Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/255036

Messi alcanzó el gol 700 pero Barcelona empató con Atlético de Madrid

El crack argentino la picó de penal para llegar a la cifra redonda, pero el 2 a 2 en el Camp Nou ante los dirigidos por Simeone lo aleja de la pelea por La Liga.

La historia dirá que Lionel Messi marcó su gol número 700 ante Atlético de Maadrid, con un penal y la picardía de haberl picado, pero el presente pone foco en lo mal que está el presente de Barcelona, que desde el regreso de La Liga, empató tres partidos sobre seis disputados, perdió la punta con Real Madrid y se acerca a un final de temporada donde puede no levantar un torfeo.

Esta vez, el partido parecía acomodarse para el local que encontró la apertura del marcador con un gol en contra de Diego Costa, luego de corner ejecutado por el propio Messi. Sin embargo, apenas seis minutos despúes, los de Simeone encontraron la chance desde los 12 pasos y se dio una curiosa situación.

Costa decidió enmendar su error, pero Ter Stegen adivinó el paló y atajó el disparo, enviando la pelota al corner. Sin embargo, el VAR le avisó al árbitro principal que el alemán no tenía un pie sobre la línea, como marca el reglamenteo, y se debió ejectutar de nuevo. Esta vez, la pelota la tomó Saúl Ñiguez que no falló para el 1 a 1.

Sin muchas acciones de peligro, Lionel Messi estuvo cerca de marcar el gol 700 en dos oportunidades. La primera fue un gran remate que rozó el palo derecho de Jan Oblak y en la siguiente, de tiro libre, ejecutó por encima de la barrera, pero un desvío ayudó al arquero esloveno.

Ya en la segunda etapa, el partido iba a volver a romperse. Semedo caía en el área y José Hernández Hernández cobró la falta. Esta vez, Lionel Messi tenía la chance concreta de marcar y no falló. Con clase y un gesto distinguido para el recuerdo, la picó para el 2 a 1 parcial que traía traquilidad.

Poco le iba a durar la misma, ya que en uno de los ataques de Atlético de Madrid, el mencionado Semedo que había sido vital para el 2 a 1, fue el villano cometiendo un penal infantil sobre Ferreira Carrasco. Con al confianza del primer disparo, Saúl volvió a tomar la bola y estableció el 2 a 2 con suspenso.

Sin ritmo de juego, ni chances claras, Barcelona se volvió a hundir en un nivel bajísimo de fútbol que lo deja a una unidad de Real Madrid, que se pondrá al día con su juego ante Getafe en Valdebebas, y con la desventaja de que ante una igualdad de puntos en la cima, los de Zdane serán campeones. La crisis se profundiza y en agosto todo indica que rodarán algunas cabezas.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Deportes