Por el momento, el Ejecutivo determinó que los empleados públicos cobren un bono de $5000 para palear los efectos de la crisis. En el mismo sentido, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ofreció $3000 para los empleados de la provincia. El problema con el bono de privados es que las empresas aseguran que están ahorcadas, sobre todo las pymes, con la situación económica.