Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/246975
Stella Garnica para A24

Macri, entre luces verdes y rojas: cómo sigue el acuerdo de gobernabilidad y por qué apuesta a un nuevo apoyo de Trump

 

Ante los escasos resultados logrados en la primer semana de reuniones por el pacto de gobernabilidad -por ahora la Casa Rosada consiguió el apoyo de 6 gobernadores opositores y del diputado del FpV-PJ y precandidato presidencial Daniel Scioli-, el Gobierno no pudo mostrar aún definiciones concretas a la invitación enviada por el presidente Mauricio Macri a sus principales rivales de cara a las elecciones presidenciales de octubre: Cristina Kirchner, Sergio Massa y Roberto Lavagna.

En una semana marcada por la conmoción política que generó el ataque armado contra el diputadoHéctor Olivares (UCR-Cambiemos) que en un primer momento hizo temer lo peor por haberse perpetuado a escasos metros del Congreso, el presidente Mauricio Macri apeló a reforzar el apoyo político y económico del FMI y del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para sostener su candidatura a la reelección.

Así, el Gobierno salió a mostrar una nueva conversación telefónica el martes entre Macri y su par norteamericano, Donald Trump, quien elogió el rumbo económico, el mismo día que el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, recibía a una nueva misión del FMI que llegó para monitorear el cumplimiento del acuerdo firmado el año pasado para contener la estampida del dólar y el riesgo país.

En la conferencia semanal con periodistas en Washington, el vocero del FMI, Gerry Rice, desmintió "conversaciones" sobre una renegociación de los términos y aclaró que están "focalizados en la implementación del actual programa que está diseñado de tal manera que el país pueda cumplir con sus obligaciones".

Apoyo que el FMI profundizó el mismo día a través de la cuenta oficial en Twitter:

"A pesar de los retos, Argentina ha logrado importantes avances en la transición hacia una economía abierta y resiliente. Creemos que la implementación del programa de las autoridades es la forma de avanzar. Continuaremos siendo flexibles para ayudar a Argentina en este esfuerzo".

Cuenta de twitter del FMI
Paralelamente, al nuevo apoyo del Fondo, Macri mostró un nuevo espaldarazo de Estados Unidos esta semana: conversó el miércoles por teléfono con Trump en medio de especulaciones sobre un nuevo pedido de ayuda financiera con el objetivo de tranquilizar a los mercados y evitar una nueva estampida del dólar y del riesgo país.

En un comunicado oficial de Presidencia se informó que el presidente de EE.UU. destacó su "firme apoyo" a las "reformas estructurales" que lleva adelante el gobierno argentino.

Qué quedó del acuerdo de Gobernabilidad

Mientras tanto, el ala política de la Casa Rosada comenzaba a recibir a dirigentes de la oposiciónpara avanzar en el pacto de gobernabilidad, pero con dudas sobre la posibilidad de acuerdo con los principales presidenciables.

Tras la polémica por la forma en que se filtró el paper con los 10 puntos que propone el Gobierno como políticas de Estado que no quiere discutir en campaña, el martes un comunicado oficial de Presidencia difundió “la carta” de Macri invitando al diálogo “a todos” los precandidatos a presidente opositores, que amplió a todos los gobernadores, a la CGT, a cámaras empresarias, a la iglesia y otros cultos.

Los primeros en salir a responder al llamado de Macri fueron Sergio Massa (FR) y Roberto Lavagna, marcando diferencias con la política económica del Gobierno y reclamando medidas para impulsar el mercado interno y el consumo.

Ambos manifestaron en los medios y redes sociales, reservas con la reforma laboral y previsional y advirtieron la necesidad de una eventual renegociación con el FMI, pero no confirmaron su asistencia a una reunión con Macri.

Qué pasa con Cristina

El jueves fue el turno de la ex Presidenta Cristina Kirchner, quien no anunció su candidatura, ni respondió a la invitación de Macri, pero redobló la apuesta al pacto de gobernabilidad del Gobierno. La ex mandataria le puso su propio título: “Nuevo Contrato Social”.

Cristina se mostró moderada porque sabe que la están mirando los mercados y la clase media a la que también pretende ahora representar para ampliar su techo electoral pero, igual que los otros dos precandidatos con mayores posibilidades de competir en las elecciones de octubre, evitó definir si se sentará o no en una misma mesa con Macri. No obstante pareció haber dejado una puerta abierta.

“Estamos esperando la respuesta de Cristina, ojalá acepte el diálogo y podamos armar algún encuentro, al menos con alguno de sus emisarios”, dijo una alta fuente del Gobierno a A24.com.
Sin embargo, evitó interpretar el mensaje de la ex Presidenta y las críticas que ella lanzó hacia el Gobierno por haber aumentado la cantidad de planes sociales (“planeros”) y por la política económica en general, en un sorprendente elogio que hizo a Trump, reclamando políticas orientadas al consumo en el mercado interno e industrialización, con baja de tasas de interés.

Horas después del discurso en la feria del libro ante una multitud de militantes kirchneristas, Macri pareció responder elípticamente a Cristina el viernes durante un acto que tuvo mezcla de gestión y de campaña junto a sus dos principales laderos políticos: María Eugenia Vidal y a Horacio Rodríguez Larreta al inaugurar el viaducto Mitre en el barrio de Belgrano.

Macri volvió a criticar a “gobiernos anteriores” porque “hace 100 años” no se construye un viaducto en la Ciudad de Buenos Aires y contraatacó, elípticamente:

“Qué hubiese sido si gobiernos anteriores de distintas banderías se hubiesen comprometido a trabajar en conjunto, sin mezquindades, dejando de lado los egos” personales, preguntó sin dar nombres y agregó: “Prometieron obras y no cumplieron, ¿dónde fueron a parar esos recursos?”.
Quiénes están a favor del Pacto de Gobernabilidad y cómo siguen las negociaciones

El miércoles el ministro del Interior, Rogelio Frigerio comenzó a recibir en Casa Rosada en reuniones preliminares y por separado, a los gobernadores opositores de Chaco, Domingo Peppo, (PJ-FpV), de Entre Ríos, Gustavo Bordet (FpV) y cerró esa primer jornada, con la visita del diputado y precandidato presidencial (FPV-PJ) y ex rival de Macri en 2015, Daniel Scioli.

Scioli elogió públicamente la convocatoria del Gobierno pero -igual que los gobernadores peronistas-, le dejó a Frigerio una carta con sus propios puntos para un acuerdo rechazando la reforma laboral y previsional.

El jueves Frigerio continuó con reuniones por separado, con los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez (MPN); de Río Negro, Alberto Weretilneck y de Salta, Juan Manuel Urtubey (PJ).

“La Argentina necesita dar una señal y mostrar que realmente ese acuerdo existe. Necesita que el mundo sepa que los argentinos nos podemos poner de acuerdo en cuestiones que no se tienen que discutir más”, repitió Frigerio en una nueva apelación a la oposición en medio de una semana convulsionada por el ataque armado al diputado radical Héctor Olivares, a metros del Congreso que hizo temer.

La semana que viene seguirá recibiendo a gobernadores y demás sectores convocados por Macri como la iglesia y el sindicalismo.

Mientras sigue en duda un encuentro de Macri con todos los presidenciables, los próximos días el Gobierno dos acontecimientos podrían redefinir el escenario electoral nacional:

Las elecciones a gobernador de Córdoba este domingo, donde Cambiemos asiste dividido con Mario Negri apoyado por Casa Rosada y el radical díscolo Ramón Mestre, y un triunfo arrasador del actual gobernador Juan Schiaretti en la segunda provincia más grande del país, podría convertirlo en centro convocante de una nueva alianza opositora con el peronismo como eje.

El 28 de mayo la Convención Nacional de la UCR, debe definir si continúa en alianza con Cambiemos y apoya la reelección de Macri o elije otro camino. Todo está por verse. Mientras Macri sigue apostando al apoyo de Trump y del FMI para sostener su candidatura.
 

 

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Política

Contacto Urbano