Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/254320

Coronavirus en China: Wuhan, la ciudad donde se originó la pandemia, prohíbe la cría y la venta de animales salvajes

Darán subsidios a granjeros para incentivarlos a que se vuelquen a la ganadería o al cultivo de frutas y verduras.

La ciudad china de Wuhan, donde se originó la pandemia de coronavirus, anunció que prohibirá la cría y venta de animales salvajes como el murciélago, señalado origen del brote de la enfermedad. Las autoridades locales darán subsidios a granjeros para incentivarlos a que se vuelquen a la ganadería o al cultivo de frutas y verduras. Las provincias de Hunán y Jiangxi adoptarán la misma medida.

Según informó la cadena CBS, la administración local en Wuhan, la ciudad de aproximadamente 11 millones de personas en la provincia central china de Hubei, anunció el miércoles la prohibición oficial del consumo de animales salvajes.

También cancelaron todo tipo de caza de animales salvajes dentro de los límites de la ciudad. El Gobierno declaró a Wuhan "un santuario de vida silvestre" y solo habilitará esta actividad para el Gobierno con fines de "investigación científica, regulación de la población, monitoreo de enfermedades epidémicas y otras circunstancias especiales".

Los criadores recibirán ayuda financiera para transformar su actividad y dedicarse al cultivo de frutas, verduras, té o a la ganadería.

La medida llega después de que las autoridades nacionales vetaran el comercio y consumo de animales salvajes debido a que el origen del brote de coronavirus podría encontrarse en la mutación de un virus procedente de uno de los ejemplares que se vendían en un mercado de Wuhan.

En ese lugar, además de pescado y mariscos, se traficaba ilegalmente carne de rata, pavos reales, liebres recién sacrificadas y hasta cocodrilos, según atestiguan fotos compartidas en redes sociales.

El especialista Peter J. Li del grupo de protección animal Humane Society International celebró la aprobación de estas propuestas: "Los granjeros chinos tienen la oportunidad de abandonar un comercio que supone una amenaza directa a la salud humana, algo que ya no se puede tolerar a la luz del COVID-19, y también contribuir a desarrollar una industria más sostenible".

Sin embargo, señaló que China aún se enfrenta a grandes desafíos para erradicar por completo estas prácticas. "Se debe al proteccionismo local, a las violaciones de la legalidad por parte de los comerciantes y a la falta de mecanismos para aplicar la ley", dijo a la agencia Efe.

También denunció que las nuevas medidas no contemplan a los animales salvajes que, aunque no se consumen, se utilizan para hacer pieles o productos de la medicina tradicional china, y advirtió que los criaderos podrían terminar sacrificándolos para intentar cumplir con las nuevas directivas.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo