Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/254650

365 DNI, la controversial película erótica que estrenó Netflix

"Cincuenta Sombras de Grey" tiene competencia en esta nueva y polémica película polaca que llegó a la grilla de Netflix. 

Si tu producción aparece en el puesto número seis de lo más visto de Netflix en los Estados Unidos, posiblemente estás haciendo las cosas muy bien… o no tanto. Es el caso de “365 DNI” (o 365 días), película polaca que se estrenó el 7 de febrero pasado en dicho país (y acumuló una recaudación de casi diez millones de dólares), y ahora llegó a la plataforma de streaming creando más de una controversia entre los espectadores, divididos entre el “atrapante relato erótico” y la glorificación de ciertos aspectos bastante inapropiados en el comportamiento dentro de una relación.

Basada en la novela homónima de Blanka Lipińska, la historia se centra en Laura (Anna Maria Sieklucka), directora de ventas en un lujoso hotel de Varsovia. La chica tiene una carrera exitosa, pero su vida privada carece de pasión. Para avivarla un poco, decide viajar junto a su novio Martin (Mateusz Lasowski) y varios amigos a la región de Sicilia, pero lo que encuentra va mucho más allá del romance. Massimo Torricelli (Michele Morrone) acaba de heredar el imperio mafioso siciliano tras el asesinato de su padre. El hombre más peligroso de la isla se cruza en el camino de Laura, la secuestra y la mantiene cautiva con la única intención de que ella se enamore él en los próximos 365 días.

Más allá de lo poco sustentable de este argumento (ni que fuera “La Bella y la Bestia), la película dirigida por Barbara Bialowas y Tomasz Mandes creó bastante revuelo entre los usuarios del sistema on demand, que no se refrenaron a la hora de tomar las redes sociales y expresar sus opiniones sobre esta burda “romantización del Síndrome de Estocolmo”, entre otras cosas. “El secuestro, el encarcelamiento falso y el eventual síndrome de Estocolmo no es romántico. El género correcto para 365 DNI es el horror”, reza uno de los tantos posteos que se esparcieron por Twitter de manera negativa, más en épocas de #MeToo y Time’s Up, donde Hollywood intenta pregonar un mensaje muy diferente.

“Recuerden que hay una gran diferencia entre fantasía y realidad. Si eres un hombre, no te des ideas. Ninguna mujer quiere ser secuestrada y enamorarse”, también se leyó por ahí, en respuesta a este relato cargado de escenas de BDSM (bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo) y voyerismo, que bien recuerdan a la Saga 50 Sombras de E. L. James.

“Miré 365 DNI antes del barullo que creó. ¿Puedo decir que la película está demasiado exagerada? Solo puedo avergonzarme de sus líneas, la trama de una historia predecible y giros poco realistas. ¿Sabes cómo se llama cuando te enamorás de tu secuestrador? Síndrome de Estocolmo. No amor, hermanita”, tuiteó otro espectador, que resume el conflicto alrededor de una película que parece perdonar la violación, mientras venga de parte de un protagonista carilindo y de buen cuerpo.

 
“365 DNI” también se encontró con críticas positivas que exaltaron su carácter erótico y adulto (¿?): una fantasía donde todo está permitido. Claro que desde los cuarteles de Netflix no emitieron comentario alguno porque, como bien dice el dicho, “la mala publicidad es buena publicidad”. ¿Ya habrá llegado al puesto número uno?

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Cine