Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/252373

En el medio de la crisis, Barcelona fue eliminado de la Copa del Rey

El equipo catalán no pudo marcar en las pocas jugadas de gol que generó y en el último minuto perdió 1 a 0 ante Athletic de Bilbao. Además, Real Madrid también cayó ante Real Sociedad.

En el medio de una semana revuelta por la respuesta de Lionel Messi a Eric Abidal y la reunón de la cúpula dirigencial al repsecto del futuro del director deportivo, Barcelona debía volver a salir de la cancha para buscar un pase a la semifinal de la Copa Del Rey, donde debía visitar el San Mamés.

Lionel Messi y compañía salieron al campo de juego sabiendo que eran los últimos en tener la chance de meterse entre los cuatro mejores del torneo, acompañando a Granada, el sorprendente Mirandés y Real Sociedad, que minutos antes había eliminado a Real Madrid en el Santiago Bernabeu, por 4 a 3.

Con un esquema particular y sin la presencia de Antoine Griezmann desde el arranque, Barcelona se plantó en cancha y comenzó con arrancones de Messi y Ansu Fati, que no pudieron concretar. Con el correr de los minutos, sufrió las contras del rival y algunos errores en la salida permitieron que Ter Stegen tenga algo de peligro.

En el segundo tiempo fue donde se vio lo mejor. El ingreso del francés llevó a apretar al local contra su arco y fue el campeón del mundo el que tuvo en sus pies el 1 a 0, pero definió muy mal ante la salida de Unai Simón. Sobre el final, Leo tuvo la suya y el arquero también respondió, dándole una vida más a su equipo.

Cuando todo parecía que se dirigía a una prórroga con un Barca mejor parado, llegó la jugada definitiva. A los 93 minutos de juego, Iñaki Williams se anticipó a Busquets y peinó la pelota en el primer palo para dejar sin chances de nada al arquero rival, marcando el gol que le dio el pase a la siguiente ronda.

Así, Athletic Bilbao vuelve a dejar afuera a Barcelona y se mete como máximo candidato al título, a pesar de que no la consigue desde 1984. Por ahora, deberá esperar al sorteo para conocer a sus rivales y podría darse un clásico vasco con partidos ida y vuelta ante Real Sociedad, que de los tres equipos restantes, es el único que la ganó (1987).

Del otro lado, Quique Setién sigue sin encontrar respuestas y tendrá por delante la dura tarea de levantar al plantel en medio de la crisis para pelear hasta el final La Liga y soñar con una Champions League, en la que parece que no tendrá mucho tiempo más de vida a este ritmo de juego.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Deportes