Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/245440

La Unión Europea presiona por elecciones y Uruguay deja la “neutralidad”

En el día de ayer tuvo lugar la reunión del Grupo de Contacto Internacional desde donde se emitió una declaración final conjunta.

Los Gobiernos de Uruguay y México, en virtud de la posición neutral que ambos han adoptado frente a Venezuela, han decidido organizar una conferencia internacional con  representantes de los principales países y organismos internacionales que han compartido esta posición frente a dicha situación.

Así comenzaba la invitación a la “Conferencia Internacional sobre la situación en Venezuela”. Sin embargo, el documento final, firmado por todos los países asistentes con excepción de Bolivia y México, dista de este punto de partida.

Con un llamado a “elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles, de acuerdo a la Constitución venezolana” concluyó la reunión del Grupo de Contacto Internacional (GIC) de la que participaron 14 países.

Según la declaración final, los comicios deben contar “con todas las garantías necesarias", a partir de lo leído por el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa y la alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Federica Mogherini.

La Unión Europea (UE), ocho países de este bloque y cinco de América Latina se reunieron ayer en la torre presidencial de Montevideo con el objetivo de “contribuir a una solución política pacífica y democrática”.

En la apertura del encuentro, del cual no participaron representantes del gobierno venezolano ni de la oposición, Federica Mogherini, llamativamente planteó que es “fundamental evitar la violencia interna y la intervención externa”.

Al mismo tiempo, el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, sostuvo que “la mayor disyuntiva que tiene planteada Venezuela es la paz o la guerra, por eso nuestro insistente llamado a la serenidad a las partes involucradas y a la prudencia a la comunidad internacional”.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores mexicano, pronunció su desacuerdo sobre esta postura: “No podemos participar en algo que implique que nosotros determinemos el proceso político electoral”.

El canciller entiende que es necesario buscar caminos alternativos: “Vamos a seguir otra metodología las conclusiones del mecanismo, cuando hablen los venezolanos entre sí, si logramos que eso suceda, pueden ser cosas muy diferentes, salidas políticas, salidas pacíficas, pero nosotros no lo estamos determinando de antemano”.

De esta manera, si bien el apoyo del Gobierno uruguayo no representa la misma intensidad que el que pudiera sostener el argentino o norteamericano, lo cierto es que la región latinoamericana continúa profundizando el rechazo sobre la administración de Nicolás Maduro.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Mundo

Contacto Urbano