Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/256654

El Nobel de Química 2020 fue para las creadoras de las "tijeras genéticas"

Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna fueron galardonadas por sus trabajos en edición genética. Solo cinco mujeres habían ganado el premio desde 1901, frente a 183 hombres. 

 

 


La Academia Sueca ha premiado este año a la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna con el Premio Nobel de Química por sus trabajos sobre las "tijeras Crispr". 

El galardón reconoce el aporte de las investigadoras a "reescribir el código de la vida", indicaron. El descubrimiento de las genetistas "contribuye a desarrollar nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias", subrayó el jurado en Estocolmo.

Las tijeras genéticas han revolucionado las ciencias de la vida molecular, han brindado nuevas oportunidades para el fitomejoramiento, están contribuyendo a innovadoras terapias contra el cáncer y pueden hacer realidad el sueño de curar las enfermedades hereditarias. Utilizándolas, los investigadores pueden cambiar el ADN de animales, plantas y microorganismos con una precisión extremadamente alta. Se trata de un avance indiscutible.

Su uso es fácil y barato. El mecanismo se llama Crispr/Cas9. Si la terapia genética consiste en introducir un gen normal en las células que tienen un gen con problemas, como si fuera un caballo de Troya, para que haga el trabajo del gen que no funciona, Crispr va más lejos: en lugar de añadir un gen, modifica el gen existente.

Solo cinco mujeres habían ganado el Nobel de Química desde 1901, frente a 183 hombres: Marie Curie (1911), su hija Irène Joliot-Curie (1935), Dorothy Crowfoot Hodgkin (1964), Ada Yonath (2009) y Frances Arnold (2018). La francesa, de 51 años, y la estadounidense, de 56, se convierten así en la sexta y séptima mujer que ganan un Nobel de Química.

Las dos genetistas recibieron varios galardones por este descubrimiento: el Breakthrough Prize (2015), el Princesa de Asturias en España (2015) o el premio Kavli de las nanociencias en Noruega (2018).

“Mi deseo es que esto brinde un mensaje positivo a las jóvenes que deseen seguir el camino de la ciencia y mostrarles que las mujeres en la ciencia también pueden tener un impacto a través de la investigación que están realizando”, expresó tras recibir el premio Emmanuelle Charpentier,

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Cultura