Ciudad y coordinado por el Gobierno Nacional, lo que Presidencia comunicó un día antes del funeral.

Una captura de pantalla del registro oficial de la Dirección de Operaciones de la Policía de la Ciudad reveló que el Capitán de la Armada, de apellido Gordillo, de la Casa Militar, solicitó a las 12.30 del jueves “se obture el ingreso de público a la Plaza de Mayo”. Es decir, que corten la fila a la altura de Avenida de Mayo e Irigoyen. Gordillo había sido designado enlace con la Policía porteña, en la reunión que tuvo el Comando Unificado el miércoles 25 para establecer las pautas del operativo.

Fuentes del Gobierno de la Ciudad indicaron a TN.com.ar que los incidentes se produjeron en la Casa Rosada y que el desborde desencadenó en el pedido a la policía porteña para detener el flujo de personas hacia el corazón del velatorio. Aseguraron que el mensaje se envió por mail y que también hubo una llamada telefónica.

La ministra de Seguridad Sabina Frederic negó que haya habido un pedido a la policía porteña de intervenir ante el descontrol. La funcionaria sostuvo en Radio Mitre: “Esa orden no existió. Estábamos trabajando en un camino a seguir, esa orden no existió porque estábamos tratando de convencer a la familia para que el féretro transite por 9 de Julio”.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber