Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/246222
By Vanity Fair España

Duelo en Buenos Aires:Letizia, vestida de beige y con guiño a la infanta Elena, vence (por poco) a Juliana Awada

El presidente y la primera dama de Argentina han recibido a los reyes de España en la Casa Rosada durante su viaje oficial al país latinoamericano.

Han pasado más de dos años desde que el presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, y su mujer, Juliana Awada, fueron recibidos en el Palacio Real de Madrid por Felipe VI y doña Letizia. Esta mañana, tras una ofrenda floral al general San Martín, héroe de la independencia argentina, los reyes les han devuelto la visita en la famosa Casa Rosada de Buenos Aires, donde durante su discurso de bienvenida el presidente Mauricio Macri se ha referido a sus invitados simple y llanamente como Felipe y Letizia, prescindiendo del tratamiento protocolario.

El esperado encuentro entre la reina Letizia y la primera dama argentina ha acaparado no obstante la mayor parte de la atención. Aquel primer duelo de estilo de 2017 lo libraron con dos conjuntos en rosa palo muy similares –de Felipe Varela el de la reina y de Gabriel Lage el de la primera dama–, pero hoy las dos mujeres han elegido batirse con armas muy distintas.

Doña Letizia se ha presentado con un vestido de Pedro del Hierro de color beige, ajustado a la cintura, con vuelo en la falda, sin mangas y una silueta similar al de anoche, pese a que la temperatura en Buenos Aires no superaba esta mañana los 15 grados. Lo ha combinado con una cartera de piel y salones del mismo tono camel, ambos de Magrit, su firma de complementos de cabecera. El guiño a sus anfitriones estaba en sus pendientes: son los colgantes de perlas que llevó durante la visita oficial de los Macri a España de 2017. Pertenecen a las denominadas “joyas de pasar” que la reina Victoria Eugenia de Battenberg legó al joyero real, y la infanta Elena los llevó el día de su boda con Jaime de Marichalar.

Juliana Awada, por su parte, ha optado en esta ocasión por un vestido azul marino con un pronunciado escote en forma de pico y salpicado de lentejuelas a modo de estrellas; un diseño que evocaba vagamente a aquel vestido de Ana Locking del miso tono y con perlas que la reina Letizia lució en abril del año pasado durante la cena de gala en honor del Presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

Luego, los dos matrimonios disfrutarón de un almuerzo privado. Esta noche, volverán a coincidir en la cena de gala que el presidente y la primera dama darán en su honor, y en donde, cumpliendo su deseo, la reina conocerá a la legendaria Mirtha Legrand. Tendremos, en fin, un duelo de estilo triple.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Estilo

Contacto Urbano