Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255206

Los caprichos y exigencias excéntricas de las estrellas de Hollywood en los rodajes

Una de las ventajas de ser un actor famoso es que el equipo de producción les conseguirá lo que quieran con tal de complacerlos, sin importar cuán estrafalario sea el pedido en el set.

Los actores a menudo tiene grandes egos. Una vez que alcanzan cierto nivel de fama, muchas estrellas hacen extravagantes demandas en sus contratos. Ser reconocido en Hollywood significa popularidad y fortuna, así como el privilegio de trabajar en importantes proyectos. Ya sea un veterano del cine o una prometedora estrella, los grandes estudios y los equipos de producción se esfuerzan para cumplir todo lo que dejaron escrito y satisfacer sus caprichos. Después de todo, ningún director o productor quiere ponerse en contra a su protagonista principal y arriesgarse a que todo explote en el aire. Muchos actores exigen cosas simples y fáciles de obtener, como una marca de café en particular o algún tipo de alimento en su menú. Otras veces, actrices y actores hacen pedidos ridículos que hasta pueden afectar el presupuesto de la película. Pero ellos saben cuánto valen y los millones que harán ganar a otros así que siempre se salen con las suyas.

Tom Cruise

Protagonista de “Misión Imposible”,  “Edge of Tomorrow”  “Top Gun”,  entre otros éxitos, Tom Cruise es un actor que garantiza millones en la taquilla si su nombre está en el cartel. Con su reputación como uno de los mejores de Hollywood, Cruise, conocido por prescindir de dobles, tiene una demanda específica en todas sus producciones. Para sus secuencias de riesgo, el actor exige una ropa interior hecha a medida, suave y elástica, lo que le brinda comodidad y flexibilidad al momento de rodar este tipo de escenas. Se le pide a los diseñadores y al personal del vestuario que fabriquen más de 50 modelos de este tipo de calzoncillos, ya que el intérprete estadounidense prefiere usar uno nuevo para cada escena.

George Clooney

La presencia de George Clooney en una película también es garantía de éxito. Al rodaje de “Gravity” , el thriller de ciencia ficción de Alfonso Cuarón, Clooney se presentó con una larga lista de exigencias. A pesar de su pequeño papel en el filme, el actor pidió un jardín privado, una cancha de baloncesto, una bañera con hidromasaje y una cabaña de playa junto al lado de su remolque. Los caprichos de su protagonista le costaron a la producción cerca de USD 125.000, lo que definitivamente no hizo mella en el presupuesto de USD 100 millones de la película. El estudio luego amortizó la inversión cosechando siete premios de la Academia de Hollywood, incluido un Oscar para Cuarón como mejor director y otro para su compatriota, Emmanuel Lubezki, en fotografía.

Jennifer Lawrence

Fue tal el estrés en el rodaje del thriller “Madre!”  para Jennifer Lawrence bajo las órdenes del reconocido director Darren Aronofsky, que la ganadora del Oscar pidió tener un espacio solo para ella en el set para poder liberar toda la tensión acumulada ante la cámara. Fue la propia actriz quien contó lo que ella misma calificó como “una tienda de campaña Kardashian”, a la que acudía durante los descansos para ver episodios del reality televisivo protagonizado por el famoso clan familiar. “Mi lugar feliz”, añadió. Lawrence es muy amiga tanto de Kris Jenner como de sus populares hijas, e incluso las invitó a su casamiento con el galerista de arte Cooke Maroney, celebrado el año pasado en Rhode Island, EEUU.

Jack Nicholson

Jack Nicholson, uno de los actores más codiciados y legendarios de nuestro tiempo, ha trabajado con algunos de los mejores directores de la historia, incluidos Stanley Kubrick, Roman Polanski y Martin Scorsese. Además de su gran pasión por el cine, la leyenda de Hollywood tiene un amor incondicional por Los Ángeles Lakers y en cada uno de sus rodajes el intérprete pide que lo dejen ir a cada partido como local del equipo de baloncesto, donde tiene un asiento en primera fila. Durante el rodaje de “Los Infiltrados” de Scorsese, Nicholson prohibió que cualquier miembro del equipo técnico luciera prendas con el logo de su rival más conocido de la liga, los Boston Celtics.

Will Smith

A pesar de algún que otro fracaso en la pantalla grande, Will Smith es uno de los actores más taquilleros y carismáticos de Hollywood. Al igual que muchas de las estrellas en esta lista, Smith conoce su valía como actor y es consciente de que su presencia en las salas de cine alimentará la curiosidad del público, generando millones al estudio que lo contrate. Smith sabe que puede pedir lo que quiera y lo obtendrá, independientemente de lo absurdo que sea su pedido.Durante el rodaje de “Men In Black III”,  el actor exigió un gigantesco trailer que tenía dos dormitorios, dos baños, una sala de cine privada y un gimnasio. La “mansión” sobre ruedas le costó a la producción alrededor de USD 2 millones, a pesar de que la estrella tenía un departamento en Nueva York a solo unos minutos de distancia del set de rodaje. Además de ser innecesariamente grande, el remolque de Smith generó quejas entre los vecinos locales porque les tapaba la vista.

Daniel Day-Lewis

Nadie está más dedicado al método de actuación que Daniel Day-Lewis, quien ha ganado tres premios Oscar. En 2012, actuó como el decimosexto presidente de los Estados Unidos en “Lincoln”  de Steven Spielberg. Lewis, que es británico, pasó meses estudiando y preparándose para ese ambicioso personaje. Sin embargo, también tenía una lista de demandas que claramente elevaban su desempeño ante las cámaras. Por un lado, exigió que todos en el set lo llamaran “Sr. Presidente”, incluso Spielberg. Por suerte para Lewis, su director obedeció. Pero su demanda más absurda fue pedir que nadie con acento británico hablara con él en el set por miedo a “arruinar” su gran trabajo vocal. Las locuras de Lewis y la disciplina en el set dieron sus frutos, ya que logró obtener su tercer premio de la Academia de Hollywood como mejor actor principal.

Jennifer Lopez

Parece que a la actriz y cantante Jennifer Lopez no le gusta ver nada de color cuando se prepara para trabajar frente a las cámaras o subir al escenario. Según el sitio The Smoking Gunla latina del Bronx exige que todo en su camerino sea blanco, desde las flores, las velas y los sofás, hasta las paredes y el piso de la habitación. Al parecer, tampoco le gustan las manzanas, las uvas o los tomates, ya que, según el mencionado medio, deja explícitamente por contrato que no deberían incluirse esos alimentos en su menú.

Jamie Foxx

Después de ganar un Oscar, Jamie Foxx sabía que su fama se había disparado. A pesar de firmar la adaptación cinematográfica de “Miami Vice”  de Michael Mann antes de su victoria en el Oscar, Foxx quería un sueldo mayor que su coprotagonista, Colin Farrell. El estudio cumplió con su demanda, pero no terminó allí. Foxx, que tiene fama de “difícil” en Hollywood, apareció en el set con un séquito de ayudantes y exigió que todos viajaran con él en un jet privado. Mann, conocido por ser un perfeccionista, tenía en mente múltiples finales para la película: uno en Miami y el otro en Paraguay. Sin embargo, Foxx decidió abandonar el set de la película en República Dominicana. Desechando el final que debía ser filmado en Sudamérica, Mann llevó la producción a Miami para filmar su final original.

Julia Roberts

Julia Roberts es adorada tanto por el público como por sus colegas por su perfil bajo. No obstante, la ganadora del Oscar también tiene exigencias dignas de una diva de Hollywood, bien merecidas, al momento de aceptar participar en un proyecto cinematográfico. Al parecer, pide encontrar en su camerino hasta 15 litros en botellas de la marca de agua francesa Evian sin importar el lugar del mundo en el que se filme la producción.

Eddie Murphy

Según las malas lenguas, al comediante y estrella de cine le gusta que todo sea nuevo, desde su ropa hasta sus artículos de tocador. “Eddie no cree en el reciclaje”, reveló un representante de Hollywood manteniendo al anonimato.Todas las mañanas, cuando está filmando una película, exige un nuevo conjunto de ropa interior y calcetines especiales. “Se lo pone y, al final del día, los deja. Nada se lava y se reutiliza”. Su remolque está equipado con artículos de tocador como enjuague bucal o pasta de dientes y todo tipo de alimentos, pero todo lo que se ha abierto durante el rodaje lo desecha al final día.

Christopher Nolan

“Chris no permite que haya sillas en el rodaje”, confesó recientemente la actriz Anne Hathaway durante una conversación con Hugh Jackman para un especial para la revista Variety, añadiendo que el realizador considera que el equipo se relaja en exceso en el set si hay sillas disponibles. Las declaraciones de Hathaway levantaron revuelo. Sin embargo, el hombre detrás de filmes como “El caballero oscuro”  o “Interstellar”  negó que eso sea cierto, asegurando que los actores pueden sentarse las veces que quieran y que las únicas sillas que ha prohibido son las de los técnicos. “Para que conste, las únicas cosas prohibidas en los sets de Christopher Nolan son los teléfonos (no siempre con éxito) y fumar (muy exitoso). Las sillas a las que se refería Anne son las sillas de los técnicos que están alrededor del monitor de video, asignadas en función de la jerarquía y no de la necesidad física. Chris elige no usar la suya, pero nunca ha prohibido las sillas en el set. El reparto y el equipo pueden sentarse cuando lo necesiten”, aclaró un representante de Nolan a través de un comunicado enviado a IndieWire.

Fuente: Infobae

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Celebrities