Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/252623

Crimen de Fernando | Habló el tío del sospechoso 11: "Él no es capaz de hacer nada"

El hombre explicó que su sobrino conoce a los rugbiers pero aclaró que no es amigo de ellos.

El tío de "Pipo", el joven considerado como el sospechoso número 11 en el crimen de Fernando Báez Sosa, defendió a su sobrino y aseguró que "no es capaz de hacer nada". Asimismo reconoció que si bien el chico conoce a los imputados por el asesinato del joven ocurrido el 18 de enero a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell, "no es amigo" de ellos. 

"Él no es capaz de hacer nada. Lo conozco de chico, se crió conmigo. No es capaz ni de meterse, es buen pibe", manifestó el hombre desde Zárate, en declaraciones a Telenoche

En ese sentido aclaró que el joven no juega al rugby, sino que es futbolista. "No es amigo de ellos (de los imputados), pero sí los conoce. Él fue con otro grupo de amigos (a Villa Gesell). No hubo más nada que la foto que se sacaron por ser conocidos de Zárate", señaló en alusión a la selfie que trascendió y que se ve a su sobrino junto con los rugbiers media hora después del crimen de Báez Sosa. "La foto me sorprendió, no puede ser que mi sobrino esté ahí", argumentó.

A su vez, le brindó su apoyo al joven al completar: "Toda mi familia y yo lo vamos a defender. Es un buen chico que está terminando la escuela y por arrancar la facultad".

"Pipo" no está identificado con nombre y apellido en el expediente, y ni siquiera fue imputado por la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni. Pero los abogados de la familia de la víctima, Fernando Burlando y Fabián Améndola, sospechan que estuvo en la escena del crimen en la puerta del boliche Le Brique el 18 de enero.

"Fundamentalmente lo que puedo aclararles es que es una selfie que se sacaron después de 20 minutos de la matanza. Y ahí se puede ver la actitud que tomaron luego del crimen. Tenían tiempo para sacarse selfies", argumentó Burlando al referirse a la imagen que se conoció este martes. A su vez especificó que la misma fue sacada a las 5.11 de la mañana por uno de los celulares de los detenidos, más específicamente el de Blas Cinalli, de 18 años.

"Tenemos registrados los horarios precisos de las fotos para llevarlo a la fiscalía. Esto fue cuando volvieron a la casa que estaban alquilando. Esa es la imagen de los asesinos. Contentos, sacándose selfies. Es muy difícil excluir a los otros participantes", remarcó el letrado acerca de la imagen donde aparecen además de Cinalli, Máximo Thomsen, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi y Juan Pedro Guarino.

Acto y homenaje

Este martes 18, al cumplirse un mes del crimen de Fernando Báez Sosa, se realizó en la Plaza del Congreso una multitudinaria convocatoria que tuvo como eje principal el reclamo de justicia y el pedido de prisión perpetua para los diez rugbiers acusados por la muerte del joven.

Familias enteras y muchas personas de la comunidad paraguaya en Argentina se dieron cita para apoyar a los padres de Fernando, Silvino Báez y Graciela Sosa, quienes nacieron en ese país y llegaron hace un tiempo a Buenos Aires.

Los padres dieron un discurso ante la multitud que los apoyó y agradecieron al abogado Fernando Burlando, quien junto con su equipo de letrados asumieron la querella en la causa.

"Estoy agradecida con ustedes por acompañarme, desde que perdimos a nuestro hijo mi vida no es fácil, todo se nos vino abajo, era nuestro sostén, nuestra lucha para seguir adelante. Quiero justicia por mi hijo, él está entre nosotros", precisó Graciela en un momento del acto.

 
¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Justicia