Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255132

El fútbol argentino trabaja en el reinicio de la actividad

El presidente de Lanús, Nicolás Russo, confesó que esperan tener habilitados los entrenamientos para la primera o segunda semana del próximo mes

Hay fútbol en el horizonte. Al menos, sus tenues rayos empiezan a amanecer. Hasta el momento, la inactividad acumula 113 días y todavía quedan varias semanas más, aunque por primera vez una voz da una pista oficial en la que se podría terminar el parate: el mes de agosto.

“Hay presiones y necesidades. En esta semana se cerrará el protocolo y salvo una catástrofe, el 5 o 10 de agosto se estaría arrancando a entrenar. Creo que a fin de septiembre podemos estar jugando”, aseguró el presidente de Lanús Nicolás Russo, quien además es vocal de la AFA.

En la entrevista con el programa radial por Internet De una con Niembro, el directivo advirtió que también intentarán agregar al apretado calendario la disputa de la Copa Argentina. “Habrá que ver cómo se juega el próximo torneo y si dividimos en algunas zonas. Se puede extender hasta los últimos días de diciembre”, aclaró.

Si bien Russo habla en su propia representación, este mensaje no es casual y reúne muchos de los pensamientos que recorren la cabeza de los principales presidentes del fútbol argentino. Algunos son más optimistas para poder afrontar el inicio de las prácticas durante las primeras semanas de agosto y otros esperan que ya en la segunda parte de ese mes arranquen los entrenamientos. En este certamen se estrenará la conducción de la Liga Profesional de Fútbol que será presidida por Marcelo Tinelli.

La preocupación especial está en aquellas entidades que también deberán afrontar la Copa Libertadores, que si bien no tiene fecha saben que la Conmebol ya anunció que se jugará sí o sí, más allá que esperarán la evolución de la situación sanitaria. “Conmebol intentará arrancar cuando estemos los 10 países disponibles. Creemos que arrancarán los últimos días de septiembre o primeros de octubre”, aseguró Russo.

En este contexto, el fútbol argentino tendría tres meses de acción constante: octubre, noviembre y diciembre. En ese trimestre buscarán acomodar los partidos del torneo, la Copa Argentina y los certámenes internacionales que organiza Conmebol.

Cabe destacar que el presidente de la AFA, Claudio Tapia, ya dejó en claro a mediados del mes pasado en qué contexto se retomarán los entrenamientos de todos los clubes: “Cuando todo el país se encuentre en fase 4. Esto nos va a permitir seguir manteniendo el espíritu del fútbol en el cual ninguno tendrá ventaja deportiva y nos permitirá ponernos en condiciones”.

Existe un borrador de un posible protocolo sanitario. El documento se centra en tres grandes ejes: “Higiene y distanciamiento en los entrenamientos”, “Testeos y seguimiento” y “Precauciones en los desplazamientos y las instalaciones”. En cada una de estas instancias se dan recomendaciones para proceder con seguridad.

El presidente Alberto Fernández reconoció semanas atrás que mantuvo una reunión con el entrenador Marcelo Gallardo para interiorizarse sobre los plazos que necesitan los deportistas para volver a entrar en ritmo. “Gallardo me comentaba que había que pensar en un modelo de entrenamiento que demandaría un mes y medio o dos meses para que los jugadores vuelvan a tener capacidad competitiva”, señaló tras aquel almuerzo.

Los últimos partidos que se disputaron en la máxima categoría fueron el 16 de marzo pasado y desde allí se inició un prolongado parate por el avance de la pandemia. Argentina, desde que se detectó el primer caso de Covid-19, contabilizó 80.447 infectados y 1582 muertos. En las últimas 24 horas se registraron 75 muertes, un récord para el país desde el comienzo de la pandemia.

 

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Deportes