Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255701

Pandemia vs. vida nocturna: Berlín planea convertir sus espacios públicos en boliches al aire libre

Las autoridades de Berlín están pidiendo convertir parques, calles y plazas en clubes nocturnos a medida que continúan los bloqueos de coronavirus y las medidas de distanciamiento social en todo el país

Tanto para los fanáticos del techno como para los viajeros ocasionales, la ciudad de Berlín es prácticamente sinónimo de salidas nocturnas épicas, estridentes e indefectiblemente eclécticas. Entonces, el hecho de que sus clubes hayan estado cerrados desde mediados de marzo se siente increíblemente discordante.

Con la pandemia de coronavirus que sigue afectando a personas de todo el mundo, la vida nocturna -como se la conoce- simplemente no está en las cartas en este momento. Sin embargo la capital alemana, a la cabeza en tendencias musicales y en nuevas propuestas de ocio nocturno, está encontrando una manera creativa de permitir que las personas disfruten de la noche al máximo mientras se mantienen seguras.

Según Time Out, la guía de las ciudades del mundo, en un esfuerzo por revivir adecuadamente la industria de la vida nocturna generalmente próspera, las autoridades de la ciudad están pidiendo que los principales espacios al aire libre se conviertan en lugares al aire libre que los clubes en dificultades y otros lugares de vida nocturna podrían alquilar.


 
Si bien la ciudad disfruta de cervecerías y otros lugares al aire libre, extraña las luces coloridas y los ritmos techno de los clubes de la ciudad. Después de todo, Berlín es prácticamente sinónimo de una bulliciosa escena de discoteca. “Berlín extraña su diversa escena de clubes”, dijo la ministra de economía de la ciudad, Ramona Pop, al Berliner Morgenpost. “Por eso ... queremos crear oportunidades legales para festejar en áreas públicas para clubes y berlineses”.

Pop envió una carta a los alcaldes de distrito de la ciudad alentándolos a considerar convertir los espacios públicos en lugares de vida nocturna al aire libre que se pueden alquilar. Y dijo al medio de comunicación alemán que estos clubes se lanzarían en las próximas dos semanas.

Según Deutsche Welle (DW), los clubes al aire libre también son una respuesta para ayudar a evitar que ocurran fiestas y clubes clandestinos. Las fiestas subterráneas iniciadas por grupos solo por invitación son ilegales y tienen el potencial de deshacer el progreso para frenar la propagación del virus. En promedio, estas fiestas albergan entre 50 y 1.500 personas.

 
“Estamos discutiendo nuestra idea con diferentes distritos. Esto ayudará a controlar las fiestas y a tener un seguimiento de las personas que asisten a ellas“, aseguró Lutz Leichsenring de la Comisión del Club a DW. “De esta manera, los organizadores seguirán las medidas de higiene necesarias, de lo contrario, las personas continuarán organizando fiestas ilegales al aire libre mientras sea verano”.

Berlín no es el único destino que optó por una alternativa cultural en respuesta a la pandemia. Algunas galerías de arte han lanzado exhibiciones de autoservicio, como The Immersive Van Gogh Exhibit en Canadá. La exhibición permite a los espectadores conducir un espectáculo de luces de 35 minutos en una antigua imprenta en Toronto, con 14 vehículos capaces de participar al mismo tiempo. En el Reino Unido, también ha habido un regreso del cine drive-in para permitir a los espectadores disfrutar de las películas desde la seguridad de sus propios automóviles.

 
Pasará mucho tiempo antes de que puedan reabrir por completo, pero gracias a la última promesa del consejo, muchos de los clubes de vanguardia de la ciudad podrían reaparecer pronto en alguna forma nueva y emocionante al aire libre, y tal vez incluso antes de que termine el verano.

Recientemente, varias miles de personas se manifestaron este sábado en la capital para protestar contra las medidas de prevención frente al coronavirus que según ellas limitan las libertades individuales. El desfile reunió a “librepensadores”, militantes antivacunas, conspiracionistas o incluso simpatizantes de extrema derecha. Entre los manifestantes, unos 7.000, según la televisión pública regional RBB, había desde pequeños comerciantes descontentos con la restricciones a la vida pública a grupos de personas que consideran estas limitaciones atentatorias contra el derecho a la libertad de movimientos.

 
Alemania ofrece desde este sábado test gratuitos a los viajeros que regresan del extranjero, unas pruebas que serán obligatorias a partir del lunes para quienes proceden de regiones de riesgo, a fin de evitar la cuarentena. La norma rige desde esta sábado, según indicaciones del ministro de Sanidad, Jens Spahn, quien defiende la gratuidad de esas pruebas pese a las críticas de quienes consideran que deberían ser a cuenta de cada viajero para no sobrecargar la sanidad pública.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo