Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/244329

¿Cómo evitar el mal olor debajo de las axilas?

Desde la alimentación hasta el estrés podrían hacer que tengamos olor a chivo.

Aparece en la pubertad, es desagradable para quienes lo sienten, incómodo para quienes lo llevan y casi nadie quiere admitir que lo padece. El olor a chivo es molesto por donde se lo mire y aunque pueda parecer una mera cuestión estética, puede esconder problemas de salud.

¿Por qué tenemos olor a chivo?

" La transpiración en sí misma no tiene olor, pero en la piel de las axilas puede haber ciertas bacterias y hongos que, al estar en contacto con la sudoración, dan como resultado el mal olor", añade el médico dermatólogo Dr. Andrés Cordero.

El "olor a chivo" también está relacionado con lo que comemos: ciertos alimentos como el ajo, la cebolla, el repollo y la coliflor, pueden producirlo, según explica el Dr. Cordero.

Asimismo, puede ser la manifestación de algún desorden hormonal o por la toma de ciertos medicamentos.

¿Por qué algunas personas tienen más olor a chivo que otras?

Como mencionamos antes, la alimentación o el hecho de tener colonizada la piel de las axilas con estas bacterias y hongos, hace que algunas personas generen más olor que otras.

"También tiene que ver con la falta de higiene, el uso de ropa sintética, patologías como diabetes, consumo de tabaco y alcohol, el estrés, entre otras cosas", asevera la Dra. Johanna Gleiser, médica dermatóloga y directora del Centro Estetique Laser.

Los hombres NO son los que más transpiran

Suele creerse que los varones tienen más feo olor que las mujeres, pero esto sería solo un mito, ya que la causa es genética y afecta a ambos género.

"Decir que los hombres tienen más olor a chivo no una aseveración del todo cierta, es una estimación. Se refiere justamente a que los varones suelen tener más cantidad de vellos y no se depilan. Sin embargo, ante alteraciones hormonales y el exceso de pelos, la proporción podría invertirse", aclara el Dr. Fonseca.

¿Cómo se combate el olor a chivo?

Primero es importante visitar a un dermatólogo para que evalúe las causas del mal olor y determine cómo combatirlo.

Algunos de los posibles métodos para dejar de oler mal en las axilas, son:

  1. El uso de antitranspirantes como el cloruro de aluminio al 20%, para controlar la cantidad de sudoración.
  2. Eliminar definitivamente el vello de la zona afectada con métodos que disminuyan la irritación y la tendencia a la foliculitis, como el sistema Vectus de depilación láser.
  3. Si aún persiste el mal olor, otro tratamiento posible es la toxina botulínica, que puede inyectarse en la axila para bloquear los impulsos nerviosos de las glándulas sudoríparas, según Healthline.
  4. En casos más severos se puede recurrir a una cirugía para extraer las glándulas sudoríparas.
 
¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Tendencias