Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/248309
Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Las peores cosas que la gente ha hecho para impresionar a un ex

Si alguna vez has sentido que tu personalidad no es suficiente, seguro has fingido interés en algo para llamar la atención de esa persona especial.

El consejo que más escuchamos cuando se trata de relaciones es "sé tú mismo" y "encuentra a alguien que te ame por lo que eres". Esto se debe a que tratar de tener una personalidad diferente nos hace sentir vacíos por dentro y tampoco funciona a largo plazo. Puedes fingir que eres una chica súper relajada a la que le gusta el tennis durante un rato, pero tarde o temprano, saldrá a la luz que eres una neurótica que odia los deportes.

Pero también, a veces necesitas una táctica para acercarte a alguien, y la forma de hacerlo no es revelar el hecho de que sigues viendo telenovelas, sino fingiendo estar interesada en lo que le gusta a tu crush, para que le gustes más. Tu madre me odiaría por decir esto, pero a veces la forma de llegar al corazón de una persona no es con tu personalidad, es observando sus gustos y disgustos, y luego moldeándote sutilmente a una versión que ese alguien podría encontrar más interesante. ¿Es malo decir eso? Si, probablemente.

De cualquier forma, sea aconsejable o no, la mayoría de nosotros hemos hecho algo raro al menos una vez para impresionar a un ex. Algunas veces nos olvidamos de eso tan pronto como termina la relación, pero otras veces ese "algo raro" se queda con nosotros. Hablé con un grupo de personas sobre las peores cosas que han hecho para llamar la atención de un ex.

ESCUCHAR MÚSICA GRIME

"Empecé a salir con un chico al que le encantaba la música grime. Salimos casualmente durante ocho meses y nos volvimos muy cercanos, pero la música fue algo que nos unió, originalmente escuchábamos UKG y Craig David (risas). Siempre había estado rodeada de gente a la que le gustaba el grime, pero intencionalmente nunca lo escucharía. Pero cuando lo conocí, cambié de opinión.

Comencé a escuchar de todo (SBTV, Rinse FM, Battle Raps, cualquier artista de grime, etc.) para poder estar "al tanto". Durante ese tiempo me di cuenta de que realmente lo amaba y me interesé genuinamente. "Creo que nunca supo que odiaba el grime antes de conocerlo, pero todavía somos amigos e intercambiamos recomendaciones de música con regularidad". Elle, 25.

APRENDER A PROGRAMAR

“Mi ex sabía todo sobre computadoras y tecnología, y a mí me tenía paranoica porque su ex trabajaba de eso, así se habían conocido y habían durado años juntos. Siempre tuve la inseguridad de que él pensaba que yo era inútil en esas cosas, nunca me lo dijo pero yo me sentía así. Terminé inscribiéndome en un curso de programación y aprendí a codificar, y también me metí en la Ética Hacker. Estuvimos juntos solo un año, obviamente no éramos compatibles, pero en realidad estoy agradecida de haber aprendido a programar, independientemente del por qué”. Lux, 27.

ESCOGER UNIVERSIDAD

"Conocí a una chica por una aplicación. Estábamos totalmente enamoradas, luego se fue a Ibiza y yo era muy dependiente de ella, así que me dijo que había tenido un trío con otras dos chicas (lo cual no había pasado) para poder romper conmigo. Estaba devastada. Básicamente ella estaba dispuesta a terminar todo, porque estaba a punto de entrar a una universidad para estudiar ciencias del deporte, y supongo que no quería tener una relación a distancia.

Así que dije, sabes qué, voy a ir a tu universidad. Y lo voy a hacer mejor que tú. Voy a tener más amigos, más diversión, voy a ser MUY popular y conseguiré a muchas más chicas y también podría hacerlo bien académicamente. Esa universidad era muy buena así que no fue una decisión estúpida, pero definitivamente me ayudó a decidir a qué universidad ir". Sophie, de 31 años.

VOLVERME CREATIVA

“Mi ex era una persona terrenal y muy espiritual y le gustaba hacer linternas de papel y hacer hechizos y recoger conchas y esas cosas. A mi también me gustan mucho esas cosas, pero cuando empezamos a salir, recuerdo que mi interés por la naturaleza aumentó, hasta que un día empecé a recoger flores secas y armé un libro de flores, se lo enseñé y le encantó. Duramos poco más de dos años, ¡así que supongo que funcionó! ” Izzy, 25.

METERME AL MUNDO DEL BITCOIN

"¡Mierda, odio a Bitcoin! ¡Ni siquiera lo entiendo! Básicamente, hace tres o cuatro meses salía con un chico que estaba muy interesado en el Bitcoin. Hablaba mucho sobre tener un sistema monetario descentralizado, y de cómo pone el poder en manos de la gente y toda esta mierda con la que definitivamente me dejé llevar por un tiempo. O tal vez solo lo escuché hablar apasionadamente sobre eso, porque realmente me gustaba. De todos modos, invertí en Bitcoin, traté de entender cómo funciona, y luego terminó la relación. Todavía no lo entiendo completamente, pero bueno, ¿quizás estoy sentada en una mina de oro?”. Jo, 27.

ESCUCHAR MÚSICA RUIDOSA

"Estuvimos juntos por dos años y era estudiante de música, así que obviamente le gustaban cosas raras. Tenía tan poco sentido del yo en ese momento, que básicamente asumí sus intereses. La música que le gustaba era horrible, chirriante. Me metí en muchas cosas por esa persona, pero sobre todo, en su música. Cuando terminamos, escuchaba a Julia Holter cuando caminaba y lloraba. Todavía odio la música ruidosa. Remi, 24.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo

Contacto Urbano