Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255470

Caso Madeleine McCann: la policía alemana lanzó una operación de búsqueda a gran escala en la zona donde vivía el sospechoso

Según informes de medios locales, oficiales rastrean un terreno en la ciudad de Hannover. Quieren hallar rastros que los ayuden a dilucidar qué pasó con la niña raptada en Portugal, presuntamente por el hoy convicto germano Christian Brueckner

La policía alemana está realizando búsquedas en un jardín en la ciudad de Hannover, en el norte de Alemania, cerca del lugar en el que vivía Christian Brueckner, el principal sospechoso de la desaparición de la niña británica Madeleine McCann, informaron este martes los fiscales del caso y medios locales.

“Puedo confirmar que la búsqueda se está llevando a cabo en relación con nuestras investigaciones sobre el caso Maddie McCann”, dijo la fiscal de Brunswick, Julia Meyer, cuando se le preguntó acerca de la medida, informada por primera vez por el periódico local Hannoversche Allgemeine Zeitung.

Meyer dijo que no podía dar más detalles sobre el procedimiento, añadiendo sólo que la policía “aún necesita más tiempo para terminar”.

 
La policía levantó esperanzas en junio de que el misterio sobre la desaparición en 2007 de “Maddie”, de tres años, finalmente podría resolverse cuando revelaron que estaban investigando a Christian Brueckner, un alemán de 43 años.


Según los informes de los medios locales, la policía alemana ha lanzado una operación a “gran escala”. Según la prensa, el área que la policía está buscando está cerca de donde vivía Brueckner, actualmente preso por delitos sexuales infantiles y violaciones no relacionados con el caso McCann.

Varios vehículos se encontraban en la escena y también se ha utilizado un perro rastreador para examinar los terrenos, informó el diario británico Star.

 
Reportes de prensa también afirmaron que la policía ha estado buscando en un canal de la ciudad alemana.

Madeleine desapareció la noche del 3 de mayo de 2007 pocos días antes de su cuarto cumpleaños, mientras estaba de vacaciones con su familia en Praia da Luz, Portugal. Sus padres, Kate y Gerry McCann, habían dejado a ella y a sus hermanos gemelos Sean y Amelie, de 18 meses, durmiendo en su habitación mientras fueron a cenar con amigos a un restaurante de tapas cercano.

 
A pesar de una gran búsqueda internacional, no se ha encontrado ningún rastro de la niña, ni nadie ha sido acusado por su desaparición.

Christian Brueckner fue identificado el mes pasado públicamente como el nuevo principal sospechoso en el caso, pero los fiscales han admitido que no tienen suficientes pruebas para acusarlo en el caso McCann.

 
Los fiscales afirman que el hombre se encontraba cerca del complejo en el que se alojaba la familia en Praia da Luz aproximadamente una hora antes de que Madeleine fue secuestrada por un intruso. Se alega que Brueckner recibió una llamada telefónica de 30 minutos fuera del edificio de apartamentos poco antes de la desaparición de la niña.

Quién es Christian Brueckner

 
Brueckner está en la cárcel en Kiel, en el norte de Alemania, por tráfico de drogas y por violar a una mujer estadounidense de 72 años en Praia da Luz.

El semanario Der Spiegel reportó que Brueckner tiene un amplio historial delictivo, con unos 17 casos, desde agresiones a robos o asuntos relacionados con drogas.

 
Su primer juicio por un delito sexual fue en 1994, cuando tenía 17 años, cuando fue condenado en Baviera por abusar de un niño. El último caso relacionado con menores fue un proceso por tenencia de pornografía infantil en 2016.

El hombre vivió y trabajó entre 1995 y 2007 en el sur de Portugal, donde habría cometido varios delitos, robos en hoteles y apartamentos y la violación de una anciana estadounidense hace 15 años. Se mudó en las semanas contemporáneas con la desaparición de McCann y volvió a Alemania, donde cometió crímenes vinculados con el narcotráfico.

El semanario Der Spiegel reportó que Brueckner tiene un amplio historial delictivo, con unos 17 casos, desde agresiones a robos o asuntos relacionados con drogas.

 
Su primer juicio por un delito sexual fue en 1994, cuando tenía 17 años, cuando fue condenado en Baviera por abusar de un niño. El último caso relacionado con menores fue un proceso por tenencia de pornografía infantil en 2016.

El hombre vivió y trabajó entre 1995 y 2007 en el sur de Portugal, donde habría cometido varios delitos, robos en hoteles y apartamentos y la violación de una anciana estadounidense hace 15 años. Se mudó en las semanas contemporáneas con la desaparición de McCann y volvió a Alemania, donde cometió crímenes vinculados con el narcotráfico.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Mundo