Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/243035

¿Por qué no está Cristina Kirchner en el juicio de La Ruta del Dinero K?

La ex presidenta y su familia están relacionadas directamente con Lázaro Báez y sus negocios.

¿Por qué no está Cristina Kirchner en el juicio de La Ruta del Dinero K?

La “K” de ese nombre de esa causa es, obvio, por el apellido Kirchner.

Pero Cristina no está sentada en la sala AMIA de los juicios oralesde Comodoro Py.

Ya estará, por otras causas, es un hecho, pero no por esta.

Quizás más tarde sea juzgada por estos hechos: lavado de dinero de su socio.

Lázaro Báez era socio en los papeles de los Kirchner. En los papeles. Durante las dos gestiones presidenciales de Cristina, ella misma consignó en sus declaraciones juradas como presidenta de la república que mantenía una deuda que nunca se alteró, a pesar de la inflación, con la empresa Austral Construcciones, madre del holding que construyó gracias a ella una de las personas que más la conoció.

Austral Construcciones se creó pocos días antes de que Néstor asumiera como Presidente sin dejar sus ideales en la puerta de la Casa Rosada. Báez decidió incursionar en la construcción, dejar su puesto de gerente en el Banco de Santa Cruz, justo en esos momentos. Fue por razones que no tenían que ver con el azar.

Desde 2004 al 2015, la facturación de Austral creció 43 mil por ciento.

Único cliente, el Estado K. Sus gastos mayoritarios: alquilar hoteles de los Kirchner, construir un condominio con ellos, alquilar sus propiedades. Báez pudo tener y sacar 60 millones de dólares al exterior porque sus socios le dieron contratos por obra pública por 46 mil millones en Santa Cruz. Llegó a tener empresas y pozos de petróleo, estación de servicio, tres jets privados, más de 1.900 autos. Y cuentas afuera.

Ante la AFIP que controlaba sus socios y sus jefes, declaró tener 27 inmuebles. Tenía, en realidad 440 en cinco provincias.

El patrimonio de Báez creció en la era K, por los K, mas de 12 mil por ciento.

El fiscal del caso de La Ruta del Dinero K fue Guillermo Marijuan.

Pidió la indagatoria de Cristina, pero el juez, Sebastián Casanello, no la imputó ni la llamó a declarar como sospechosa de haber alimentado las finanzas de ese hombre que era pobre.

El delito precedente por el que se está enjuiciando a Báez, Federico Elaskar, Fabián Rossi, es por haber sacado del país de modo ilegal 60 millones de dólares.

El fiscal Marijuán pidió investigar a CFK después de que declarara como arrepentido Leonardo Fariña. Aportó muchísima información.

Pero Casanello siguió con su camino por las rutas judiciales evitando frenar en el “kilómetro” Kirchner.

La lógica de la realidad a veces no coincide con la “lógica jurídica”.

Kirchner y Báez son simbióticos, según infinidad de pruebas.

Ocurre que la Cámara Federal, el tribunal que controla el devenir de los expedientes, le insistió varias veces a Casanello que indague a CFK.

El 28 de agosto pasado, directamente, la sala 1 de la Cámara Federal con votos de Martín Irurzun y Mariano Llorens le ordenaron a Casanello que indague a CFK. Eso pasó.

Dijo Irurzun en su voto: “De manera clara y sencilla, en todos los casos -marcados por grupos organizados para delinquir a través de defraudaciones al Estado, cohecho y lavado de activos- hay dos nombres que se repiten: Lázaro Báez y Cristina Fernández". Y agregó: “De todo este panorama se concluye que si según las investigaciones judiciales Lázaro Báez fue el encargado de brindar el entramado societario para captar los fondos públicos (causa "Vialidad Nacional"), de vehiculizarlos parcialmente a las manos privadas de quienes entonces eran funcionarios públicos (causas "Los Sauces" y "Hotesur") y también de sacar fondos del país para posteriormente reintroducirlos de manera de ocultar su origen (en esta causa, conocida como "la ruta del dinero"), se encuentra configurada la sospecha que señalan los acusadores acerca de la participación de Cristina Fernández en estos últimos hechos”.

Báez hasta compartió un terreno con CFK.

Cayó preso.

Ella jamás lo defendió en público.

En libertad, Báez abrió su magnifica chacra en Rio Gallegos a los periodistas.

Y fue punzante: “Néstor hasta se quedaba a dormir acá. Cristina nunca vino.”  En uno de sus dictámenes, el fiscal de instrucción, Marijuán, dijo sobre Báez y Kirchner: “Surge de la presentación de mención que Lázaro Antonio Báez se habría enriquecido a partir de su relación con Néstor Kirchner, desde la época en que éste era Intendente de la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. En este sentido, manifestó que el nombrado fue beneficiado con la obra pública y que se acreditó la relación comercial entre ambos con la constitución de un fideicomiso para llevar a cabo la construcción de unidades funcionales en una propiedad de Kirchner”.

Y puntualizó: ”Mencionó también que según la investigación desarrollada por la AFIP se comprobó que 500 millones de pesos fueron facturados con boletas apócrifas a través de empresas fantasmas, por parte de “Gotti S.A.” evadiendo 120 millones de pesos de IVA”.

¿Cristina ayudó económicamente a Báez?

No hay duda de ello. 

Debería explicarlo. Si no en este juicio, al menos ante la sociedad.  ¿Ella podía desconocer que el viejo amigo de clase media de su marido se había transformado en un magnate en rubros diversos?

Mientras le pagaba alquileres millonarios, usaba factura truchas que perjudicaron al fisco.¿Nunca lo supo?

Los hijos de los Báez le insistieron varias veces a su padre para que contara su vínculo societario con la Presidenta en funciones.

¿Que hizo CFK una vez que se conoció el caso?

Intentó frenarlo de varios modos.

No pudo.

¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Justicia