Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/246616

La emotiva historia de un papá que le donó un riñón a su hijo de 4 años

Lisa y Stuart estaban muy contentos con su embarazo. A las 20 semanas de gestación, los médicos les informaron que su bebé tenía un bloqueo en la uretra, que es el conducto que sale de la vejiga y le permite al organismo expulsar la orina.

Esto le producía al bebé inflamación de los riñones. Esto hizo que, a los pocos días de vida Rory fuese operado. También les informaron que esto era una solución temporaria, que en algún momento de su vida necesitaría un transplante.

Los años transcurrieron, tuvieron que volver a operarlo. Luego de esta segunda operación, vivió feliz por dos años con bolsitas que salían de sus riñones para eliminar del cuerpo la orina. Luego de un tiempo, la cosa se empezó a complicar.

Un tiempo antes de que cumpla cuatro años, a Rory tuvieron que comenzar a dializarlo tres veces por semana. Esto fue un impacto total en la familia: tenían otros dos hijos, uno en una guardería y otro en la escuela. Que Rory esté tanto tiempo en el hospital alteró mucho la rutina familiar.

Verlo sufrir a Rory tantas intervenciones fue lo que llevó a sus padres a hacerse los estudios a ver cuál era compatible para ser donante. Los resultados arrojaron que si bien los dos podían darle un riñón a su hijo, el órgano de Stuart, el padre de 40 años, tenía menos chances de ser rechazado por las defensas del cuerpo de su hijo.

Tuvieron que pasar meses de preparación para que el cuerpo de Rory estuviese listo para recibir un riñón adulto, pero un tiempo después Rory se encuentra recuperado y disfrutando de su vida en Buxton, Derbyshire (Inglaterra), junto a toda su familia.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo

Contacto Urbano