Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255234

Tenía 30 años, pensaba que la pandemia era un engaño, fue a una fiesta “COVID-19” y murió: “Cometí un terrible error”

El hecho ocurrió en el hospital metodista en San Antonio, Texas. Una médico del lugar dijo que el caso del joven puede servir de ejemplo para que la comunidad pueda "darse cuenta de que este virus es muy grave y puede propagarse fácilmente".

Un hombre de 30 años murió después de asistir a una ‘fiesta Covid1-19′, una reunión organizada por alguien diagnosticado con coronavirus a la que asisten muchas personas con el fin de contagiarse. Médicos de un hospital en Texas dijeron que el paciente creía que la pandemia era un engaño.

Justo antes de que el paciente muriera, miró a su enfermera y dijo: ‘creo que cometí un error, pensé que era un engaño, pero no lo es’”, dijo la doctora Jane Appleby, directora médica del hospital metodista en San Antonio.

La médica agregó: “No quiero ser alarmista, solo estamos tratando de compartir algunos ejemplos que pasan en la vida real para ayudar a nuestra comunidad a darse cuenta de que este virus es muy grave y puede propagarse fácilmente”.

Preocupada ante el aumento de casos en Texas y ante la incredulidad de una parte de la sociedad sobre la pandemia, Appleby decidió contar a la opinión pública la historia del paciente de 30 años. La médica dijo que ahora a un 22% de las personas a las que le hacen el test tienen coronavirus, semanas atrás la cifra era solo del 5%.

La médico también dijo que en el hospital se está confirmando que la enfermedad también afecta a jóvenes entre los 20 y 30 años de manera grave, informó The Guardian.

“Use una máscara, quédese en casa cuando pueda, evite grupos de personas y desinfecte sus manos”, dijo Appleby.

El caso del joven muerto se conoce luego de que la alcaldesa de Houston, Sylvester Turner, y la jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo pidieran este fin de semana que se tomen las acciones necesarias para ordenar un cierre y que la gente se quede en casa para que la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos pueda hacer frente al aumento de los casos de COVID-19.

No solo necesitamos una orden de quedarse en casa ahora, sino que debemos mantenerla esta vez hasta que baje la curva de hospitalización, no solo se aplana”, dijo Hidalgo en Twitter el domingo. “Muchas comunidades que perseveraron de esa manera están reabriendo a largo plazo. Aprendamos de eso y no cometamos el mismo error dos veces”.

El llamada llegó después de una semana en la que Texas continuó batiendo récords de casos confirmados de COVID-19 y muertes relacionadas con la enfermedad. Funcionarios estatales de salud informaron el domingo 8.196 nuevos casos, otras 80 muertes y un total de 10.410 personas hospitalizadas debido al virus.

Estados Unidos alcanzó este domingo las cifras de 3.297.501 casos confirmados de COVID-19 y de 135.155 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del lunes) es de 57.794 contagios más que el sábado y de 426 nuevas muertes.

Estados Unidos ha visto aumentar los casos a un ritmo de 60.000 por día durante la última semana y, de hecho, los contagios han crecido en 37 de los 50 estados del país en ese mismo periodo, según la Universidad Johns Hopkins.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Sociedad