Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/254947

Alcohol en cuarentena: Si tomo más que antes, ¿me tengo que preocupar?

Si bien no hay datos oficiales, varias encuestas que llevan la firma de universidades aseguran que el consumo aumentó. Mitos, temores y la opinión de los profesionales.

No sólo pasa en Argentina y no sólo te pasa a vos. Sí, te hablamos a vos porque si entraste en esta nota es (muy seguramente) porque seguro sentiste alguna preocupación porque empezaste a tomar esa copita más de vino en la cena o una cerveza extra mirando una serie o leyendo algún libro. Quedate tranquilo, que mientras sea controlado, no va a cambiar en nada.

Apenas inició la cuarentena obligatoria en el país, el pasado 20 de marzo, todos nos preocupamos por lo que venía. Encierro, el trabajo, las obligaciones, los chicos, la familia, básicamente, nuestro futuro. Esa presión y esa sensación de perder el hilo de la vida que teníamos acostumbrada pudo haber sido "curada" con algún trago.

Y dijimos que no solo pasa en nuestro territorio, sino que inició en todo el mundo. Un caso particular fue el de Estados Unidos que, según informó Nielsen, la firma internacional de investigación de mercado, las ventas aumentaron un 55% para la semana del 21 de marzo, en relación a la anterior. 

 

Gran Bretaña tampoco quedó afuera de esta lista. La consultora Kantar presentó una serie de gráficos en la BBC en la que informó un aumento considerable entre el 20 de febrero y el 22 de marzo, de más de 50.000 cervezas vendidas y 100.000 vinos y aperitivos. Precisamente, esas fueron las fechas en las que Europa se percató del impacto de la pandemia de coronavirus.

Pero volvamos a nuestro caso: ¿Qué pasa en Argentina? Si bien la situación insostenible para muchos bares llevó al cierre, otros lograron reinventarse con el delivery, al tiempo que también se registraron grandes incrementos de servicios y promociones, principalmente a través de la plataforma de Instagram. Con el boca en boca, tal y como se hacía en los viejos tiempos, muchos salvaron su negocio.

 


Esto, por ende, generó mayor competencia. Tras los primeros meses sin promociones de todo tipo, las grandes cadenas de supermercado como Disco, Coto y Carrefour "liberaron" los famosos 2x1, 3x2 y hasta 4x2 en bebidas como vino (la más consumida y con mayor aumento en este tiempo), cerveza y espumantes, y por ende el consumo se incrementó, pero no había mucha información al respecto.

Hasta los primeros días de mayo, con cerca de 45 días de cuarentena, la sensación de esa copita de más no pasaba de casa. Sin embargo, para la semana del 4 al 8 de mayo, llegó el primer gran número. A través de una investigación llevada adelante por el Instituto Gino Germani apareció el número esperado: "el 45 por ciento de las personas toma más alcohol que antes del aislamiento", fue la frase que eligió la página oficial del CONICET para dar a conocer el parte obtenido en el estudio dependiente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

Resumiendo los datos más importantes del mismo, se llevó adelante en un conteo de 5.000 ciudadanos, principalmente en el AMBA (zona más afectada y, por ende, con menores libertades), de edades de entre 18 años en adelante y se especifica que, si bien se duplicó el número de quienes no toman bebidas alcohólicas, se triplicó la cantidad de personas que toma todos los días. 

"Entre las razones para tomar más alcohol, prevalecen las que suponen una desorganización del tiempo (42.2% porque tienen más tiempo libre y 29.4% por la falta de una rutina estable) y la afectación emocional provocada por la cuarentena (33.6%)", destaca CONICET en la publicación y agrega que un gran incremento se dio en persona de entre 35 y 44 años.

Por otro lado, hay cuestiones clave para entender algunos comportamientos. El Instituto Gino Germani destaca que hay una caída considerable en edades de entre 18 y 25 y el motivo tiene que ver con la falta de salidas a boliches y bares, a partir de las medidas de prevención de contagios. Pero hay un tema que va más allá de las cifras y tiene que ver con la salud.

En otro pasaje del estudio, se confirma que nueve de cada diez personas que declararon haber tomado más bebidas alcohólicas durante la cuarentena no crean que esto afecte su salud, sus vínculos (familiares, de amistades y de pareja) o su trabajo. Es decir que, a pesar de que haber aumentado el consumo, les preocupa algo que va más allá de esa copa de más. 

María Martha San Martín es Directora de Comunicación y Medios de SEDRONAR (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas) y fue consultada por Filo.news al respecto del aumento de consumo y los problemas que se podrían generar si esto pasa de ser un motivo para relajarse del estrés a un problema mayor vinculado a una golpe emocional.

"Estamos trabajando conjuntamente con las 24 provincias en la elaboración de un estudio sobre consumos en situación de aislamiento social, que esperamos tener listo en breve. Hay una gran percepción de que todos consumimos más cosas, llenamos el vacío con consumos, en un contexto de sociedad de consumo en la que vivimos, del cual la situación de aislamiento no está exenta", destaca.

La excusa de distenderse en la semana, es algo que preocupa, pero que además genera falsas sensaciones. "El alcohol es un depresor del sistema nervioso central, no sirve para relajarse. Lo que ocurre con el alcohol es que adormece tus sentidos. La realidad es que frente a una situación molesta para la vida de uno, lo mejor es enfrentarla, ponerla en palabras y no taparla con algo".

Para esto, hay cuestiones que deben ser claras. ¿El encierro podría ser perjudicial? Sí y el consumo a diario podría no ser tan importante como la cantidad y "las causas de ese consumo", agrega San Martín. "Comienza a ser un problema cuando el consumo de alcohol u otras sustancias tienen como fin tapar alguna otra cuestión. Ese es el problema".

Desde SEDRONAR, por lo tanto, se tienen en cuenta varias cuestiones. "Prevenir el consumo abusivo de alcohol, con el propósito de evitar situaciones de riesgo que puedan afectar la convivencia y la salud de las personas en cuarentena, así como las descompensaciones que representen una sobrecarga para el sistema sanitario", son los escenarios más usuales.

"La Secretaría puso en funcionamiento un plan de contingencia garantizando la prestación de servicios esenciales para las personas que atraviesan situaciones de consumo problemático. Garantizamos la atención psicológica y psiquiátrica a todas las personas bajo tratamiento en la red de dispositivos", remarca la funcionaria, que además dejó en claro que se reforzó la Línea 141 para asistencia telefónica o desde la web www.argentina.gob.ar/jefatura/sedronar

Los datos oficiales son difíciles de generar en plena cuarentena, pero aún así las encuestas dan un panorama claro: "El problema no es todos los días, sino la cantidad", asegura San Martín. Y eso debe ser la guía para todos. El alcohol sigue provocando los mismos problemas, sea o no sea encierro, lo importante es conocer el límite, como lo fue toda la vida.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Tendencias