Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/253803

Amor. Boda. Azar, de Netflix: ¿de verdad merece la pena la última comedia romántica fenómeno de la plataforma?

Uno de los géneros preferidos de Netflix es la comedia romántica, y la película Amor. Boda. Azar es su última apuesta. La hemos visto para contarte si merece la pena o no. 

Si tienes un par de amigos de esos que te escriben cada fin de semana para contarte lo que están viendo, ya conocerás Amor. Boda. Azar , de Netflix. Pero, ¿de verdad merece la pena la última comedia romántica fenómeno de la plataforma? Como sabrás, el género de la rom-com es uno de los preferidos de la compañía estadounidense, también en series, pero sobre todo en formato de largometraje, y cuenta con un interesante catálogo. 

Fue hace un par de veranos cuando al gigante audiovisual le dio por estrenar varias de estas producciones con pocas semanas de diferencia, y no le costó mucho acertar. A todos los chicos de los que me enamoré , de 2018 (con mejores críticas que El irlandés y Roma; ya te contamos por qué y qué implica), se convirtió pronto en un fenómeno mundial, consagró a sus actores como estrellas internacionales y provocó incluso la producción de una secuela (mucho menos acertada, por desgracia), y hay otra en el horno. 

Esta película demostró que Netflix era capaz de congregar a los fans nostálgicos del género y a los nuevos espectadores con historias que aportan algo de aire fresco a las convenciones típicas y a los roles tradicionales. No podemos decir que Amor. Boda. Azar logre lo mismo, ni mucho menos, pero, ¿quiénes somos nosotros para decirte que renuncies a un buen rato con ella?

“Pero, ¿qué es y de qué va Amor. Boda. Azar?”, estarás pensando. Hablamos de la comedia romántica que Netflix estrenó hace un par de semanas, y que se coló durante varios días en el top de lo más visto de la plataforma. Y aborda uno de los grandes terrores a los que nos enfrentamos año a año: la temporada de bodas. 

Amor. Boda. Azar nos traslada a la boda de Hayley, una joven británica que se casa en Italia con su novio, Roberto, pero lo vemos todo a través de los ojos de Jack (Sam Caflin, de Los juegos del hambre y Antes de ti), el hermano de la novia. A la tensión del momento y los preparativos, se une la expectativa de Jack al reencontrarse con Dina (Olivia Munn, de The Newsroom), una periodista estadounidense de la que estuvo colgado un par de años atrás. 

Pero no es esta historia la única que importa, porque Amor. Boda. Azar tiene un planteamiento muy coral. Marc, el exnovio de Hayley, llega sin invitación dispuesto a cargarse el banquete. Bryan, la “dama” de honor, intentará aprovechar la celebración para acercarse a un famoso director de cine para que le dé algún papel. Amanda (Freida Pinto), la exnovia de Jack, llega con su nueva pareja, con la que no se lleva precisamente bien. Puede pasar cualquier cosa, de eso se sirve la película.

Amor. Boda. Azar , escrita y dirigida por Dean Craig (Un funeral de muerteUna boda de muerte), tiene entre sus referencias incuestionables comedias románticas británicas como Cuatro bodas y un funeral y Love Actually, sobre todo en su enfoque coral y centrado en celebraciones, e incluso Una cuestión de tiempo, por sus juegos narrativos. 

Lo mejor de la película son sin duda Sam Caflin y Olivia Munn, que, a pesar de compartir pocos minutos en pantalla, destilan la química clave en este género. Por desgracia, es casi lo único bueno que podemos decir. Amor. Boda. Azar podría haber sido todo un acierto, en especial por su acercamiento a la casualidad, con un cambio en el último acto que, de haberse producido antes (tranquilo, no haremos spoilers, ya lo verás), podría haber tenido un interesante efecto en el público. 

No obstante, para cuando sucede, el espectador ya está demasiado metido en la historia, y la media hora final es una cuesta hacia arriba interminable. Además, los enredos y los alivios cómicos no terminan de encajar, en parte porque el resto de actores no son conocidos ni están muy experimentados. Como te decíamos antes, no te diremos que te ahorres Amor. Boda. Azar , pero si te animas con ella, no le pongas muy alto el listón de las expectativas.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Cine