Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255248

Bolsonaro afirmó que volverá a trabajar si da negativo en un nuevo estudio

Tras haber dado positivo de coronavirus, el Presidente por la República Federativa de Brasil resaltó que se siente muy bien, al tiempo que si bien seguirá aislado, planea retomar su agenda en breve. 

Tras confirmar el pasado 7 de julio que dio positivo en su examen de coronavirus, el Presidente por la República Federativa de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó sentirse “muy bien” y que volverá a trabajar si en el día de hoy da negativo en la prueba de rutina. 

Destacando que seguirá aislado hasta que supere la enfermedad, en declaraciones a CNN Brasil, el mandatario señaló que de momento no experimentó problemas para respirar y tampoco perdió el gusto, dos síntomas comúnmente advertidos por quienes transitan la enfermedad.

"Mañana está previsto, no sé si se va a confirmar, un nuevo examen, y si estuviera todo bien, volveremos al trabajo. En caso contrario, esperaremos algunos días más", comentó en este sentido. 

Bolsonaro, de 65 años, anunció el martes pasado que se había contagiado de coronavirus, después de haber tenido fiebre. El miércoles, afirmó que se sentía muy bien, atribuyendo sus leves síntomas al uso del medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, que no ha demostrado su eficiencia para tratar el coronavirus.

Brasil está segundo a nivel mundial en cuanto a casos y muertos por COVID-19, en ambos por detrás de Estados Unidos. El lunes, el Ministerio de Salud informó 20.286 nuevas infecciones confirmados en las últimas 24 horas y 733 muertes por la enfermedad, para llevar el total a 1.884.967 contagios y 72.833 decesos. 

 
En general, en los reportes de los lunes las cifras son menores que durante el resto de la semana, debido a la tardanza para procesar los datos entre sábado y domingo.

La semana pasada, por ejemplo, el lunes se informaron 620 muertes y unos 20.000 casos, pero en los días siguientes los contagios se dispararon por encima de 40.000 y los decesos subieron a más de 1.000.

Por su parte, las infecciones en el mundo superaron los 13 millones, sumando un millón en apenas cinco días. Al respecto, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, descartó una vuelta a la normalidad en un futuro previsible, ya que demasiados países van en la dirección equivocada.

"El virus sigue siendo el enemigo público número uno. Si no se siguen los principios básicos, la única forma en que se desarrollará esta pandemia será de mal en peor. Pero no tiene por qué ser así", comentó. 

 

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo