Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/253339

España superó las 4.000 muertes por coronavirus: 655 en las últimas 24 horas

Según los últimos datos divulgados este jueves por el Ministerio de Sanidad hay 56.188 contagiados. 

 


España alcanzó 4.089 fallecidos y 56.188 contagiados por la pandemia de coronavirus, según los últimos datos divulgados este jueves por el Ministerio de Sanidad.

Las cifras suponen 655 muertes y 8.578 nuevos casos respecto al informe de ayer, es decir 655 fallecimientos por el COVID-19 en las últimas 24 horas, mientras que hay 3.679 pacientes en cuidados intensivos, un aumento diario de 513. 

El número de pacientes curados se disparó un 30,7: 7.015 altas hospitalarias (1.648 personas en total fueron dadas de alta). 

Madrid sigue siendo la región más afectada, con 265 muertes en las últimas 24 horas, hasta un total de 2.090 fallecimientos. El incremento de los fallecidos de un día a otro fue del 19%, menos que el del miércoles (27%).

También preocupa la situación en Cataluña, donde los casos diagnosticados y los fallecimientos crecen rápidamente. 

 
El Gobierno español reconoció este jueves estar "en una guerra" por conseguir material sanitario en los mercados internacionales, ya que todos los países están intentando conseguir los mismos equipos desde China.

"Estamos en una guerra auténtica por hacernos con los respiradores, las mascarillas... en eso estamos todos", afirmó la portavoz del Gobierno español, la ministra María Jesús Montero, en unas declaraciones televisivas.

Montero explicó así el retraso en la llegada de más equipos, tanto respiradores para enfermos graves como material de protección para los sanitarios.

Esa demanda de material es continua entre el personal sanitario y su escasez es una de las críticas principales de la oposición política al Ejecutivo, al que acusa de actuar de manera tardía contra la pandemia.

 
Montero explicó que algunos proveedores no están cumpliendo plazos de entrega y que también han surgido "fraudes y especuladores, que quieren aprovecharse" de la situación crítica a nivel global.

Añadió que las autoridades tienen que garantizar que lo que llega "es material seguro", y recalcó que no hay un retraso en las compras sino "un problema real y mundial, de competencia por hacer acopio, en un momento en que muchos países han prohibido exportaciones de este material".

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo