Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/250271

Fariña declaró en el juicio por la "ruta del dinero K" y dijo que "las órdenes las daba siempre Lázaro"

El financista arrepentido Leonardo Fariña complicó la situación del empresario Lázaro Báez, a quien atribuyó la toma de decisiones de todas las operaciones por las que está siendo juzgado en el proceso conocido como "la ruta del dinero K".

Báez debía declarar por primera vez en la jornada de hoy, pero sorpresivamente su abogada, Elizabeth Gasaro, pidió en la víspera la postergación de la indagatoria por razones formales relacionadas con problemas en la digitalización de una parte del expediente.

Fariña sí declaró y aceptó responder preguntas. Lo hizo para profundizar sobre un informe proveniente del Banco Central de Uruguay que, según afirmó, demostró la existencia de operaciones de expatriación de dinero que habían sido negadas por otro financista relacionado con Báez, Santiago Carradori.

En ese contexto, Fariña descargó artillería pesada sobre Báez y protagonizó varios cruces picantes con sus abogadas, Gasaro y Tatiana Terzano. "En toda transferencia y compra de inmuebles que hice para Báez las órdenes las daba siempre Lazaro". Relativizó la intervención de los hijos del empresario, pero "nunca una decisión trascedió al señor Báez".

"Pasé mucho tiepo con Lázaro, hablé mucho con Lázaro, conocí los papeles de la empresa... Casi 30 millones de dólares expatrié al exterior, compré propiedades", reconoció Fariña. Y trazó una comparación entre los ingresos de la empresa de Báez, Austral Construcciones, y el patrimonio e 265 millones de dólares que -dijo- le fue atribuido en los distintas imputaciones que afronta.

"El beneficio declarado por el Grupo no condice con el patrimonio no declarado por los accioistas", principalmente Báez y sus hijos. "Los beneficios declarados no codicen con el patrionio personal de Lázaro Báez".

Los cruces con las abogadas del empresario rozaron la investigación del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que tiene como principal imputado al falso abogado Marcelo D'Alessio.

Fariña acusó a las abogadas de Báez de haber intentado vincularlo con esa causa "pero la decisión del juez de Dolores me fue favorable", replicó. Según deslizó Fariña, las abogadas de Báez trabajan en sintonía con su ex abogado, Franco Bindi. Sugirió que Bindi cruzó de vereda y ahora busca involucrarlo a él en delitos para mejorar la situación judicial de Báez.

"Yo estaba esperando ansioso que Báez declarara hoy en este juicio", desafió Fariña. Todo estaba previsto para escucharlo por primera vez desde que se inició el juicio, hace un año. Las explicaciones de la abogada Gasaro no fueron aceptadas por el tribunal oral federal que lo juzga, no obstante lo cual y "para garantizar el derecho de defensa", el juez Néstor Costabel anunció como nueva fecha para la exposición el próximo miércoles 23 de octubre.

Báez -a través de su defensa- había pedido declarar después de que terminaran todas las testimoniales, lo que ocurrirá el próximo 6 de noviembre con sendas videoconferencias desde Suiza de los últimos dos testigos.

Esa fecha hubiera sido posterior a las elecciones presidenciales; el tribunal fijó fecha para cinco días antes de los comicios.

La negativa de Báez, quien ni siquiera aceptó ser trasladado desde la cárcel para asistir a la audiencia del juicio, no fue la única. Su hijo Leandro también desistió de ampliar indagatoria, el contador Jorge Chueco pidió postergar por un problema con el ingreso de una computadora a la sala de audiencias, el contador Daniel Pérez Gadín tampoco aceptó comparecer y el financista Federico Elaskar sufrió un accidente doméstico que cortó su arteria femoral y por el cual debiero darle 40 puntos de sutura, según informó su abogado, José Ubeira.

La por momentos áspera audiencia tuvo algunos momentos de distensión, con la ex mujer de Fariña, la modelo Karina Jelinek, como protagonista.

Fariña contó que tuvo un distanciamiento con Elaskar justamente a raíz de una pelea que sostuvo con quien, por ese entonces, era aún su esposa, Jelinek. Y recordó que en el contexto del intento de venta de un campo en Mendoza, uno de los gestores de esa operación le había propuesto utilizar una parcela para cultivar vid y fabricar un vino que se llamara "lo dejo a tu criterio".

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Justicia

Contacto Urbano