Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/248044

Cómo surgió el mazo de naipes españoles feministas que busca "retrucarle al patriarcado"

Qué pasó

 Martina y Pablo son pareja; ella es psicóloga y él politólogo. Entre la variedad de cosas que tienen en común, hay dos en particular que los llevaron a emprender: ambos son muy lúdicos y también se consideran feministas. Un día a mediados del año pasado estaban jugando a las cartas y ella se dio cuenta de algo no menor. "Le digo 'Mirá, en las cartas son todas figuras masculinas... Qué bueno que estaría hacer unas cartas feministas", según se acuerda.

La idea quedó flotando en sus cabezas con tanta presencia que al día siguiente se lo comentaron a algunos familiares y conocidos para conocer cuál era su opinión. "Nos dijeron que estaba buenísima y que lo hagamos". Con el empuje de su pareja, Martina al poco tiempo se puso en acción. De ese proceso de casi un año nació hace 3 semanas Feminaipesnaipes españoles feministas para "retrucarle al patriarcado".

"Me puse en contacto con una amiga que tenía una amiga que era ilustradora -Vicky Monté -; yo ya la tenía vista de las redes sociales y me copaban mucho sus dibujos. Tuvimos una reunión con ella, le contamos cuál era nuestra idea y nos hizo las ilustraciones", detalla Martina, que aclara que las cartas vieron la luz recién hace 3 semanas pero ya tuvieron mucha repercusión y en su totalidad positiva.

La producción previa, sin embargo, representó un desafío, ya que según su cocreadora "conseguir el material es difícil porque el papel con el que se hacían ya no se hace más". De todas maneras pudieron conseguir una gráfica y proveedores para sacar un producto de calidad.

La inspiración

Además de disfrutar de los juegos en pareja, Martina también trabaja mucho con chicos y tuvo experiencias de formación en educación y género, donde empezó a ver cómo crece cada vez más la importancia de los juegos "más feministas si se quiere". Hoy en día, dice, existen hasta juegos para "civilizar por ejemplo la menstruación en el caso de la mujer con juegos de mesa".

"Me pareció que la propuesta estaba buena en relación a esto: a las mujeres nos recae esta tarea de los quehaceres del hogar y los hombres están representados en la esfera publica. En lo lúdico también si se quiere, porque ahí se representa lo que las mujeres y los hombres pueden y podrán hacer pero por separado. Me parecía bueno mostrar otra cosa. Que las niñas puedan jugar y verse representadas en esas figuras; que los 10, los 11 y los 12 tengan distintos cuerpos y profesiones y vengan de distintas etnias; que sea lo más heterogéneo posible".

Su experiencia personal

Martina fue dándose cuenta con el tiempo de dónde venía su verdadera inspiración para hacer Feminaipes. "Cuando yo era chica nos juntábamos todos en la casa de mi abuela y las mujeres eran las que ponían la mesa, levantaban los platos y lavaban. Mientras los hombres se ponían siempre en una esquina a jugar a las cartas. Ese juego era algo propiamente de los varones y era imposible que nosotras pudiéramos participar de eso".

Por el momento ninguno se dedica exclusivamente a esto y lo que ganan por la venta de los mazos -que se consiguen por Instagram y salen $350- es para recuperar los ahorros que pusieron para sacar la primera camada de juegos. Además, aunque tienen mucho cuidado con respecto a quiénes les hacen propuestas, en un futuro su objetivo es a su vez contribuir a causas como las de las infancias más vulneradas.

 

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Sociedad

Contacto Urbano