Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.24siete.info/a/242798

Cómo detectar si tu mascota tiene sobrepeso y qué hacer al respecto

En el afán por garantizar su felicidad, a veces alimentamos en exceso a nuestras mascotas . Y aunque sea un comportamiento motivado por el afecto y la consideración, puede resultar en consecuencias graves para su salud, como afecciones cardíacas, diabetes o artritis.

 
 

¿Cuáles son las señales que pueden indicar que tu mascota está excedida de peso? 

En el afán por garantizar su felicidad, a veces alimentamos en exceso a nuestras mascotas . Y aunque sea un comportamiento motivado por el afecto y la consideración, puede resultar en consecuencias graves para su salud, como afecciones cardíacas, diabetes o artritis.

Es importante evaluar la dieta particular de cada animal junto a un veterinario, pero existen algunas señales simples que pueden indicar que tu querido amigo tiene sobrepeso.

Por ejemplo, los animales que fueron sobrealimentados presentan signos más recurrentes de letargo o desgano. Si bien el cansancio puede ser síntoma de una multitud de cuadros distintos, si tu mascota deja de correr, saltar o jugar con la misma energía que antes, es probable que sea porque tiene algunos (o varios) kilos de más.

Si a tu gato, perro o conejo empieza a resultarle un desafío limpiarse a sí mismo, también puede ser una alarma sobre su estado físico, sobre todo si solía llegar sin esfuerzo a sus partes de difícil acceso. Esto suele ocurrir, además, en casos de artritis y en las últimas etapas de la vida.

 

¿Exceso de peso u obesidad?
El centro veterinario Greencross Vets, de Australia, enseña en una infografía cómo distinguir entre el sobrepeso y la obesidad en los gatos. El sistema es el mismo que en el caso de los perros y es sencillo: si es posible sentir, aunque sea levemente, las vértebras, las costillas y los huesos de la pelvis, si conserva todavía la forma de la cintura y la panza es moderada, seguramente el animal esté excedido de peso pero no sea obeso; en cambio, si ya no se puede sentir la estructura ósea por culpa de la grasa debajo de la piel, si no se puede advertir el contorno de la cintura y el abdomen es prominente, puede considerarse que peligra de convertirse en obeso o que ya lo es.

 
Algunas claves para evitar la sobrealimentación
Como ocurre con los seres humanos, cada animal puede tener necesidades alimentarias diferentes. Un gato diabético o viejo es diametralmente distinto a un gato bebé, y un perro de raza Border Collie debe llevar una dieta distinta a la de un Bulldog francés. Hay que prestar atención al desarrollo de cada mascota para entender cuáles son sus requisitos nutricionales y hablar con el veterinario para analizar lo mejor para su salud.

Además, se debe tener en cuenta que los paquetes de alimento balanceado muestran información genérica sin tener en cuenta las particularidades de cada animal. Según el Banfield Pet Hospital, los datos de las etiquetas pueden diferir hasta en un 25% de lo que realmente representa esa comida para tu gato o tu perro.

Por último, algo que sabemos todos: nunca hay que dejar grandes cantidades de alimento a la merced de las mascotas. Ya sea de tipo balanceado o sobras de una cena casera, los animales no tienden a medir su apetito y pueden ingerir lo que esté a su alcance de forma indiscriminada.

 
 
¿Te gustó esta nota? 
 

Lo que tenés que saber

Más de Tendencias