Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/250768

Bolivia: Jeanine Áñez se proclamó como la nueva presidenta y prometió llamar a elecciones

La vicepresidenta del Senado boliviano, Jeanine Áñez, asumió en una sesión sin quórum la presidencia de la Cámara alta y así se convirtió en la presidenta interina del Estado Plurinacional de Bolivia, como se esperaba. La funcionaria dijo de forma enérgica que toma el cargo para "pacificar el país".

Apoyada en el artículo 170 de la Constitución Política del Estado, explicó que en este caso se “materializa la ausencia definitiva por el abandono del territorio nacional por parte del Presidente y Vicepresidente, operando el impedimento material respecto al ejercicio de la Presidencia, lo que obliga a aplicar la sucesión Presidencial”.

La Cámara alta soltó una ovación cuando dijo "que Dios bendiga Bolivia y nos dé sabiduría para gobernar en esta época transitoria". Áñez toma el poder dentro del protocolo de la acefalía del Gobierno y adelantó que se celebrarán nuevas elecciones en breve.

"Se trata de llevar adelante el proceso y convocar a elecciones lo más antes posible", dijo Áñez, quien parece tener apoyo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), porque respaldó este martes una salida constitucional y pacífica a la crisis política boliviana.

Desde el 20 de octubre la crisis sacude al país vecino y obligó a renunciar al presidente Evo Morales y al vicepresidente Álvaro García Linera, asilados en México.

Quién es Jeanine

Se convirtió en la segunda mujer en asumir la jefatura del Estado ya que en 1979 lo fue Lidia Gueiler, de 58 años, oriunda de Cochabamba y fue derrocada en 1980 fue derrocada por el general Luis García Meza.

Áñez, de 52 años, nació en la ciudad de Trinidad. Es abogada y fue constituyente de 2006 a 2008, cuando se redactó la nueva carta magna. Desde 2010 es senadora. Fue muy crítica de la gestión de Morales y más de su intento de lograr un cuarto período de gobierno, avala", cuestionó.

Buena parte de su paso por el Senado lo dedicó a investigar la presencia de ciudadanos chinos en el norte de Bolivia, principalmente en Beni y La Paz, donde se instalaron campamentos para la explotación de minerales y la caza de animales en peligro de extinción.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Las más vistas de la semana

Más de Política

Contacto Urbano