Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/251201
Fuente: A24

Imputaron a José Alperovich por presunto abuso sexual y pidieron que la causa se unifique en capital

El fiscal Santiago Vismara y la titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) Mariela Labozzetta impulsaron la acción penal contra el ex gobernador y senador de Tucumán José Alperovich por delitos contra la integridad sexual de una sobrina segunda.

El Ministerio Público Fiscal pidió, además, que se declare la incompetencia de la justicia de Tucumán, donde la víctima radicó otra denuncia, y que sea remitida por su conexidad con la causa que tramita el juez Nacional en lo Criminal y Correccional 35 Osvaldo Rappa.

La intervención del Ministerio Público Fiscal tuvo lugar luego de que la UFEM recibiera una denuncia contra Alperovich por presunto abuso sexual. Tras la remisión a la Cámara del Crimen para el sorteo de rigor y solicitar medidas de protección de resorte jurisdiccional, la fiscalía ordenó una consigna policial a los fines de resguardar la seguridad de la denunciante.

En Tucumán la causa contra Alperovich quedó radicada en la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual de Tucumán, a cargo de María del Carmen Reuter. La misma fue caratulada por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

La denuncia

Una sobrina segunda del senador José Alperovich, que trabajó con él como su asistente durante su campaña para gobernador, denunció a su tío por abuso sexual. La denuncia fue presentada tanto en los tribunales de Tucumán como en Buenos Aires en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

"Estoy aquí contra la opresión del silencio y por la necesidad de recuperar mi vida, de sanar llamando a las cosas como son, sin suavizarlas ni teñirlas, poniéndole al monstruo nombre y apellido. Cuando no le ponés nombre, no existe. El mío se llama José Jorge Alperovich, mi tío segundo y jefe, por quién fui violentada sexual, física y psicológicamente desde diciembre del 2017 hasta mayo de 2019. Durante un año y medio sufrí violaciones a mi integridad física y sexual. El avasallamiento fue demoledor. Tanto que ni siquiera pude ponerlo en palabra", contó la mujer de 29 años en una carta difundida tras presentar la denuncia ante la justicia.

“Él oscilaba libre y cómodamente en los tres escenarios ante los que me posicionaba: el familiar, el laboral y el del horror de la intimidad que me forzaba a vivir con él. No quería que me besara. Lo hacía igual. No quería que me manoseara. Lo hacía igual. No quería que me penetrara. Lo hacía igual. Inmovilizada y paralizada, mirando las habitaciones, esperando que todo termine, que el tiempo corra”, agregó.

La denunciante habla de dos hechos de abuso sexual en diciembre de 2017 en el departamento de Alperovich en Puerto Madero. Y también de abusos agravados por acceso carnal en la casa utilizada como sede de campaña en Tucumán.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Justicia