Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/257370

Los smartphones consumen nueve años de nuestras vidas

Un usuario promedio pasa aproximadamente ese tiempo observando la pantalla del teléfono durante toda su existencia.

¿Cuánto tiempo pasás observando la pantalla de tu smartphone? ¿Cuántas veces la encendés cada día? ¿Considerás que tu relación con el celular es saludable o rayana a un comportamiento adictivo? Un nuevo estudio revela una serie de datos respecto a nuestro vínculo con los teléfonos que podrían sorprendernos. Una de sus principales conclusiones del informe es que estos dispositivos se llevan nueve años de nuestras vidas.

Lo cierto es que aquel es un cálculo que se basa en una cifra diaria y es una extrapolación estadística. El estudio realizado por WhistleOut (vía Phone Arena ) arribó a la conclusión de que un usuario promedio dedica 3.07 horas al día a su smartphone. Eso, multiplicado en semanas, meses y años conduce a la sorprendente cifra arriba señalada.

¿Cómo llegaron los (en concreto) 8.74 años promedio? Calcularon que una persona comienza a usar el teléfono a los 10 años y multiplicaron las horas diarias hasta llegar a la vida adulta.

Por lo demás, cabe señalar que se trata de una muestra acotada. Los responsables de esta investigación encuestaron a 1.000 personas, consultándoles acerca del tiempo que pasan frente a la pantalla de sus celulares. Los participantes se dividieron en tres grupos: Baby Boomers (los nacidos entre 1946 y 1964), la Generación X (entre 1965 y 1980) y los millennials (nacidos entre 1981 y 1996).

Los millennials son los que más tiempo dedican a los celulares, con un promedio de 3.7 horas cada día. La Generación X aparece en el segundo lugar con 3 horas de uso diario, mientras que los Baby Boomers pasan 2.5 horas en los equipos.

“Esto puede no ser tan sorprendente, considerando que los millennials nacieron y crecieron durante uno de los períodos tecnológicos más innovadores de la historia. Las herramientas digitales de aprendizaje y comunicación han estado disponibles a una edad mucho más temprana para los millennials que para las generaciones anteriores. De manera similar, muchos de ellos se encuentran en profesiones centradas en la tecnología que a menudo requieren un uso más intenso de teléfonos inteligentes para realizar su trabajo y comunicarse con sus compañeros de equipo”, señalan los responsables del informe.

Tal como señala la fuente, pasar una cierta cantidad de tiempo con la tecnología móvil en mano no es necesariamente algo malo, siendo “muy subjetivo y difícil de juzgar” en vista a que algunas tareas que propician los smartphones son realmente productivas. “A pesar de la pizca de sensacionalismo, no te lo tomes demasiado en serio”, dicen en Phone Arena.

Padres, hijos y celulares

En un examen sin profundidad, podríamos creer que los niños pasan más tiempo frente a las pantallas de los smartphones que sus padres. Sin embargo, un estudio realizado a mediados de 2019 arrojó conclusiones diferentes a ese prejuicio.

“No hay un respiro para los brillos de la pantalla, del estrés y las presiones del día”, dijo James Steyer, director de Commom Sense Media, una ONG con sede en San Francisco, Estados Unidos, dedicada a examinar el impacto de la tecnología en las familias. El estudio que elaboraron, que se apoya en mil encuestas a padres e hijos entre 12 y 18 años de edad, encontró que el 38% de los adolescentes siente que sus padres son adictos al celular y el 39% desea que los adultos se aparte de su dispositivo cuando están en casa.

Además, más de la mitad de los padres encuestados reconoció que pasa demasiado tiempo en sus dispositivos, en comparación el 29% registrado tres años atrás.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Tecnología