Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/246557

Macri, molesto, tendrá que tomar medidas que no estaban en sus planes

El gobierno se vio obligado a dar un golpe de timón en la estrategia de campaña electoral, agobiado por la crisis económica que pone en riesgo la posibilidad de reelección de Mauricio Macri. La autocrítica tiene sus límites. Se vio en la frialdad y tensión en la relación con los radicales: Macri no pasó a saludar por la reunión del jueves, molesto por tener que tomar medidas que no estaban en sus planes.

Sin embargo, mientras se debate en la alianza Cambiemos sobre los límites que le impone el FMI y la necesidad de contener a su electorado de clase media, Macri salió a aclarar a través de su álter ego, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que “no habrá un cambio del plan económico”.

El promocionado anuncio que realizará el Presidente solo incluye “medidas concretas”, anunció Peña como único vocero de la cumbre que tuvo lugar el jueves en la Casa Rosada con los 5 gobernadores de Cambiemos. El mensaje fue a contramano de lo que planteaban los 3 radicales que reclaman “un plan económico de emergencia para impulsar el consumo” y contener la insistente inflación.  

El próximo miércoles fue el día elegido por el equipo de comunicación de Macri para anunciar las nuevas medidas. Justamente, pensando en una respuesta a otra mala noticia que espera la Casa Rosada: el martes el INDEC da a conocer el índice de inflación de marzo que rondaría el 4%.

Al abrir el debate con los socios radicales, Macri y Peña vieron que con el mismo diagnóstico coincidían María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta,

Macri comenzó a tomar conciencia de que la crisis era más profunda de lo que pensaban en la Casa Rosada y que había que dar un golpe de timón para contener al propio electorado.

Ahora, todos admiten que “están preocupados por la situación de los sectores sociales más vulnerables” y se muestran en distintos escenarios, “trabajando en medidas para ayudar a la gente”. Habrá que ver si el tenor de las medidas alcanzan a los ciudadanos que van quedando de a pie.

El giro político: Del decreto que prohíbe las listas colectoras, hasta los tanteos a Martín Lousteau y a los radicales, a los que antes ninguneaba.

El Gobierno no solo parece dar un giro en el discurso económico, sino también en el político: al set de medidas económicas que anunciará Macri personalmente el miércoles, se sumaron en las últimas horas, medidas electorales.

Además de negociar las medidas paliativas para la inflación con el radicalismo, Macri recibió al menos dos veces en una semana a su ex embajador en Estados Unidos, Martín Lousteau quien suena como: competidor en una PASO dentro de Cambiemos; como compañero de fórmula; o como competidor contra Larreta en el marco de una alianza en la Ciudad con Roberto Lavagna.

¿Qué le ofreció Macri a Lousteau en su extensa reunión el jueves en Casa Rosada?

El encuentro fue hermético y Peña dijo que no hablaron de candidaturas sino que fue un “intercambio de ideas” con el economista. Al estilo House of Cards, se aseguraron de dejar que trascienda el encuentro a solas Macri-Lousteau al mostrar al economista saliendo solo por el Salón de los Bustos de Casa Rosada, un día después de su encuentro con Lavagna.

El viernes se publicó en el Boletín Oficial el decreto 259/2019 que modifica el código electoral y deja sin efecto el anterior 443 firmado en 2011 por Cristina Kirchner. El Gobierno decidió prohibir por decreto las denominadas “listas colectoras” de las que solía hacer uso el peronismo con una variada y fragmentada oferta electoral, que permitía a la fórmula presidencial, sumar todos los votos de candidatos a intendentes de distintas listas y frentes electorales. Medida que ya desató quejas del PJ. 

Fue interpretado como un gesto de contención para la gobernadora Vidal. Otro gesto de Macri a Vidal, fue haberla recibido este viernes en la residencia de Olivos junto a un centenar de candidatos a intendentes de Cambiemos conocidos como “los sin tierra”.

La maquinaria electoral del Gobierno ya fue puesta en marcha por Macri, Peña y Frigerio como figuras principales. Y se suma la primera definición de la otra aliada: la Coalición Cívica de Elisa Carrió que este sábado definía en La Plata su continuidad en la Alianza Cambiemos; la decisión será ratificada por Carrió a nivel nacional en una asamblea de su partido prevista para el mes de mayo.

Resta ver si los gobernadores radicales logran contener también en mayo, a la Convención Nacional del radicalismo que amenazaba con romper Cambiemos.

“Es la economía, estúpido”, fue la frase en que 1992 le permitió ganar la presidencia de Estados Unidos a Bill Clinton. El consultor estrella de Macri, Jaime Durán Barba que siempre dijo que la gente “no vota por el bolsillo”. ¿Cuál de los dos tendrá razón?

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Política

Contacto Urbano