Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/251060

Trump quiere incluir a los narcos mexicanos como "organizaciones terroristas"

Donald Trump ya tiene otro enemigo identificado: los narcotraficantes que operan desde México. El presidente de los Estados Unidos anunció que planea incluir a los carteles de ese país en la lista de las organizaciones terroristas internacionales.

Trump se lo confirmó a un periodista en una entrevista telefónica. “Sí, lo haré, absolutamente lo haré”, respondió ante la pregunta sobre si ya había tomado una decisión en ese sentido.

Enseguida, agregó que “hace 90 días que estoy pensando en la manera de hacerlo, porque es complejo pero lo haré”.

En este contexto, a principio de noviembre ocurrió un hecho que avivó el tema: integrantes de la familia LeBarón quedaron atrapados en un tiroteo entre bandas narcos en México. El saldo fue de tres mujeres y seis niños muertos.

Como se trataba de ciudadanos estadounidenses que viven en MéxicoBryan LeBarón, miembro de la familia, le pidió esa medida al presidente Trump.

En todo caso, la masacre familiar precipitó la decisión que varias veces había insinuado el mandatario.

¿Cuáles son las actividades ilícitas de los carteles de narcotraficantes?

El tráfico de armas desde EE.UU. a México.

Los flujos monetarios de las organizaciones criminales (lavado de dinero y fuga de divisas).

El tráfico de precursores químicos para la fabricación de drogas.

El ingreso y venta de dichas drogas en territorio norteamericano.

Pero también tiene alcances que pueden afectar la seguridad de México.

Señalar que un país tiene organizaciones terroristas es decir que "ese estado es incapaz de actuar, o al menos, es débil frente a la amenaza del narcotráfico”. En consecuencia, los Estados Unidos podrían actuar de manera directa contra esa organización terrorista como en tantos otros rincones del planeta lo ha hecho. Por ejemplo, contra Al Qaeda o ISIS.

Eso es lo que desvela al gobierno mexicano. Trump siempre destacó los compromisos del presidente López Obrador, para luchar contra la inmigración ilegal. Tras la matanza de la familia LeBarón, ofreció ayuda militar si México así lo requiere para actuar contra los narcos.

Pero la acción directa unilateral es algo mucho más grave. Por eso, el primero en reaccionar fue el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

"México no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional", expresó el funcionario, quien, por las dudas, se apresuró a recordar que “el respeto mutuo es la base de la cooperación".

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Mundo