Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/246899
Daniel Maffey para Filo.news

A 100 años de su nacimiento: ¿Qué significó Eva Perón en la vida política de la Argentina?

En el centenario de su nacimiento te contamos sobre el impacto de la primera dama “que se dedicó a llevarle al Presidente las esperanzas del pueblo”.

Del desprecio a la admiración, pocas son las figuras contemporáneas que han inundado en libros, biografías, películas y ensayos su propia vida. Eva Duarte de Perón decididamente es uno de estos casos.

En un contexto político en el cual la mujer no existía políticamente salvo alguna circunstancia monárquica inalterable, su breve pero sentido paso por la vida política y social nacional resignificaría para siempre esa realidad.

Conscientes de que el raid político de Eva Perón es intrasladable a una breve nota, decidimos destacar cinco sucesos representativos de la trayectoria de una figura política sobre la cual, por fuera de sus percepciones, amores u odios, nadie fue ni permanece indiferente.

Eva y el 17 de octubre de 1945

Según recopilan los principales historiadores del caso, Eva transitó los días previos al hito peronista (y marcados por el confinamiento de Perón) manteniendo reuniones con distintos representantes legales cercanos a su pareja. El retorno del General hacia el Hospital Militar no permitió el reencuentro (fue vedado), aunque sí una comunicación telefónica.

Esa noche Eva no estuvo en el balcón de la Casa de Gobierno, ni en la plaza. Permaneció en su departamento ubicado en la calle Posadas de la Recoleta donde siguió por Radio el público devenir de los hechos.

Sin embargo, el triunfo del movimiento popular y el indiscutido cambio en la vida política nacional tras el 17 de octubre de 1945 tendría a Evita como protagonista en una nueva etapa que comenzaba en la Argentina.

Tras el triunfo de Perón en las elecciones del 24 de febrero de 1946 y el consagrado matrimonio cinco días después del evento, para el 4 de junio de ese mismo año, cuando el gobierno entra en funciones, Eva se convierte tanto en primera dama como en la señora María Eva Duarte de Perón.

Su rol en la vida política nacional se desarolló en primer término en la Dirección de Correos y Comunicaciones y luego a través del flamante Ministerio de Trabajo.

Desde allí se instala como el “cable a tierra” de Perón, manteniendo en ese proceso el vínculo con las "masas ahora escuchadas" y desde donde se construiría el punto de partida para lo que sería la Fundación Eva Perón, su principal legado. 

1947 y la gira europea

Encomendada en su tarea de “acción social” es que sobre fines de mayo de 1947 Perón decide encomendarle a Eva un viaje al continente Europeo, ese que desde la no intervención por parte de Argentina y España, había puesto a las partes en un vínculo complejo con los triunfantes.

Con 28 años y viajando en avión por primera vez en su vida, Eva parte hacia España el 6 de junio de 1947. Dos días después y tras un auspicioso arribo, recibe la Gran Cruz de Isabel La Católica y pronuncia un histórico discurso en la Plaza de Oriente en Madrid ante la presencia de más de 300.000 personas.

La gira continuará por Italia, el Vaticano, Portugal, Francia y Suiza. “Mi nombre se ha vuelto el grito de las mujeres de todo el mundo. Es hora de que tengamos iguales derechos que los hombres”, sostiene Eva, quien tras desestimar una posible visita oficial a Gran Bretaña, retorna a la Argentina con un semblante diferente del que partió meses atras.

El voto femenino

El regreso de Eva marcó un profundo cambio sobre la percepción de quien al momento era “la primera dama” o “la señora del Presidente”. Su paso a la lucha política es pleno. De ahora en más será Evita.

Con el antecedente de la provincia de San Juan en la década de 1920 y la creación de la División de Trabajo y Asistencia de la Mujer, es que el derecho al sufragio femenino comienza a ganar peso en su discusión y proyección partidaria.

En plena campaña electoral y para comienzos del año 1947, Eva asume esta cuestión como bandera, marcando numerosos discursos que buscan presionar, desde la Comisión Pro Sufragio Femenino,al Congreso de la Nación. 

El 9 de septiembre de 1947 se sanciona la ley número 13.010 la cual, promulgada 14 días después, permite el acceso a los comicios a las mujeres argentinas: “Aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de pocos artículos, una historia de largas luchas, tropiezos y esperanzas”.

La Fundación Evita y el Partido Peronista Femenino

“Mi mujer decidió dedicarse a la asistencia social. Así nació la Fundación Eva Perón (...) El primer decreto de ley de protección a la Fundación fue creado por mi mujer en la mesa; no estaba lleno de artículos, pero fue más drástico que cualquier ley escrita”, destaca Perón según las recopilaciones históricas. 

En julio de 1948 el Poder Ejecutivo le concedió personería jurídica a la Fundación, la cual financiada con impuestos a la venta de boletos en el Hipódromo, multas por los juegos de azar y deducciones a empleados públicos, se presenta como la base decisional de Eva. Es desde aquí que se crean hogares escuela, hospitales contemplados dentro del "tren sanitario" diseñado, la Escuela de Enfermeras y proveedurías de alimentos, entre otros puntos.

De la acción social a la política es que tras la primera asamblea organizativa del Partido Peronista, el 29 de julio de 1949 se crea el Partido Peronista Femenino (PFF), espacio que funcionó como un partido con autoridades y organización propia dentro del peronismo.

Tanto la Fundación como el PPF eran organizaciones carismáticas, en las que lo más fuerte son claro las personalidades, aunque también se presentan como su debilidad más profunda. Fallecida Eva, tanto la Fundación como el PPF comienzan a diluirse hasta su extinción.

Las elecciones de 1951

Establecida como una figura de peso político y social, los esfuerzos de Eva son insuficientes ante una enfermedad ya instalada. El 6 de noviembre de 1951 es operada en el recientemente inaugurado Policlínico Presidente Perón de Avellaneda. 5 días después, los argentinos concurren a las urnas.

Por primera vez votan las mujeres y buscando evitar una cruel ironía es que la Junta Electoral autoriza a la primera dama para votar desde su habitación. La fórmula Perón-Quijano obtiene el 62,40% de los votos y gana las elecciones, en tanto que el 14 de noviembre Eva regresa a la residencia presidencial, aunque ya no podría retornar a la vida política nacional.

El 20 de julio de 1952 se celebra la gran misa al aire libre pidiendo por su vida. 6 días después y con 33 años de edad, Eva Perón fallece. Señala el documento oficial: 

“Cumple la Subsecretaría de Informaciones de la Presidencia de la Nación el penosisimo deber de informar al pueblo de la República, que a las 20.25 ha fallecido la señora Eva Perón, Jefa Espiritual de la Nación. Los restos de la señora de Perón serán conducidos mañana, en horas de la mañana, al Ministerio de Trabajo y Previsión, donde se instalará la capilla ardiente”.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Política

Contacto Urbano